Archivos de etiquetas: Disnea

Signos y síntomas – lesiones del tórax


Signos y síntomas

Los signos y síntomas de las lesiones del tórax incluyen:

  • Dolor en el sitio de la lesión
  • Dolor localizado , que es agravado por la respiración o si incremento
  • Contusión de la pared del tórax
  • Crepitación con la palpación del tórax
  • Cualquier lesión penetrante del tórax
  • Disnea
  • Hemoptisis
  • Falta de expansión normal con la inspiración de uno o ambos lados del tórax.
  • Pulso rápido, débil y baja tensión arterial después de experimentar un traumatismo de tórax
  • Cianosis alrededor de los labios o en las uñas.

Después de una lesión de tórax, cualquier cambio en la respiración normal, es un signo particularmente importante.  Un adulto sano, no lesionado, suele ventilar de 12 a 20 veces por minuto sin dificultad y sin dolor.   El pecho debe elevarse y descender en forma simétrica con cada ventilación.  Las respiraciones con una frecuencia menor de 12/min o mayor de 10/min, pueden indicar respiración inadecuada.  Los pacientes con lesiones de tórax a menudo tienen taquipnea o respiraciones rápidas, y respiraciones superficiales, debido al dolor causado al tomar una inspiración profunda.  Note que es posible que el paciente este haciendo intentos de respirar, pero de hecho no está moviendo aire.

Los traumatismos de la pared torácica, como heridas succionantes del tórax o tórax inestable, pueden interferir con la actividad efectiva de mover el aire.  Verifique la frecuencia respiratoria y vea si en realidad hay movimiento de aire en la boca, en la nariz o en ambos sitios.

Como sucede con cualquier otra lesión, el dolor, la hipersensibilidad es común en el punto de impacto, como resultado de una contusión o fractura.  El dolor suele ser agravado por el proceso normal de la respiración.  La irritación o el daño de las superficies pleurales, causan un dolor agudo o punzante con cada respiración, cuando estas superficies lisas se deslizan normalmente entre sí.  Este dolor agudo se llama dolor pléurico o pleuresía.

En un paciente lesionado, la disnea tiene varias causas, que incluyen obstrucción de la vía aérea, lesión de la pared torácica, expansión inapropiada del tórax por pérdida del control normal de la respiración o compresión del pulmón por acumulación de sangre o de aire en la cavidad torácica.  La disnea en un paciente lesionado indica un potencial de deterioro de la función pulmonar; se requiere un soporte inmediato y enérgico con alta concentración de oxígeno y ventilación con transporte inmediato.

La hemoptisis, escupir o toser con sangre, suele indicar que le pulmón, o la vía respiratoria han sido lesionados.  Con una laceración del tejido pulmonar, puede entrar sangre a las vías bronquiales y se expectora a exterior cuando el paciente trata de despejar la va aérea.

Un pulso rápido, débil y baja tensión arterial, son los signos principales del choque hipovolémico, que puede ser el resultado de hemorragias extensas en estructuras laceradas dentro de la cavidad torácica, donde están situados el corazón, y los grandes vasos.  El choque después de una lesión, también puede ser el resultado de una oxigenación deficiente de la sangre por pulmones que funcionan incorrectamente.

La cianosis en un paciente con lesión de tórax es un signo de respiración inadecuada.  El aspecto clásico azul o gris cenizo, alrededor de los labios y uñas, indica que la sangre no está siento suficientemente oxigenada.  Los pacientes con cianosis son incapaces de proporcionar un aporte suficiente de oxigenación a la sangre a través de los pulmones, requieren de una oxigenación constante y ventilación inmediata.

Muchos de estos signos y síntomas, ocurren simultáneamente.  Cuando cualquiera de ellos se desarrolla como resultado de una lesión de tórax, el paciente requiere de atención hospitalaria inmediata.  Recuerde que la principal razón de la preocupación en un paciente con una lesión del tórax, es el hecho de que su cuerpo no tiene medios para almacenar oxígeno, el cual es suministrado y usado continuamente aun durante el sueño.  Cualquier interrupción en este aporte, puede ser rápidamente mortal, y se debe tratar de manera enérgica.

Venenos inhalados


Venenos inhalados

Los pacientes que han inhalado sustancias tóxicas, incluidos gas natural, ciertos pesticidas, monóxido de carbono, cloro u otros gases, deberá ser transferidos de inmediato a donde haya aire fresco.  Dependiendo del tiempo de exposición, pueden requerir de oxígeno suplementario.  Emplee siempre un aparato de respiración auto contenido, para protegerse a sí mismo contra los vapores venenosos.  Si no cuenta con capacitación específica en el uso de éste o con el equipo disponible ajustado a su persona, deje este trabajo al personal con capacitación y el equipo adecuados ; para la exposición presente de toxinas de inhalación.

Es posible que los pacientes, deban ser descontaminados por personal capacitado especialmente después de ser retirados de un medio tóxico.  No podrá administrar atención de urgencias a estos pacientes hasta que se haya realizado este paso y que el veneno no pueda contaminarlo.

Algunos venenos inhalados, como el monóxido de carbono, son inodoros y producen hipoxia grave sin dañar o siquiera irritar los pulmones.  Otros, como el cloro, son muy irritantes y ocasionan obstrucción de la vía aérea y además edema pulmonar.  El paciente puede informar que tiene los siguientes signos y síntomas:  ardor en los ojos, dolor de garganta, tos, dolor del pecho, ronquera, sibilancia, disnea, mareo, confusión, dolor de cabeza o estridor en los casos graves.  Asimismo, el paciente puede presentar convulsiones, o alteración del estado mental.

Algunos agentes inhalados, ocasionan daño progresivo en los pulmones e incluso una vez que el paciente ha sido rescatado de la exposición directa, es posible que el daño sea evidente durante algunas horas.  Mientras tanto, pueden requerir de dos a tres días o hasta más, de terapia intensiva para restablecer la función pulmonar normal.  Por esta razón, todos los pacientes que han inhalado veneno, requieres de transporte inmediato al departamento de urgencias, este preparado para emplear oxígeno suplementario por medio de una mascarilla con reservorio no recirculante y/o soporte de ventilación con un dispositivo de bolsa-válvula-mascarilla BVM, si es necesario.  Asegúrese de que está disponible una unidad de aspiración en caso de que el paciente vomite.  Lo mismo que con otros envenenamientos, resulta útil que lleve consigo envases, frascos o etiquetas cuando trasporte al paciente al hospital.

Reacciones anafilácticas – reacciones alergicas


Reacciones anafilácticas

Cerca del 5% de las personas son alérgicas al veneno de las abejas, avispas, avispones o avispas alemanas.  Este tipo de alergia, causa cerca de 200 muertes por año y puede ocasionar reacciones muy graves, incluida la anafilaxia.  Los pacientes pueden presentar comezón y ardor generalizados, urticaria extendida, verdugones, inflación en torno a los labios y lengua, broncoespasmo y sibilancia, tensión en el pecho, tos y disnea, ansiedad, dolores abdominales e hipotensión.  Algunas veces se presenta falla respiratoria.

Si no se da tratamiento a tiempo, esta reacción anafiláctica, puede llevar con rapidez a la muerte.  De hecho, más de dos tercios de los pacientes que mueren por anafilaxia, lo hacen dentro de la primera media hora, así que la prontitud en la atención es esencial.

Signos y síntomas de un ataque cardiaco


 Signos y síntomas de un ataque cardiaco

Un paciente con ataque cardiaco puede presentar cualquiera de los siguientes signos y síntomas:

  • Inicio repentino de debilidad, náuseas y sudoración sin causa evidente.
  • Dolor / molestia / presión en el tórax que con frecuencia es aplastante u opresivo y que no cambia con cada respiración.
  • Dolor / molestia / presión en la mandíbula, brazos, espalda, abdomen o cuello.
  • Arritmia repentina con síncope (desmayo).
  • Falta de aire o disnea.
  • Edema pulmonar
  • Muerte súbita.

11.VOCABULARIO VITAL


11.VOCABULARIO VITAL

Alérgeno: sustancia que causa una reacción alérgica.

Asma: enfermedad de los pulmones en la cual, el espasmo muscular en los pequeños conductos respiratorios y la producción de grandes cantidades de moco con edema del recubrimiento de la vía aérea, da como resultado la constricción de la vía aérea.

Bronquitis: inflamación aguda o crónica del pulmón, que podría dañar el tejido pulmonar; por lo general asociada con tos y producción de esputo.

Bronquitis crónica: irritación de los conductos pulmonares, ya sea por enfermedad infecciosa o por irritantes como el humo.

Crepitación: sonidos respiratorios como crujidos y cascabeleo, que señala la presencia de líquido en los espacios aéreos de los pulmones.

Crup o laringotraqueobronquitis: enfermedad infecciosa del sistema respiratorio superior, que puede causar una obstrucción parcial de la vía aérea y se caracteriza por tos semejante a un ladrido, que por lo general se observa en los niños.

Difteria: enfermedad infecciosa del sistema respiratorio en la cual se forma una membrana que recubre la faringe; este recubrimiento puede obstruir gravemente el paso del aire haca la laringe.

Disnea: falta de aire o dificultad para respirar.

Dolor pleurítico en el pecho: dolor agudo y punzante en el pecho que empeora con la respiración profunda u otros movimientos de la pared del tórax; con frecuencia es producto de una inflamación de la pleura.

Edema pulmonar: acumulación de líquido en los pulmones, por lo general como resultado de la insuficiencia cardiaca congestiva.

Efusión pleural: acumulación de líquido entre el pulmón y la pared del tórax, que puede comprimir al pulmón.

Embolia pulmonar: coágulo sanguíneo que se desprende de una vena grande y viaja a través de los vasos, causando la obstrucción del flujo sanguíneo.

Émbolo: coágulo sanguíneo u otra sustancia en el sistema circulatorio que viaja hacia un vaso sanguíneo donde causa bloqueo.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica EPOC: proceso lento de la dilatación y disrupción de la vía aérea y los alveolos, causado por una obstrucción bronquial crónica.

Enfisema: enfermedad pulmonar en la cual presenta dilatación extrema y destrucción final de los alveolos pulmonares, con un intercambio podre de oxígeno y dióxido de carbono; es una forma de la enfermedad pulmonar crónica obstructiva EPOC.

Epiglotitis: enfermedad infecciosa en la cual la epiglotis se inflama y agranda, puede causar obstrucción de la vía aérea superior.

Estimulo hipòxico: sistema de apoyo para controlar las respiraciones, cuando caen los niveles de oxígeno.

Estridor: sonido áspero, agudo y semejante a un ladrido, que se produce al inspirar y se escucha con frecuencia en la obstrucción laríngea aguda (vía aérea superior)

Hiperventilación: respiración rápida o profunda que reduce los niveles de dióxido de carbono por debajo de lo normal.

Hipoxia: padecimiento en el cual, las células y los tejidos del cuerpo, carecen de suficiente oxígeno.

Neumonía: enfermedad infecciosa pulmonar que daña el tejido del pulmón.

Neumotórax: acumulación parcial o completa de aire en el espacio pleural.

Resfriado común: infección viral que por lo general se asocia con la inflamación de las membranas mucosas nasales y a la producción de líquido en los senos nasales.

Retención de dióxido de carbono: padecimiento caracterizado por un nivel crónico elevado de dióxido de carbono en la sangre, en el cual, el centro respiratorio ya no responde a los niveles sanguíneos de este compuesto.

Roncantes: sonidos roncos de la respiración en pacientes con moco crónico en la vía aérea.

Sibilancia: sonido respiratorio agudo, semejante a un silbido, que se escucha en forma característica en los pacientes con asma o con EPOC, al expirar.

Síndrome respiratorio agudo grave SARS: infección viral potencialmente mortal que casi siempre se inicia con síntomas de tipo influenza.

Obstrucción de la vía aérea superior – enfermedades respiratorias


Obstrucción de la vía aérea superior

Si el paciente es un niño pequeño, o alguien que comió justo antes de que se desarrollarse la disnea, es posible que asuma que el problema es un cuerpo extraño inhalado o aspirado.  Si el paciente tiene suficiente edad para hablar, pero no puede emitir sonido alguno, la causa probable es la obstrucción de la vía aérea superior.

La obstrucción de la vía aérea superior, puede ser parcial o completa.  Si su paciente es capaz de hablar y respirar, la acción más adecuada puede ser proporcionarle oxígeno suplementario y transportarlo con cuidado al hospital en una posición cómoda.  Mientras el paciente sea capaz de obtener suficiente oxígeno, evite hacer cualquier cosa que pudiera convertir una obstrucción parcial de la vía aérea en una obstrucción completa.

No hay condición más inmediatamente riesgosa para la vida, que la obstrucción total de la vía aérea.  El cuerpo extraño que la causa, debe eliminarse antes de cualquier otra acción que pueda resultar efectiva.

Primero es necesario abrir la vía aérea superior del paciente, de acuerdo con los lineamientos de SVB.  Luego, independientemente de que tenga éxito, administre oxígeno suplementario y transporte al paciente con prontitud al departamento de urgencias.

11.6 TRATAMIENTO DE PADECIMIENTOS ESPECÍFICOS


11.6 TRATAMIENTO DE PADECIMIENTOS ESPECÍFICOS

Infección de la vía aérea superior

La disnea, asociada con infecciones agudas es bastante común.  Con excepción de los pacientes con neumonía, bronquitis aguda o epiglotitis, rara vez es grave.  La congestión aguda y la mala ventilación de un resfriado común, rara vez requiere de atención de emergencia.  Sin duda la mayoría de las personas con resfriados se tratan, con medicamentos sin receta.  No obstante, los individuos con un resfriado común que presentan problemas subyacentes, como el asma o una insuficiencia cardiaca, suelen presentar un empeoramiento de su estado como resultado del estrés adicional de la infección.  Además los medicamentos para el resfriado, suelo pueden producir efectos secundarios estresantes, como agitación, incremento en la frecuencia cardiaca y aumento de la presión sanguínea.

Para pacientes con infecciones en la vía aérea superior y con disnea, administre oxígeno humidificado si lo tiene disponible.  No intente succionar la vía respiratoria, ni colocar una cánula orofaríngea, en un paciente del cual se sospeche, de epiglotitis.  Estas maniobras pueden causar un espasmo y obstrucción completa de la vía aérea.  Transporte al paciente tan rápido como pueda, al hospital; permita viaje en la posición más cómoda.  Para alguien con epiglotitis, la mejor posición consiste por lo general, en sentarse erguido y agachado hacia adelante en la “posición de olfateo”.  Obligar a un paciente con epiglotitis a permanecer en posición supina, puede ocasionar obstrucción de la vía aérea superior, que le podría provocar la muerte.

La disnea en la pulmonía, no es producto de la obstrucción de la vía aérea superior, sino de la pérdida de volumen pulmonar efectivo y de la necesidad de un intercambio más rápido de aire.  Aquí, de nuevo el problema no se resolverá mediante el uso de una vía aérea artificial, pero mejorará con la producción de oxígeno.

11.5 ATENCIÓN DE URGENCIA DE LAS EMERGENCIAS RESPIRATORIAS


11.5 ATENCIÓN DE URGENCIA DE LAS EMERGENCIAS RESPIRATORIAS

Cuando tome los signos vitales iniciales de una persona con disnea, deberá poner especial atención en su respiración, siempre hable en tono tranquilizador y asuma una actitud de interés y profesionalidad, para calmar al paciente, quien probablemente estará muy asustado y a quien por lo general, administrará oxígeno, cuidando de vigilar la respiración.  Reevalúe las respiraciones y la respuesta del paciente al oxígeno de modo repetido, por lo menos cada cinco minutos, hasta llegar al departamento de urgencias.  En una persona con nivel crónicamente alto de dióxido de carbono por ejemplo,  en ciertos pacientes con EPOC, esto es crítico, porque el oxígeno suplementario puede causar una elevación rápida en el nivel de oxígeno arterial.  Esto a su vez, puede abolir el estímulo respiratorio secundario con oxígeno y causar un paro respiratorio.

No retenga el oxígeno, por temor de deprimir o detener la respiración en un paciente con EPOC que necesite oxígeno.  La frecuencia respiratoria reducida, después de la administración de oxigeno no necesariamente significa que el paciente ya no lo requiera; es posible que incluso necesite más.  Si las respiraciones se hacen más lentas y el paciente pierde la conciencia, deberá asistir la respiración con un BVM.

Embolia pulmonar


Embolia pulmonar

11-12038

Un émbolo, es cualquier cosa en el sistema circulatorio, que se mueva desde su punto de origen hasta un sitio distante y se aloje ahí, obstruyendo el flujo sanguíneo en esa área.  Más allá del punto de obstrucción, la circulación puede cortarse por completo o por lo menos reducirse de modo significativo, lo cual puede producir un padecimiento grave y mortal.  Los émbolos pueden ser fragmentos de coágulos sanguíneos en una arteria o vena que se desprenden y viajan por el torrente sanguíneo.  También pueden ser cuerpos extraños que entran a la circulación, como una bala o una burbuja de aire.

Una embolia pulmonar, es el paso de un coágulo sanguíneo formado en las venas, por lo general en las piernas o en la pelvis, que se desprende y circula por el sistema venoso.  El coágulo grande pasa a través del lado derecho del corazón y, a la arteria pulmonar, donde se aloja reduciendo de manera significativa el flujo sanguíneo.

Aunque el pulmón participa de manera activa en la inhalación y exhalación de aire, no tiene lugar ningún intercambio de dióxido de carbono, en las áreas de flujo sanguíneo bloqueado, porque no hay circulación efectiva.  En esta circunstancia, el nivel de dióxido de carbono arterial por lo general se eleva y el nivel de oxígeno puede caer lo suficiente para causar cianosis.  Más importante aún, los coágulos sanguíneos pueden inhibir la circulación y provocar disnea significativa.

Los émbolos pulmonares pueden producirse como resultado del daño en el recubrimiento de los vasos, una tendencia de la sangre a coagularse con rapidez desusada o con mayor frecuencia, debido al flujo sanguíneo lento en una extremidad interior.  El flujo sanguíneo lento en las piernas, por lo general se origina debido al reposo crónico en cama, el cual puede conducir al colapso de las venas.  Los pacientes cuyas piernas están inmovilizadas después de una fractura o por cirugía reciente, se encuentran en riesgo de émbolos pulmonares durante días o semanas después del incidente.  Es raro que los émbolos pulmonares se originen en personas activas y sanas.

Aunque son bastante comunes, las embolias pulmonares son difíciles de diagnosticar.  Aproximadamente el 10% son fatales de forma inmediata, pero la mayoría de las veces, el paciente nunca las nota.  Los signos y síntomas, cuando se presentan, incluyen lo siguiente:

  • Disnea
  • Dolor agudo de pecho
  • Hemoptisis (toser sangre)
  • Cianosis
  • Taquipnea
  • Grados variables de hipoxia

Si el émbolo es lo bastante grande, la obstrucción completa y repentina de la salida del flujo sanguíneo del lado derecho del corazón puede producir  muerte súbita.

Efusiones pleurales


Efusiones pleurales

11-10036

Una efusión pleural es la acumulación de líquido fuera del pulmón, en uno o ambos lados del pecho, provocando disnea.

Este líquido puede acumularse en grandes cantidades como respuesta a cualquier irritación, infección, insuficiencia cardiaca congestiva o cáncer.  Aunque puede acumularse de manera paulatina, en lapsos de días e incluso semanas, es frecuente que los pacientes informan que su disnea, apareció de repente.

Las efusiones pleurales deben considerarse como un diagnóstico contribuyente en cualquier paciente con cáncer pulmonar y falta de aire.

Cuando se escucha con un estetoscopio, en el pecho del paciente con disnea resultante de efusiones pleurales, escuchara reducción de los sonidos respiratorios en la región del pecho donde el líquido se alejó en el pulmón de la pared del pecho.  Estos pacientes con frecuencia se sienten mejor cuando están sentados en posición erecta.  No obstante, en realidad nada aliviará sus síntomas, excepto la eliminación del fluido, la cual se debe llevar a cabo un médico en el hospital.

A %d blogueros les gusta esto: