Archivos de etiquetas: estres

19.7 CONSIDERACIONES MÉDICO LEGALES


19.7 CONSIDERACIONES MÉDICO LEGALES

Los aspectos médico legales y de la atención médica de urgencias, se complican más cuando el paciente pasa por una urgencia de la conducta o psiquiátrica.  No obstante los problemas legales se reducen en gran medida con un paciente con trastornos emocionales que acepta que se le proporcione atención.  Lograr la confianza del paciente, en consecuencia es una tarea crítica para nosotros.

La incapacidad mental puede tomar muchas formas como inconciencia como resultado de hipoxia, alcohol o fármacos, estrés temporal pero grave o depresión.  Una vez que haya determinado que un paciente sufre una afección en su capacidad mental, deberá decidir si requiere de atención médica inmediata de emergencia.  Un paciente con inestabilidad mental puede resistirse a sus intentos para proporcionarle atención, a pesar de ello, no debe dejarlo solo.  Hacerlo podría resultar en daños para el paciente y nos expondría a una acción civil por abandono o negligencia.  En tales situaciones, deberá solicitar al personal de la policía o al familiar directo, enfermera o cuidador, que se encargue del paciente.

Otra razón para solicitar apoyo de la policía, es cuando el paciente se resiste al tratamiento, en este caso, la persona con frecuencia nos amenaza o se vuelve una amenaza para quienes damos cuidados de emergencia.  Las personas violentas o peligrosas deben tomarse bajo custodia de la policía antes de que se le pueda proporcionar la atención de emergencia.

Anuncios

DEFINICIÓN DE EMERGENCIA DE LA CONDUCTA Y PSIQUIÁTRICA


19.3 DEFINICIÓN DE EMERGENCIA DE LA CONDUCTA Y PSIQUIÁTRICA

La conducta es la forma de comportarse o la respuesta de una persona ante una situación determinada. Algunas veces es obvia la respuesta de una persona, que es agredida o golpeada, pudiendo huir, estallar en llanto o contestar el golpe.  En ocasiones es menos claro cuando alguien se deprime por razones muy complejas.

La mayor parte del tiempo, los individuos responden al medio de manera razonable, pero con el transcurso de los años, han aprendido a adaptarse a una diversidad de situación de la vida diaria, incluidos el estrés y las presiones.  Esto se llama ajuste.  Sin embargo, hay momentos en que el estrés es tan grande que los comportamientos normales para ajustarse, no funcionan.  Cuando esto sucede, es posible que cambie la conducta de una persona, aunque solo sea de manera temporal.  La nueva conducta puede no ser apropiada ni “normal”.

La definición de emergencia o crisis de conducta, es cualquier reacción hacia los sucesos que interfieran con las actividades de la vida diaria (AVD), o que se ha vuelto inaceptable para el paciente, su familia o para la comunidad.  Por ejemplo: cuando alguien presente una interrupción de la rutina diaria, como bañarse, vestirse o comer, es probable que su conducta se haya vuelto un problema.  Para esa persona, en ese momento, puede surgir una emergencia de la conducta.  Si la interrupción de la rutina diaria se vuelve recurrente de manera regular, la conducta también se convierte en un problema de salud mental.  Se trata entonces de un patrón, más que de un incidente aislado.

Por ejemplo: una persona que sufre de un ataque de pánico, después de haber tenido un ataque cardiaco, no tiene necesariamente una enfermedad mental; de igual manera, se podría esperar que una persona, a la cual despidan de su trabajo, tenga cierto tipo de reacción, como la tristeza y la depresión.  Estos problemas son sucesos aislados y a corto plazo.  No obstante, una persona que reacciona con un ataque de ira, agrediendo a las personas y a la propiedad y que además se mantiene en un “ataque de furia” durante una semana, ha ido más allá de lo que la sociedad considera un comportamiento apropiado o normal.  Es claro que esa persona presenta una emergencia de conducta.

Por lo general su un patrón anormal o trastornado de la conducta, dura por lo menos un mes, se considera como un asunto de preocupación desde el punto de vista de salud mental.  Por ejemplo: la depresión crónica, desarrolla un sentimiento persistente de tristeza y desesperanza, y puede ser síntoma tanto de un trastorno emocional como de un trastorno físico.  .  Este tipo de problema a largo plazo se consideraría como un trastorno de la salud mental.

Cuando surge una emergencia psiquiátrica, el paciente puede demostrar los siguientes signos: agitación o violencia o convertiste en una amenaza para sí mismo o para otros.  Esto es más grave que una emergencia de la conducta típica que ocasiona una conducta inapropiada o una conducta extrema.  Una amenaza inmediata para la persona implicada o para otros en el área inmediata, incluidos familiares amigos testigos y nosotros, se debe considerar una emergencia psiquiátrica.  Por ejemplo: una persona podría responder a la muerte de su cónyuge con un intento de suicidio, por otra parte, aunque esta es una alteración importante de la vida, no tiene que implicar violencia o amenaza para otras personas,  sin embargo, se considera una emergencia psiquiátrica porque pone en riesgo su vida.  Estas alteraciones pueden tomar muchas formas, no todas implican violencia ni todas son emergencias psiquiátricas.

Historial SAMPLE – emergencias diabeticas


Historial SAMPLE

Haga las siguientes preguntas al paciente diabético comprobado, además de obtener el historial SAMPLE:

  • ¿Toma insulina o cualquier pastilla que reduzca su azúcar sanguíneo
  • ¿Tomó hoy su dosis acostumbrada de insulina o pastillas?
  • ¿Ha comido de manera normal hoy?
  • ¿Tuvo hoy alguna enfermedad o hizo algún ejercicio fuera de lo normal?
  • ¿Ha estado bajo estrés?

Si el paciente ha comido, pero no ha tomado insulina, tiene mayor probabilidad de que se desarrolle una cetoacidosis diabética.  Si el paciente tomó insulina, pero no ha comido es más probable que el problema sea un choque insulínico.  Con frecuencia, un paciente diabético, sabrá lo que le pasa.  Si el paciente no piensa apropiadamente, no habla con claridad o está inconsciente, hágale las mismas preguntas a un familiar o testigo.

Cuando evalúe a un paciente que podría tener diabetes, verifique si cuenta con un símbolo de identificación de emergencias médicas – una tarjeta en la cartera, un collar o brazalete, pregunte al paciente o a un familiar.  Sin embargo recuerde que aunque una persona sea diabética, es posible que la diabetes no sea la causa del problema.  Un ataque cardíaco, un evento vascular cerebral u otra emergencia médica, puede ser la causa.  Por ello, deberá siempre realizar una evaluación concienzuda y cuidadosa, prestando atención a los ABC.  Informe a la dirección médica que está en la escena de una emergencia diabética.

SIGNOS DE ADVERTENCIA DEL ESTRES


 

SIGNOS DE ADVERTENCIA DEL ESTRÉS
Irritabilidad hacia compañeros, familia o amigos
Incapacidad de concentrarse
Dificultad para dormir, sueño creciente o pesadillas
Ansiedad
Indecisión
Sentimiento de culpa
Pérdida del apetito ( problemas gastrointestinales)
Perdida de interés en actividades sexuales
Aislamiento
Perdida de interés en el trabajo
Aumento en el consumo de alcohol
fármaco-dependencia

 

MANEJO DEL ESTRÉS


MANEJO DEL ESTRÉS

Hay muchos métodos para manejar el estrés, algunos son positivos y sanos, otros son perjudiciales y destructivos.  Hoy en día se consumen más de 20 toneladas de ácido acetilsalicílico por día, y los médicos prescriben relajantes musculares, tranquilizantes, y sedantes  más de 90 millones de veces por año.  Aunque estos medicamentos tienen prescripciones correctas, no hacen mucho para combatir el estrés que pueden causar los problemas médicos descritos previamente.

El término “manejo del estrés”, se refiere a las prácticas que han mostrado aliviar o eliminar las reacciones de estrés.  Pueden implicar cambiar algunos hábitos, cambiar de actitud y perseverancia.

ESTRATEGIAS PARA MANEJAR EL ESTRÉS
Cambie o elimine factores estresantes
Cambie de compañero para evitar una personalidad negativa u hostil.
Cambie las horas de trabajo
Trabaje menos horas extras
Cambie de actitud frente al factor estresante
No se obsesione con situaciones frustrantes.
Enfóquese en proporcionar cuidados de buena calidad.
Intente adoptar una posición más relajada
Expanda su entorno de soporte social mas allá de los compañeros de trabajo.
Tenga amigos fuera del entorno del servicio de urgencias.
Minimice la respuesta física al estrés, empleando las siguientes técnicas:
Una respiración profunda para asegurar una respuesta tranquila
Estiramientos periódicos
Respiración lenta y profunda
Ejercicio físico regular
Relajación muscular progresiva

Un indicio sobre el manejo del estrés, procede del hecho de que no es el propio evento, sino la reacción del individuo, lo qué determinara  como forzada los recursos del cuerpo.  Recuerde que estrés se define como cualquier cosa que se percibe como una amenaza para su equilibrio.  El estrés es una innegable e inevitable parte de la vida diaria.  Comprendiendo como lo afecta fisiológica, física y psicológicamente, podremos manejarlo con más éxito.

Dar soporte a los pacientes en situaciones de urgencia es difícil.  Es estresante  para ellos, pero también para nosotros, que somos vulnerable a a todo el estrés que va con nuestra profesión.  Es importante reconocer los signos de estrés de tal forma que no interfieran en nuestro trabajo, vida privada o familiar.  Los signos y síntomas de estrés pueden no ser obvios al principio.  Más bien es posible que sean sutiles y no estén presentes todo el tiempo.

 

ESTRÉS Y NUTRICIÓN


triangulo de nutricion010ESTRÉS Y NUTRICIÓN

Cualquiera puede responder a un estrés físico súbito por un corto plazo.  Si el estrés se prolonga, en especial si la acción física no es una respuesta permitida, el cuerpo puede terminar rápidamente sus reservas.  Esto puede dejarlo agotar sus nutrientes, debilitarlo y más susceptible a la enfermedad.

Las tres fuentes de energía del cuerpo –carbohidratos, grasas y proteínas – son consumidas en grandes cantidades durante el periodo de estrés, más aun si hay una actividad física implicada.  La fuente más rápida de energía es la glucosa, tomada del glucógeno almacenado en el hígado.  Sin embargo,  este abastecimiento dura menos de un día.  La proteína tomada sobre todo de los músculos, es una fuente de combustible, a largo plazo.  Los tejidos pueden usar grasa para obtener energía.  El cuerpo también conserva agua durante periodos de estrés.  Para hacer esto, retiene sodio intercambiándolo, y perdiendo potasio por el riñón.  Otros nutrientes que son susceptibles al agotamiento son las vitaminas y los minerales, que no son almacenados en el cuerpo en cantidades considerables.  Estas incluyen a las vitaminas hidrosolubles B y C y la mayor parte de los minerales.

Como TEM no podemos tener el control de los factores estresantes que afrontamos día a día.  En consecuencia, el estrés en una forma u otra es una parte inevitable de nuestra vida.  Así como estudiaríamos para un examen, vestimos de apropiadamente  para climas extremos o entrenamos para un evento deportivo, debemos prepararnos físicamente para el estrés.  El acondicionamiento físico y la nutrición apropiada, son dos variables sobre las cuales tenemos control absoluto.  Solo con suficiente actividad, los músculos crecerán y retendrán proteínas.  Los huesos no acumularan calcio de manera pasiva;  en respuesta al estrés físico del ejercicio,  almacenan calcio y se vuelven más densos, mas fuertes.  Las comidas regulares bien equilibradas son necesarias para proporcionar los nutrientes, que se necesitan para que nuestro cuerpo tenga combustible.  Pueden ser necesarios los complementos de vitaminas y minerales,  que proporcionan una mezcla equilibrada de todos los nutrientes y asi, complementar una dieta perfectamente equilibrada.

SIGNOS DE ADVERTENCIA DE ESTRÉS Y AMBIENTE DEL TRABAJO


2.6 SIGNOS DE ADVERTENCIA DE ESTRÉS Y AMBIENTE DEL TRABAJO

Ser un TEM es  trabajo de alto estrés.  La comprensión de las causas del estrés y el conocimiento de cómo tratarlas es crítica en función del trabajo, salud, y relaciones interpersonales.  Para evitar que el estrés afecte de manera negativa su vida, tiene que entender qué es, sus efectos fisiológicos, y cómo enfrentarlo desde lo emocional.

El estrés es el resultado de factores de ansiedad o zozobra sobre nuestro bienestar físico y mental.  Dichos factores incluyen situaciones o condiciones emocionales, físicas o ambientales que pueden causar una variedad de respuestas emocionales, físicas y psicológicas.  La respuesta del cuerpo al estrés se inicia con una señal de alarma seguida por una etapa de reacción y resistencia, y luego recuperación o, si el estrés es prolongado, agotamiento.  Esta respuesta en tres etapas se conoce como síndrome general de adaptación.

Las respuestas fisiológicas incluyen la interacción de los sistemas nervioso y endocrino, dando como resultado respuestas físicas y químicas.  Esto se conoce generalmente como la respuesta de lucha o huida.  El estrés positivo, como el ejercicio, así como las formas negativas de este, el trabajo en turnos, largas horas, o la frustración de perder a un paciente, tienen las mismas manifestaciones fisiológicas.  Esta incluye lo siguiente:

  • Aumento de frecuencia respiratoria y cardíaca
  • Aumento de la tensión arterial
  • Dilatación de los vasos venosos cerca de la superficie de la piel (causa piel fría y pegajosa)
  • Dilatación de las pupilas.
  • Tensión muscular
  • Aumento de los niveles de la glucosa.
  • Diaforesis (sudoración excesiva)
  • Disminución del flujo sanguíneo al tracto gastrointestinal.

El estrés también puede tener síntomas físicos como fatiga, cambios de apetito, problemas gastrointestinales, o cefaleas; puede causar insomnio o hipersomnia, irritabilidad, incapacidad de concentración e hiperactividad o hipo actividad.  Además puede manifestarse en reacciones psicológicas, tales como temor,  conducta lerda o no responsiva, depresión, culpabilidad, hipersensibilidad, furia, irritabilidad y frustración.

Adicionalmente la vida agitada que llevamos en la actualidad, al no permitirnos el reposo y recuperación  después de periodos de estrés;  se ha probado que el estrés prolongado o excesivo es un fuerte contribuyente a las cardiopatías, hipertensión, cáncer, alcoholismo y depresión.

Muchas personas son objeto de estrés acumulativo, dando por resultado un problema más grande relacionado con el estrés.  En el ambiente emergencias: SMU, policía, bomberos, y los factores estresantes pueden ser súbitos y más graves.  Algunos eventos son inusualmente estresantes o emocionales, para los estándares de urgencia.  Estos factores estresantes agudos o intensos, dan por resultado lo que se ha conocido como incidente de estrés crítico.

Los eventos que pueden desencadenar un incidente de estrés crítico incluyen los siguientes:

  • Incidente con múltiples víctimas.
  • Lesión grave o muerte reumática de un niño.
  • Colisión provocada por un proveedor de servicios médicos de urgencia cuando responde o vuelve de un servicio, dando como resultado lesiones.
  • Muerte o lesión grave de un compañero de trabajo en cumplimiento del deber.

El trastorno de estrés postraumático (TEPT).  Puede ocurrir después de que se ha experimentado un evento psicológicamente perturbador.  Se caracteriza por la repetición de la experiencia del evento y la respuesta exagerada al estímulo que lo provoco.

El TEPT se conoce a veces por su clasificación como un trastorno mental después del conflicto de Vietnam como la “enfermedad del veterano de Vietnam”.  Las situaciones estresantes en el SME, son a veces psicológicamente agobiantes.  Algunos de los síntomas incluyen, depresión, reacciones de asombro o sobresaltos, fenómenos de visión de imágenes pasadas (flashback) y episodios disociativos (ejemplo: amnesia del evento).

Se ha desarrollado un proceso llamado tratamiento del estrés del incidente crítico (TEIC) para atender situaciones de estrés agudo y disminuir de manera significativa la posibilidad de que se desarrolle el TEPT.  El proceso confronta teóricamente las respuestas al incidente crítico y las desactiva, dirigiéndolo hacia un equilibrio físico y mental.

El TEIC puede ocurrir formalmente, como un resumen para los que estuvieron en la escena.  En esas situaciones, equipos profesionales de TEIC y de la salud mental entrenados deben ser quienes faciliten la sesión a los pares o parejas de trabajo.  Además puede ocurrir un TEIC en una escena en curso en las siguientes circunstancias:

  • Cuando el personal es evaluado sobre signos y síntomas de sufrimiento en reposo.
  • Antes de reingresar a una escena.
  • Durante una desmovilización de la escena, en la cual el personal es educado en relación con los signos de estrés del incidente crítico y recibe un periodo de receso para relajarse antes de partir.

La forma más común de TEIC es la desactivación de los pares, cuando el grupo discute de manera informal eventos que experimentaron juntos.

Estrés Y Nutrición

trriangulo de alimentacion

Cualquiera puede responder a un estrés físico súbito por un corto plazo.  Si el estrés se prolonga, en especial si la acción física no es una respuesta permitida, el cuerpo puede terminar rápidamente sus reservas.  Esto puede dejarlo agotar sus nutrientes, debilitarlo y más susceptible a la enfermedad.

Las tres fuentes de energía del cuerpo –carbohidratos, grasas y proteínas – son consumidas en grandes cantidades durante el periodo de estrés, más aun si hay una actividad física implicada.  La fuente más rápida de energía es la glucosa, tomada del glucógeno almacenado en el hígado.  Sin embargo, este abastecimiento dura menos de un día.  La proteína tomada sobre todo de los músculos, es una fuente de combustible, a largo plazo.  Los tejidos pueden usar grasa para obtener energía.  El cuerpo también conserva agua durante periodos de estrés.  Para hacer esto, retiene sodio intercambiándolo, y perdiendo potasio por el riñón.  Otros nutrientes que son susceptibles al agotamiento son las vitaminas y los minerales, que no son almacenados en el cuerpo en cantidades considerables.  Estas incluyen a las vitaminas hidrosolubles B y C y la mayor parte de los minerales.

Como TEM no podemos tener el control de los factores estresantes que afrontamos día a día.  En consecuencia, el estrés en una forma u otra es una parte inevitable de nuestra vida.  Así como estudiaríamos para un examen, vestimos de apropiadamente para climas extremos o entrenamos para un evento deportivo, debemos prepararnos físicamente para el estrés.  El acondicionamiento físico y la nutrición apropiada, son dos variables sobre las cuales tenemos control absoluto.  Solo con suficiente actividad, los músculos crecerán y retendrán proteínas.  Los huesos no acumularan calcio de manera pasiva; en respuesta al estrés físico del ejercicio, almacenan calcio y se vuelven más densos, más fuertes.  Las comidas regulares bien equilibradas son necesarias para proporcionar los nutrientes, que se necesitan para que nuestro cuerpo tenga combustible.  Pueden ser necesarios los complementos de vitaminas y minerales, que proporcionan una mezcla equilibrada de todos los nutrientes y así, complementar una dieta perfectamente equilibrada.

Sesión del Incidente de estrés Crítico (SIEC)

Podemos ser llamados a atender una situación tan terrible que vamos a encontrar muy difícil responder tal y como fuimos entrenados.  Podemos tener una respuesta negativa inicialmente, inmediata o retrasada.  Si se siente agobiado retroceda y pida apoyo adicional.  Recuerde que si usted tiene esos sentimientos muy seguramente sus compañeros sentirán igual.  Ponga atención en los otros miembros de su equipo.  Confirme que están bajo control y actuando de manera apropiada durante el desastre mayor.

Después de una situación estresante o un desastre, puede haber una caída de ánimo emocional, la cual con frecuencia es pasada por alto.  Sin embargo, puede ser más importante de atender que la respuesta del contacto inicial.  La sesión del Incidente de Estrés Critico es una forma de atender esta fase de caída de ánimo emocional.  Un incidente crítico es cualquier evento que causa ansiedad y estrés mental a los trabajadores de emergencias.  La sesión del incidente de estrés critico SIEC.  Es un programa en el cual se discuten incidentes gravemente estresantes que están relacionados con el trabajo.  Estas discusiones son de estricta confidencialidad dirigidas por otros miembros del equipo de emergencias que están entrenados en el SIEC.  El propósito del SIEC es aliviar las ansiedades y el estrés tanto personal como de grupo.   En algunas oportunidades estos equipos SIEC no han dado los resultados esperados. Por falta de experiencia de sus conductores, es importante que el grupo SIEC sea especializado en manejo de estrés.

Estos equipos SIEC consisten en pares o profesionales de la salud mental.  Usualmente las reuniones se realizan dentro de las 42 -72 horas después de un incidente mayor, estas reuniones pueden necesitar ser repetidas posteriormente, también se puede obtener ayuda llamando a los sistemas de apoyo psicológico telefónico en muchos países.

Manejo del estrés

Hay muchos métodos para manejar el estrés, algunos son positivos y sanos, otros son perjudiciales y destructivos.  Hoy en día se consumen más de 20 toneladas de ácido acetilsalicílico por día, y los médicos prescriben relajantes musculares, tranquilizantes, y sedantes más de 90 millones de veces por año.  Aunque estos medicamentos tienen prescripciones correctas, no hacen mucho para combatir el estrés que pueden causar los problemas médicos descritos previamente.

El término “manejo del estrés”, se refiere a las prácticas que han mostrado aliviar o eliminar las reacciones de estrés.  Pueden implicar cambiar algunos hábitos, cambiar de actitud y perseverancia.

ESTRATEGIAS PARA MANEJAR EL ESTRÉS

Cambie o elimine factores estresantes
Cambie de compañero para evitar una personalidad negativa u hostil.
Cambie las horas de trabajo
Trabaje menos horas extras
Cambie de actitud frente al factor estresante
No se obsesione con situaciones frustrantes.
Enfóquese en proporcionar cuidados de buena calidad.
Intente adoptar una posición más relajada
Expanda su entorna de soporte social más allá de los compañeros de trabajo.
Tenga amigos fuera del entorno del servicio de urgencias.
Minimice la respuesta física al estrés, empleando las siguientes técnicas:
Una respiración profunda para asegurar una respuesta airada
Estiramientos periódicos
Respiración lenta y profunda
Ejercicio físico regular
Relajación muscular progresiva

Un indicio sobre el manejo del estrés, procede del hecho de que no es el propio evento, sino la reacción del individuo, lo que determinara como forzada los recursos del cuerpo.  Recuerde que estrés se define como cualquier cosa que se percibe como una amenaza para su equilibrio.  El estrés es una innegable e inevitable parte de la vida diaria.  Comprendiendo como lo afecta fisiológica, física y psicológicamente, podremos manejarlo con más éxito.

Dar soporte a los pacientes en situaciones de urgencia es difícil.  Es estresante para ellos, pero también para nosotros, que somos vulnerable a a todo el estrés que va con nuestra profesión.  Es importante reconocer los signos de estrés de tal forma que no interfieran en nuestro trabajo, vida privada o familiar.  Los signos y síntomas de estrés pueden no ser obvios al principio.  Más bien es posible que sean sutiles y no estén presentes todo el tiempo.

SIGNOS DE ADVERTENCIA DE ESTRES

Irritabilidad hacia compañeros, familia o amigos
Incapacidad de concentrarse
Dificultad para dormir, sueño creciente o pesadillas
Ansiedad
Indecisión
Sentimiento de culpa
Pérdida del apetito ( problemas gastrointestinales)
Perdida de interés en actividades sexuales
Aislamiento
Perdida de interés en el trabajo
Aumento en el consumo de alcohol
farmacodependencia

 

Cambios en el estilo de vida

Nuestro bienestar es de vital importancia para las operaciones del SMU.  La eficacia y eficiencia con las que hacemos nuestro trabajo depende de nuestra habilidad para estar en buena forma y evitar el riesgo de una lesión personal.

El agotamiento es un estado de fatiga crónica y de frustración como resultado de la acumulación de estrés en el tiempo.

Para evitar el agotamiento es necesario estar en buenas condiciones físicas y mentales.  Debemos estar consientes de los peligros potenciales en los rescates y en la atención medica de emergencias.  También debemos aprender el cómo evitar o prevenir lesiones y/o enfermedades.

Nutrición

Para funcionar de manera adecuada debemos comer alimentos nutritivos.  Los alimentos son el combustible que nos mantiene funcionando. El ejercicio físico y el estrés, que forman parte de nuestro trabajo requieren de un alto gasto de energía.  Si no tenemos lista una fuente de combustible, nuestro funcionamiento puede ser menos que satisfactorio.  Esto puede ser muy peligroso, para nosotros mismos, nuestros compañeros o pacientes.  Por lo tanto es muy importante que sigamos las reglas de una buena nutrición.

Los dulces y las bebidas gaseosas contienen azúcar.  Los alimentos se absorben rápidamente y se convierten en combustible para el cuerpo.  Pero los azucares simples también estimulas la producción de insulina reduciendo los niveles de glucosa en la sangre.   En algunas personas, comer azúcar en abundancia puede en realidad dar por resultado niveles más bajos de energía.

Los carbohidratos complejos siguen a los azucares simples en su capacidad de producir energía, Los carbohidratos complejos como la pasta, el arroz y las verduras, están entre las fuentes más seguras y confiables para producción de energía a largo plazo.  Sin embargo algunos carbohidratos tardan horas para convertirse en un combustible utilizable para el cuerpo.

Las grasas también se convierten con facilidad en energía, pero comer demasiada grasa puede conducir a la obesidad, cardiopatías y otros problemas de salud a largo plazo.  Las proteínas de la carne, pescado, pollo, frijoles y queso tardan varias horas en convertirse en energía.

Llevemos siempre con nosotros, una provisión individual de alimento de alta energía para ayudar a mantener los niveles adecuados de energía que necesitamos.

Después de una comida abundante, la sangre que es necesaria para el proceso de la digestión no está disponible para otras actividades, y nos vamos a sentir somnolientos.

También debemos estar seguros, de mantener una ingestión adecuada de agua la hidratación es importante para el correcto funcionamiento.  Los líquidos pueden ser fácilmente recuperados bebiendo cualquier líquido no alcohólico y no cafeinado.  El agua es en general, el mejor liquido disponible.  El cuerpo la absorbe más rápidamente que cualquier otro.

Evite líquidos que contengan altos niveles de azúcar, estos pueden de hecho, hacer más lenta la velocidad de absorción de líquidos por el cuerpo, y causar malestar abdominal.  Una señal de hidratación adecuada es la micción frecuente.  Cuando la orina tiene un color amarillo oscuro nos indica deshidratación.

Ejercicio y relajación

Un programa regular de ejercicios aumentara los beneficios de mantener una buena nutrición.

Cuando estamos en buena condición física podemos manejar el estrés con más facilidad.

Un programa recular de ejercicios aumentara nuestra fuerza y resistencia.  Podemos probar con el gimnasio tres veces a la semana, o con ir a nadar o caminar cada día.

También pude practicar, técnicas de relajación, meditación.

Equilibrar trabajo, familia y salud

Como TEM-B, será llamado con regularidad a asistir a un enfermo o lesionado en cualquier hora del día o de la noche y a menudo pueden ser llamados lejos de la familia o amigos durante actividades sociales.  Es posible que se requiera que los trabajadores de turno estén separados de sus seres queridos por periodos prolongados.  Nunca debemos permitir que nuestro trabajo interfiera excesivamente con nuestras necesidades.  Debemos encontrar un equilibrio entre el trabajo y la familia; es importante asegurar la disposición de tiempo para relajarnos con la familia y amigos.

Es importante tener claro que con frecuencia nuestros amigos o familia no entienden es estrés causado por nuestro trabajo.  Como resultado de una “mala llamada” puede suceder que no estemos en buena disposición de salir a cine o asistir a algún evento que se ha venido planeando por algún tiempo.  En esas situaciones, un equipo de incidente de estrés crítico, puede ayudarnos a solucionar estos problemas.

Cuando sea posible debemos cambiar nuestra programación para darnos un descanso.  Si nuestra unidad nos permite movernos de delegación en delegación, promueva su rotación para reducir o variar el volumen de llamadas.  Tome vacaciones para favorecer su buena salud, en forma tal que sea capaz de responder de manera adecuada la siguiente vez que sea requerido.  Si en algún punto siente que el estrés del trabajo es más del que puede manejar, busque ayuda.  Quizás quiera exponer su estrés informalmente con su familia o colegas del trabajo; la ayuda de un equipo más experimentado puede ser invaluable.  También podrá desear obtener ayuda de consejeros pares, u otros profesionales.  La busca de ayuda no nos hacer ver débiles ante los ojos de otros.  Por el contrario, demuestra que está en control de su vida.

A %d blogueros les gusta esto: