Archivos de etiquetas: Cuidados médicos de urgencia

Cuidados médicos de urgencia – quemaduras


Cuidados médicos de urgencia

Su primera responsabilidad al atender a un paciente con una quemadura es detener el proceso y prevenir lesiones adicionales.  Siga los siguientes pasos para atender a un paciente quemado.

  1. Siga las precauciones del ASC. Como una quemadura destruye la capa protectora de la piel del paciente, use siempre guantes y protección ocular cuando trate al paciente quemado.
  2. Aleje al paciente de la fuente de calor. Si parte de su ropa esta ardiendo, envuélvalo con una cobija o siga las directrices especificas del protocolo de su departamento de bomberos local para extinguir las llamas y luego retire cualquier ropa que ha estado ardiendo y/o joyería.
  3. Sumerja el área en agua estéril o solución salina fría. Siempre y cuando lo permita su protocolo local, y cúbrala con un apósito limpio, húmedo y frío, si la piel o la ropa están calientes.  Esto no solo detiene la quemadura sino que además calma el dolor.  Sin embargo, la inmersión prolongada puede aumentar el riesgo de infección e hipotermia. Por esta razón no debe mantener la parte afectada bajo agua por más de 10 minutos.  Si la quemadura se ha detenido antes de que llegar, no sumerja la parte afectada en absoluto.  Como alternativa a la inmersión, el área quemada puede ser irrigada hasta que la quemadura se detenga, seguida por la aplicación de un apósito estéril.
  4. Administre oxígeno a flujo alto. Recuerde también que mueren más víctimas de incendios por inhalar humo, que por quemaduras de la piel.  Un paciente que tiene quemaduras faciales o inhalado humo, puede tener dificultad respiratoria;  por lo tanto debe administrar oxígeno a flujo alto, tenga en cuenta que una persona que parece estar respirando bien al principio, puede experimentar dificultad respiratoria intensa de forma súbita.  Por lo tanto evalúe continuamente la vía aérea por posibles problemas.
  5. Examine rápidamente la gravedad de las quemaduras. Luego cubra el área quemada con un apósito seco y estéril para prevenir cualquier contaminación adicional.  La gasa estéril es mejor si el área no es demasiado grande; puede cubrir áreas más grandes con una sábana blanca limpia.  Es muy importante no aplicar ninguna cosa sobre el área quemada.  Nunca use pomadas, lociones o antisépticos de ningún tipo.  Además no rompa de forma intencional las ámpulas o ampollas.
  6. Verifique las lesiones por trauma y otros trastornos médicos. Podrían ser condiciones amenazantes de vida.  La mayoría de los pacientes que han sufrido quemaduras, tienen signos vitales normales y pueden comunicarse al principio, lo que hace más fácil su evaluación.
  7. Trate al paciente en estado de choque.
  8. Una quemadura extensa puede producir hipotermia (perdida de calor corporal). Prevenga la perdida de calor adicional cubriendo al paciente con sabanas abrigadas.
  9. Proporcione transporte rápido de acuerdo con el protocolo local. No retrase el transporte para efectuar una evaluación prolongada, ni cubra las quemaduras en un paciente crítico.
Anuncios

Cuidados médicos de urgencia – LTB


Cuidados médicos de urgencia

Las pequeñas contusiones no requieren cuidados médicos especiales de urgencia, pero es posible que las lesiones cerradas más extensas puedan incluir edemas y hemorragias intensas debajo de la piel que pueden conducir a un choque hipovolémico.  Antes de tratar una lesión cerrada asegúrese de seguir las precauciones ASC.

Las lesiones de los tejidos blandos, pueden verse un tanto dramáticas, pero aun así debe enfocarse primero en las vías respiratorias y en la calidad de la respiración.  Siempre mantenga permeable la vía aérea y proporcione oxígeno a los pacientes con lesiones potencialmente graves, si el sujeto tiene una respiración inadecuada, puede ser necesario que lo ayude con un dispositivo BVM.  Trate una lesión cerrada de tejidos blandos,   RICES (por sus siglas en inglés):

  • Reposo mantenga al paciente tan quieto como le sea posible: esto reduce la molestia y el dolor.
  • Hielo – ice: hace más lenta la hemorragia causando vasoconstricción y reduciendo el dolor y la inflamación; el hielo siempre debe estar en bolsa o envuelto en tela, nunca directamente sobre la piel.
  • Compresión suave pero firme sobre sobre la zona lesionada: hace más lenta la hemorragia y comprime los vasos sanguíneos
  • Elevación de la parte lesionada, por encima del nivel del corazón si es posible: esto disminuye la inflamación
  • Estabilización (stabilitation) Inmovilización: disminuye la hemorragia y también reducen el dolor

Además de usar estas medidas para controlar la hemorragia y la inflamación, debe estar alerta por los signos de desarrollo del estado de choque, incluyendo ansiedad, agitación, cambios del estado mental, aumento de la frecuencia cardíaca y respiratoria, diaforesis o sudoración, piel fría o pegajosa y disminución de la tensión arterial.   Cualquiera de estos signos, o todos ellos pueden indicar una hemorragia interna causada por lesiones a los órganos.  Si el paciente parece estar en estado de choque, debe colocarlos en la posición de coque o posición supina con las piernas elevadas; si el paciente está en una camilla use la posición de Trendelemburg, administre oxigeno suplementario a alto flujo y traslade rápidamente al hospital.

Cuidados médicos de urgencia – hemorragia interna


Cuidados médicos de urgencia

Por lo general controlar una hemorragia interna o sangrado de órganos mayores, requiere de cirugía u otro procedimiento que deben ser practicados en el hospital.  Es importante que calme y tranquilice al paciente.  Mantener al paciente en calma y quieto, ayuda a la coagulación de la sangre.  Acto seguido, si no se sospecha lesión vertebral, coloque al paciente en la posición de choque.  Suministre oxigeno con flujo alto y ademan mantenga la temperatura corporal.  Con frecuencia en campo, puede controlar la hemorragia interna en las extremidades con solo inmovilizarlas, generalmente es muy eficaz una férula de aire; nunca debe usar un torniquete para controlar las hemorragias de heridas internas cerradas en los tejidos blandos.

Siga los siguientes pasos en los cuidados de los pacientes con posible hemorragia interna:

  1. Siga las precauciones ASC
  2. Mantenga la vía aérea con inmovilización de la columna cervical, si el mecanismo de lesión sugiere la posibilidad de una lesión vertebral
  3. Administre oxigeno con flujo alto y proporcione ventilación artificial, según sea necesario.
  4. Controle toda hemorragia obvia externa.
  5. Trate una hemorragia interna sospechada en una extremidad, con una férula.
  6. Vigile y registre los signos vitales al menos cada cinco minutos.
  7. No de al paciente ninguna bebida o nada por vía oral
  8. Eleve las piernas de 10 a 15 centímetros (6 a 12”) en los pacientes no traumatizados o , para ayudar el retorno de la sangre a los órganos vitales.
  9. Mantenga la temperatura corporal del paciente, mantenga caliente al paciente.
  10. Proporcione al paciente, transporte inmediato especialmente a los pacientes con signos y síntomas de choque o hipoperfusión.  Informe cualquier cambio en el estado del paciente al personal de urgencias del hospital.
A %d blogueros les gusta esto: