Archivos de etiquetas: enfermedad pulmonar obstructiva crónica EPOC

11.VOCABULARIO VITAL


11.VOCABULARIO VITAL

Alérgeno: sustancia que causa una reacción alérgica.

Asma: enfermedad de los pulmones en la cual, el espasmo muscular en los pequeños conductos respiratorios y la producción de grandes cantidades de moco con edema del recubrimiento de la vía aérea, da como resultado la constricción de la vía aérea.

Bronquitis: inflamación aguda o crónica del pulmón, que podría dañar el tejido pulmonar; por lo general asociada con tos y producción de esputo.

Bronquitis crónica: irritación de los conductos pulmonares, ya sea por enfermedad infecciosa o por irritantes como el humo.

Crepitación: sonidos respiratorios como crujidos y cascabeleo, que señala la presencia de líquido en los espacios aéreos de los pulmones.

Crup o laringotraqueobronquitis: enfermedad infecciosa del sistema respiratorio superior, que puede causar una obstrucción parcial de la vía aérea y se caracteriza por tos semejante a un ladrido, que por lo general se observa en los niños.

Difteria: enfermedad infecciosa del sistema respiratorio en la cual se forma una membrana que recubre la faringe; este recubrimiento puede obstruir gravemente el paso del aire haca la laringe.

Disnea: falta de aire o dificultad para respirar.

Dolor pleurítico en el pecho: dolor agudo y punzante en el pecho que empeora con la respiración profunda u otros movimientos de la pared del tórax; con frecuencia es producto de una inflamación de la pleura.

Edema pulmonar: acumulación de líquido en los pulmones, por lo general como resultado de la insuficiencia cardiaca congestiva.

Efusión pleural: acumulación de líquido entre el pulmón y la pared del tórax, que puede comprimir al pulmón.

Embolia pulmonar: coágulo sanguíneo que se desprende de una vena grande y viaja a través de los vasos, causando la obstrucción del flujo sanguíneo.

Émbolo: coágulo sanguíneo u otra sustancia en el sistema circulatorio que viaja hacia un vaso sanguíneo donde causa bloqueo.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica EPOC: proceso lento de la dilatación y disrupción de la vía aérea y los alveolos, causado por una obstrucción bronquial crónica.

Enfisema: enfermedad pulmonar en la cual presenta dilatación extrema y destrucción final de los alveolos pulmonares, con un intercambio podre de oxígeno y dióxido de carbono; es una forma de la enfermedad pulmonar crónica obstructiva EPOC.

Epiglotitis: enfermedad infecciosa en la cual la epiglotis se inflama y agranda, puede causar obstrucción de la vía aérea superior.

Estimulo hipòxico: sistema de apoyo para controlar las respiraciones, cuando caen los niveles de oxígeno.

Estridor: sonido áspero, agudo y semejante a un ladrido, que se produce al inspirar y se escucha con frecuencia en la obstrucción laríngea aguda (vía aérea superior)

Hiperventilación: respiración rápida o profunda que reduce los niveles de dióxido de carbono por debajo de lo normal.

Hipoxia: padecimiento en el cual, las células y los tejidos del cuerpo, carecen de suficiente oxígeno.

Neumonía: enfermedad infecciosa pulmonar que daña el tejido del pulmón.

Neumotórax: acumulación parcial o completa de aire en el espacio pleural.

Resfriado común: infección viral que por lo general se asocia con la inflamación de las membranas mucosas nasales y a la producción de líquido en los senos nasales.

Retención de dióxido de carbono: padecimiento caracterizado por un nivel crónico elevado de dióxido de carbono en la sangre, en el cual, el centro respiratorio ya no responde a los niveles sanguíneos de este compuesto.

Roncantes: sonidos roncos de la respiración en pacientes con moco crónico en la vía aérea.

Sibilancia: sonido respiratorio agudo, semejante a un silbido, que se escucha en forma característica en los pacientes con asma o con EPOC, al expirar.

Síndrome respiratorio agudo grave SARS: infección viral potencialmente mortal que casi siempre se inicia con síntomas de tipo influenza.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica


Enfermedad pulmonar obstructiva crónica

11-7-030

La Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), es un padecimiento pulmonar común que afecta del 10 al 20% de la población adulta, es el final de un proceso lento, que a lo largo de varios años, resulta en la disrupción de la vía aérea, los alvéolos y los vasos sanguíneos pulmonares.  El proceso mismo, puede ser el resultado de un daño directo en los pulmones y la vía aérea, debido a infecciones repetidas o inhalación de agentes tóxicos como gases y partículas industriales, pero con gran frecuencia es el resultado de fumar cigarrillos.  Aunque es bien sabido que el tabaco es la causa directa del cáncer pulmonar, su papel en el desarrollo del EPOC es todavía más significativo y no se le ha dado la difusión adecuada.

El humo del tabaco, es por sí mismo un irritante bronquial y puede crear bronquitis crónica, una irritación continua de la tráquea y los bronquios.

Con la bronquitis, se produce de manera constante un exceso de moco, el cual obstruye la vía aérea pequeña y los alveolos.  Además se destruyen células protectoras y los mecanismos pulmonares que eliminan las partículas extrañas, lo cual debilita aún más la vía aérea.  Los problemas crónicos de oxigenación también pueden conducir a una insuficiencia del lado derecho del corazón y a la retención de líquidos, como edema en las extremidades inferiores.

La neumonía se desarrolla con facilidad cuando los pasajes se obstruyen de manera persistente.  En última instancia, los episodios repetidos de irritación y neumonía ocasionan cicatrización pulmonar y cierta dilatación de los alveolos obstruidos, lo cual conduce al EPOC.

Otro tipo de EPOC se denomina enfisema, el cual consiste en la pérdida del material elástico en torno a los espacios aéreos, como resultado del estiramiento crónico de los alveolos, cuando la inflamación en los conductos respiratorios obstruye la expulsión fácil de los gases.  Fumar también puede destruir directamente la elasticidad del tejido pulmonar.  En forma normal, los pulmones actúan como un globo esponjoso que se infla; una vez que se, se retirarán de modo natural, debido a su naturaleza elástica, expulsando el gas con rapidez.  No obstante, cuando se obstruyen de manera continua o cuando la elasticidad del “globo” se reduce, el aire ya no se expulsa con rapidez y con el tiempo las paredes de los alveolos se destruyen y dejan grandes “hoyos” en el pulmón que semejan una gran bolsa de aire o cavidad.  Este padecimiento se denomina enfisema.

La mayoría de los pacientes con EPOC, posee elementos de ambos, como la bronquitis y el enfisema.  Algunos pacientes tendrán más elementos de una afección que de la otra; pocos tendrán solo enfisema o bronquitis.  En consecuencia la mayoría de pacientes con EPOC, producirán esputo y tendrá tos en forma crónica, además de tener dificultad para expulsar el aire de sus pulmones, con largas fases de espiración y sibilancia.  Estos pacientes se presentan con sonidos respiratorios anormales como estertores agudos, crepitación, ronquera y sibilancia.

11. EMERGENCIAS RESPIRATORIAS


11. EMERGENCIAS RESPIRATORIAS

La sensación de la falta de aire o de la dificultad respiratoria (disnea), es una queja que encontramos frecuentemente.  Es un síntoma de muchas enfermedades diferentes, desde un resfriado común y asma, hasta la insuficiencia cardiaca o la embolia pulmonar, incluso en el medio hospitalario, para los médicos es difícil determinar la causa de la disnea.  Varios padecimientos pueden contribuir de forma simultánea dando como consecuencia la disnea del paciente, algunos tan graves, que pueden llevarlo incluso a la muerte.  No obstante, y pesar de no tener un diagnóstico definitivo, es posible salvaguardar su vida.

Debemos conocer de forma elemental la fisiología pulmonar y las causas que impiden la función adecuada y que originan la disnea, entre ellos edema pulmonar, enfermedad pulmonar obstructiva crónica EPOC y asma.

Debemos aprender los signos y síntomas de cada padecimiento, teniendo en cuenta la variedad de padecimientos médicos al realizar el historial.  La informacion que reúna ayudara a decidir el tratamiento adecuado, el cual puede diferir, dependiendo de la causa dela disnea.

Recuerde que la sensación de la falta de aire puede ser aterradora, sin importar su causa.  Como TEM, debemos estar preparados para tratar no solo los síntomas y el problema subyacente, sino también la ansiedad que esto produce.

A %d blogueros les gusta esto: