Archivos de etiquetas: dosis

10. Vocabulario vital


Vocabulario vital

Absorción: proceso por el cual los medicamentos viajan por medio de los tejidos del cuerpo al torrente sanguíneo.

Acción: efecto terapéutico de un medicamento

Ácido acetilsalicílico (aspirina o ASA): medicamento antipirético (reduce la fiebre), analgésico (disminuye el dolor), antiinflamatorio (reduce la inflamación) e inhibidor potente de la agregación de plaquetas (antiagregante plaquetario).

Adsorción: proceso de unirse o adherirse a una superficie.

Carbón activado: medicamento oral que atrapa y absorber las toxinas ingeridas en el tracto gastrointestinal, como tratamiento en algunos envenenamientos y sobre dosis de medicamentos.  El carbón se muele hasta formar un polvo muy fino que proporciona la mayor área de superficie posible, para unir los medicamentos que se tomanron por vía oral, se lleva en la unidad SMU.

Contraindicaciones: condiciones que hacen que un medicamento o tratamiento en particular sean inadecuados, por ejemplo: un padecimiento en el cual un medicamento no debe administrarse porque no ayudará e incluso podría dañar al paciente.

Dosis: cantidad de medicamento que se administra con relación a la talla y edad del paciente.

Efectos secundarios: cualquier efecto de un medicamento ajeno al deseado.

Epinefrina: medicamento que incrementa la frecuencia cardiaca y la tensión arterial, pero también mejora problemas respiratorios al reducir el tono muscular del árbol bronquial.

Farmacología: rama de la medicina que se encarga del estudio de las propiedades y los efectos delos medicamentos.

Gel: sustancia semilíquida que se administra por vía oral en forma de capsula o por medio de tubos plásticos.

Glucosa oral: azúcar simple que se absorbe con facilidad en el torrente sanguíneo; se lleva en la unidad SMU.

Hipoglucemia: nivel anormalmente bajo de glucosa en la sangre.

Indicaciones: usos terapéuticos para un medicamento explícito.

Inhalación: respirar un gas hacia el interior de los pulmones; una vía de administración de medicamentos.

Inhalador de dosis medida IDM: recipiente miniatura de spray con el cual pueden inhalarse gotitas o partículas de medicamento.

Intraóseo IO: en el interior del hueso; una vía de administración de fármacos.

Inyección intramuscular IM: inyección aplicada en un musculo; una vía de administración de medicamentos.

Inyección intravenosa IV: inyección que se aplica directamente en una vena; una vía de administración de medicamentos.

Inyección subcutánea SC: inyección que se aplica en el tejido entre la piel y el musculo; vía de administración de medicamentos.

Medicamentos de prescripción: los fármacos que solo los farmacéuticos distribuyen a los pacientes de acuerdo con la orden de un médico (receta)

Medicamentos que no requiere receta MQNR: son fármacos que pueden adquirirse de manera directa sin prescripción para el paciente.

Medicamentos tópicos: lociones, cremas y ungüentos, que se aplican en la superficie de la piel y afectan solo esa área; vía de aplicación de medicamentos.

Medicamentos transdérmicos: fármacos diseñados para absorberse por medio de la piel (transcutaneamente).

Nitroglicerina: medicamento que incrementa la perfusión cardiaca, al causar que las arteria se dilaten: debe tener la autorización de la dirección médica para ayudar al paciente a auto administrársela.

Nombre comercial: nombre de marca que le da el fabricante a un fármaco; se escribe con mayúscula.

Nombre genérico: nombre químico original de un medicamento (en contraste con uno de sus “nombres comerciales”); este nombre se escribe con minúscula.

Oral: por la boca; vía de administración de medicamentos.

Oxígeno: gas que necesitan todas las células, para el metabolismo; el corazón y el cerebro en especial, no pueden funcionar sin él.

Polifarmacia: el uso de múltiples medicamentos tomados de manera regular.

Solución: mezcla líquida que no puede separarse por filtración ni al dejar la mezcla en reposo.

Sublingual SL: debajo de la lengua; vía de administración de medicamentos.

Suspensión: mezcla de partículas molidas que se distribuyen de manera homogénea en un líquido que no se disuelven.

Transcutánea: por medio de la piel; vía de administración de medicamentos con efecto sistémico.

Vía oral VO: por medio de la boca; vía de administración de medicamentos, lo mismo que la oral.

Vía rectal VR: por medio del recto; vía de administración de fármacos.

10.6 PASOS GENERALES PARA LA ADMINISTRACIÓN DE MEDICAMENTOS


10.6 PASOS GENERALES PARA LA ADMINISTRACIÓN DE MEDICAMENTOS

Como TEM debemos familiarizarnos con los cinco pasos indicados para la administración de cualquier medicamento a un paciente:

  1. Obtener la autorización de la dirección médica. Deberán darle esta orden de manera directa, por medio de la dirección médica en línea por teléfono o radio. O puede ser indirecta, mediante los protocolos que contienen órdenes vigentes, autorizadas por el responsable sanitario para la administración de ciertos medicamentos.  Por ejemplo: su sistema médico de emergencia puede usar un protocolo que describa la manera en que el director médico desea que maneje a un paciente que presente dificultad respiratoria; parte de este protocolo puede incluir el empleo de una mascarilla con bolsa reservorio no recirculante, para proporcionar oxígeno a dicho paciente, al 15  L/min.  Puede proceder así sin llamar a la dirección médica en línea, si el paciente cumple con los criterios del protocolo.
  2. Verificar el fármaco y la prescripción adecuada. Reciba y confirme la orden para proporcionar el medicamento y compruebe que el paciente aún es  candidato para ese fármaco.  Debe asegurarse de que el medicamento que está a punto de administrar, sea el correcto.  Lea con cuidado a etiqueta.  Si es el medicamento del paciente el frasco debe mostrar el nombre comercial o genérico.  Si tiene cualquier pregunta, comuníquese en línea con la dirección médica y verifique que el fármaco pertenezca al paciente y no a un amigo o pariente.  Nunca debe administrar al paciente un medicamento prescrito para otra persona.
  3. Verifique la presentación, dosis y vía de administración. Confirme su orden y verifique que el medicamento sea el correcto para administrarlo.  Ahora debe corroborar que la presentación del medicamento, su dosis y vía concuerdan con la orden que recibió.  Por ejemplo: suponga que le piden administrar al paciente una tableta sublingual de nitroglicerina, y el frasco de tabletas de nitroglicerina del paciente está vacío, pero tiene otro frasco del mismo medicamento; que debe deglutirlas cuatro veces al día, la presentación y la vía de administración son diferentes de la orden que recibió, entonces, no debe sustituir las cápsulas con las tabletas sin indicaciones específicas de la dirección médica.
  4. Revise la fecha de caducidad y la condición del medicamento. El último paso, antes de administrar un fármaco, es asegurarse de que la fecha de caducidad continúa vigente, tanto los medicamentos de prescripción como los MQNR o sin prescripción, deben tener una fecha de vencimiento o caducidad en sus etiquetas, siempre revíselas.  Si no logra encontrar ninguna fecha, deberá examinar el fármaco con detenimiento.  Además si encuentra coloración, turbiedad o partículas suspendidas en un medicamento líquido, no lo utilice.  Si un paciente con asma le da un DM y su fecha de caducidad está borrosa, no lo utilice.
  5. Reevalúe los signos vitales. En especial la frecuencia cardiaca y la tensión arterial, por lo menos cada cinco minutos o antes, si la condición del paciente así lo amerita.
  6. Documente. Recuerde la primera regla del sistema médico de emergencias, el trabajo no ha terminado hasta que se termina el papeleo”. Una vez que se administran los medicamentos, debe anotar sus efectos y la respuesta del paciente. Esto incluye la hora en que administró el medicamento y su nombre, la dosis y la vía de administración.  La condición del paciente: mejoro, empeoro o no hubo cambios y si tuvo algún efecto secundario.   La segunda regla del Sistema médico de emergencias es “si no lo anoto, no sucedió”.  Si en cualquier momento se pusiere en duda su desempeño, los formatos de registro de su institución, serán su mejor defensa.

Además de obtener la autorización para administrar un medicamento, debe corroborar la orden en línea, lo cual significa que deberá repetirle a la dirección médica, el nombre del medicamento, la dosis a administrar y la vía de administración, verificar la indicación le ayudará a reducir las probabilidades de cometer un error en la administración de los medicamentos.

A continuación deberá reconfirmar, que el paciente pueda tolerar el medicamento, por ejemplo: suponga que recibió y verificó la orden de proporcionar una tableta sublingual de nitroglicerina a un paciente con una afección cardiaca, sin embargo mientras recibe la orden, el paciente comienza a sudar de manera profusa y disminuye su capacidad de respuesta, además, una nueva lectura de su tensión arterial registra 80/60 mm Hg.  Entonces, de acuerdo con sus conocimientos sobre la nitroglicerina, decide no administrar el medicamento y en lugar de ello notifica a la dirección médica los cambios de conducta del paciente y pide indicaciones adicionales.

Por último, si el paciente presenta dolor precordial “justo como mi otro ataque cardiaco”, debe aplicarle oxígeno, pero tendrá que llamar a la dirección médica o seguir los protocolos vigentes antes de ayudar al paciente en la administración de nitroglicerina.

Conocer, comprender y respetar los protocolos locales bajo los cuales trabaja es absolutamente esencial.

10.2 CÓMO FUNCIONAN LOS MEDICAMENTOS


10.2 CÓMO FUNCIONAN LOS MEDICAMENTOS

La farmacología es la ciencia de los fármacos, incluyendo sus ingredientes, preparaciones, usos y acciones en el organismo.  Aunque los términos “fármaco” y “medicamento” se usan como sinónimos, el término fármaco puede hacer pensar a algunas personas en narcóticos o sustancias ilegales, por esta razón, debe usar la palabra “medicamento”, en especial cuando entreviste a los pacientes y sus familiares.  En términos generales un medicamento es una sustancia química que se usa para tratar o prevenir enfermedades o aliviar el dolor.

En la mayoría de las legislaciones de cada país, se tienen estas dos definiciones:

  1. Medicamentos: toda substancia o mezcla de sustancias de origen natural o sintético que tenga efecto terapéutico, preventivo o rehabilitatorio, que se presente en forma farmacéutica y se identifique como tal por su actividad farmacológica, características físicas, químicas y biológicas.
  2. Fármaco: toda sustancia natural, sintética o biológica que tenga alguna actividad farmacológica y que se identifique por sus propiedades físicas, químicas o acciones biológicas que no se presente en forma farmacéutica y que reúna las condiciones para ser empleada como medicamento o ingrediente de un medicamento.

La dosis es la cantidad de medicamento que se administra, esta depende del peso y edad del paciente; adultos y niños reciben cantidades diferentes del mismo medicamento.  También depende de la acción deseada del medicamento.

La acción es el efecto terapéutico que se espera tenga el medicamento en el cuerpo.  Por ejemplo, la nitroglicerina relaja las paredes de los vasos sanguíneos y puede dilatar las arterias.  Esto incrementa el flujo sanguíneo y por lo tanto, la provisión de oxigeno hacia el musculo cardiaco; de esta manera la nitroglicerina alivia el dolor opresivo que se presenta con la afección cardiaca denominada angina.  En consecuencia la nitroglicerina está indicada para el dolor precordial asociado con angina.

Las indicaciones son las razones o condiciones por las cuales se administra un medicamento determinado.

Hay otras ocasiones en las que no se debe administrar un medicamento al paciente, aun si esta indicado para su padecimiento.  Tales situaciones se denominan contraindicacionesUn medicamento está contraindicado cuando es posible que dañe al paciente o que no tenga efectos positivos sobre su afección, por ejemplo: administrar carbón activado, está indicado cuando un paciente ha ingerido veneno; casi siempre, el carbón activado, disuelto previamente en agua, se emplea para evitar que el cuerpo absorba un veneno, no obstante, el carbón activado estaría contraindicado si el paciente estuviera inconsciente o incapaz de deglutir.

Los efectos secundarios son cualquier acción de un medicamento que no sean las deseadas. Estos pueden ocurrir incluso cuando el medicamento se aplica de manera adecuada, por ejemplo: administrar epinefrina a un paciente que presenta una reacción alérgica grave, puede dilatar sus bronquiolos y reducir la sibilancia, no obstante, dos efectos secundarios de la epinefrina son: la estimulación cardiaca y la constricción de las arterias, lo cual podría elevar la frecuencia cardiaca y la tensión arterial del paciente.  Estos efectos secundarios son predecibles, otros no lo son.

A %d blogueros les gusta esto: