Archivos de etiquetas: Evaluación continua

Evaluación continua


Evaluación continua

La condición de los pacientes expuestos a venenos podrá cambiar de pronto y sin advertencia.  Deberá reevaluar de modo continuo que los ABC del paciente sean adecuados.  Repita la toma de signos vitales y compárelo con los valores iniciales.  Revise la eficacia de las intervenciones que proporcionó, si su evaluación ha generado la información necesaria sobre la sustancia tóxica, puede ser capaz de anticipar cambios en la condición del paciente.  Si este último consumió una dosis dañina o letal de sustancias venenosas, deberá repetir la evaluación de los signos vitales cada 5 minutos o constantemente, según sea necesario.  Si el paciente se encuentra estable y no hay condiciones amenazantes de vida, reevalúe los signos vitales  cada 15 minutos.  Si el veneno o el nivel de exposición, por ejemplo el número de pastillas que tomo se desconoce, la reevaluación de los cuidados es obligatoria y frecuente.

Evaluación continua – reacciones alergicas


Evaluación continua

El paciente que sufre una posible reacción alérgica debe vigilarse de cerca debido a que el deterioro de la condición del paciente puede ser rápida y fatal.  Debe darse atención especial a cualquier signo de compromiso de la vía aérea, incluido el aumento del trabajo respiratorio, el estridor o la sibilancia.  El nivel de ansiedad del paciente deberá vigilarse, ya que un aumento en éste, es un buen indicador de que es posible que la reacción este avanzando.  Así mismo, observe la piel en busca de signos del estado de choque, incluida la palidez y la diaforesis, lo mismo que el rubor, debido al colapso vascular.  Los signos vitales en serie son importantes para evaluar y el estado de su paciente. Cualquier aumento en la frecuencia respiratoria o cardiaca, o reducción de la tensión arterial, deberá anotarse.

Si administra epinefrina, cual es el efecto?, ha mejorado el estado del paciente?, necesita considerar una segunda dosis?  Quizás deberá aplicar más de una inyección de epinefrina, si observa que el estado mental del paciente empeora, aumenta su dificultad respiratoria o se reduce la tensión arterial.   Asegúrese primero, de consultar con la dirección médica.  Los auto inyectores solo proporcionan una dosis, y un paciente que requiera más de una dosis, deberá contar con más de un inyector.  Deberá tomar los signos vitales de cualquier paciente en condición crítica por lo menos cada cinco minutos.

Evaluación continua – emergencias diabeticas


Evaluación continua

Es importante reevaluar al paciente diabético con frecuencia, para determinar los cambios.  ¿Hay alguna mejoría en el estado mental del paciente? ¿Aún mantiene de forma adecuada los ABC?  ¿Cómo ha respondido a las intervenciones realizadas?  ¿En qué medida se deben modificar o ajustar las intervenciones?

En muchos pacientes con diabetes notara una mejoría marcada con el tratamiento apropiado.  Documente cada evaluación, sus resultados, la hora en que realizó la intervención y cualquier cambio en la condición del paciente.  Base su administración de glucosa en lecturas seriadas si tiene acceso a un glucómetro.  Si no cuenta con él, el deterioro en el estado de conciencia, le indicará la necesidad proporcionar más glucosa.  Recuerde que siempre tendrá en cuenta los protocolos de servicio y las órdenes vigentes para el uso del glucómetro y la administración de glucosa.

Evaluación continua – convulsiones


Evaluación continua

Si se presenta otra convulsión, observe si esta se inicia en una parte focal del cuerpo, es decir, un brazo o una pierna y luego avanza al resto de este.  Lo más importante: evalué el ABC del paciente, sus signos vitales y su estado mental.  Vigile cada pocos minutos el estado mental del paciente para verificar una mejoría progresiva.  Revise si las intervenciones han proporcionado los beneficios que desea.  Por ejemplo: ¿Aún se necesita la cánula nasal?

Evaluación continua – EVC


Evaluación continua

Esta debe concentrarse en tres objetivos principales: reevaluación de los ABC, intervenciones y signos vitales.  Los pacientes que han sufrido un EVC, pueden perder la vía aérea o dejar de respirar sin advertencia.  Es posible que sean necesarias múltiples intervenciones, para estos pacientes.  La eficacia de adjuntos de las vías aéreas, ventilaciones de presión positiva y otros tratamientos, solo puede determinarse a través de la observación inmediata y continúa después de proporcionar la intervención.  Si algo no funciona, pruebe otra cosa.

Ya ha establecido sus signos vitales iniciales en su evaluación, lo mismo que una puntuación en la escala Glasgow del coma.  Ahora es tiempo de comparar la información inicial con la actualizada.  Cualquier cambio puede indicar si el tratamiento es eficaz.  Observe con cuidado si hay cambios en el pulso, la tensión arterial, las respiraciones y la puntuación del ECG.

Evaluación de un paciente de EVC


Evaluación de un paciente de EVC

La evaluación de un paciente en el que se sospecha de EVC, es semejante a la de un paciente que se presenta con otros problemas.  Mantenga su método organizado y siga una rutina preestablecida.  Esto le ayudará a evitar olvidar pasos y le permitirá organizar su informe:

  • Evaluación de la escena
  • Evaluación inicial
  • Historial y examen físico
  • Examen físico detallado
  • Evaluación continua
A %d blogueros les gusta esto: