Archivos de etiquetas: Dolor agudo de pecho

Embolia pulmonar


Embolia pulmonar

11-12038

Un émbolo, es cualquier cosa en el sistema circulatorio, que se mueva desde su punto de origen hasta un sitio distante y se aloje ahí, obstruyendo el flujo sanguíneo en esa área.  Más allá del punto de obstrucción, la circulación puede cortarse por completo o por lo menos reducirse de modo significativo, lo cual puede producir un padecimiento grave y mortal.  Los émbolos pueden ser fragmentos de coágulos sanguíneos en una arteria o vena que se desprenden y viajan por el torrente sanguíneo.  También pueden ser cuerpos extraños que entran a la circulación, como una bala o una burbuja de aire.

Una embolia pulmonar, es el paso de un coágulo sanguíneo formado en las venas, por lo general en las piernas o en la pelvis, que se desprende y circula por el sistema venoso.  El coágulo grande pasa a través del lado derecho del corazón y, a la arteria pulmonar, donde se aloja reduciendo de manera significativa el flujo sanguíneo.

Aunque el pulmón participa de manera activa en la inhalación y exhalación de aire, no tiene lugar ningún intercambio de dióxido de carbono, en las áreas de flujo sanguíneo bloqueado, porque no hay circulación efectiva.  En esta circunstancia, el nivel de dióxido de carbono arterial por lo general se eleva y el nivel de oxígeno puede caer lo suficiente para causar cianosis.  Más importante aún, los coágulos sanguíneos pueden inhibir la circulación y provocar disnea significativa.

Los émbolos pulmonares pueden producirse como resultado del daño en el recubrimiento de los vasos, una tendencia de la sangre a coagularse con rapidez desusada o con mayor frecuencia, debido al flujo sanguíneo lento en una extremidad interior.  El flujo sanguíneo lento en las piernas, por lo general se origina debido al reposo crónico en cama, el cual puede conducir al colapso de las venas.  Los pacientes cuyas piernas están inmovilizadas después de una fractura o por cirugía reciente, se encuentran en riesgo de émbolos pulmonares durante días o semanas después del incidente.  Es raro que los émbolos pulmonares se originen en personas activas y sanas.

Aunque son bastante comunes, las embolias pulmonares son difíciles de diagnosticar.  Aproximadamente el 10% son fatales de forma inmediata, pero la mayoría de las veces, el paciente nunca las nota.  Los signos y síntomas, cuando se presentan, incluyen lo siguiente:

  • Disnea
  • Dolor agudo de pecho
  • Hemoptisis (toser sangre)
  • Cianosis
  • Taquipnea
  • Grados variables de hipoxia

Si el émbolo es lo bastante grande, la obstrucción completa y repentina de la salida del flujo sanguíneo del lado derecho del corazón puede producir  muerte súbita.

A %d blogueros les gusta esto: