Archivos de etiquetas: cuerpos extraños

25.4 CUIDADOS DE URGENCIAS


25.4 CUIDADOS DE URGENCIAS

El tratamiento comienza con un examen minucioso para determinar el grado y naturaleza de cualquier daño.  Siempre realice su examen usando las precauciones del ASC, teniendo sumo cuidado de no agravar los problemas.  Esta buscando anormalidades o trastornos específicos que puedan sugerir la naturaleza de la lesión.

Por ejemplo, las lesiones contusas o penetrantes pueden producir parpados lacerados o hinchados.  La hemorragia poco después de una irritación o lesione puede causar una conjuntiva roja brillante.  Una cornea dañada pierde rápidamente su aspecto húmedo liso.   Veremos las lesiones más comunes de los ojos y sus cuidados de urgencias.

Tratamiento de la insuficiencia respiratoria – choque


Tratamiento de la insuficiencia respiratoria

En el tratamiento del paciente que está en choque, como consecuencia de una respiración inadecuada debe asegurar y mantener permeable la vía aérea de inmediato.  Despeje la boca y la garganta de cualquier obstrucción de la vía aérea, incluyendo: moco, vomito, y materiales o cuerpos extraños.  Si es necesario, proporcione ventilación con un dispositivo bolsa-válvula-mascarilla.  Administre oxigeno suplementario y transporte al paciente lo más pronto posible.

20.9 EMERGENCIAS GINECOLOGICAS


20.9 EMERGENCIAS GINECOLOGICAS

En ocasiones, mujeres que no están embarazadas, tendrán problemas ginecológicos mayores que requieren atención médica urgente.  Esto incluye sangrado excesivo y lesiones en tejidos blandos en los genitales externos.  Estas partes genitales tienen una abundante inervación, que hace las lesiones muy dolorosas.

Trate las laceraciones, abrasiones y desgarres con compresas estériles y húmedas; emplee presión local para controlar el sangrado y un vendaje tipo pañal para sostener las compresas en su lugar.  Estabilice en el sitio, cualquier cuerpo extraño que encuentre, con un vendaje.  Bajo ninguna circunstancia debe taponar ni colocar compresas dentro de la vagina.  Mantenga vigilada a la paciente mientras la transporta al departamento de emergencias.  Las contusiones y otros traumatismos contundentes, requerirán de una evaluación cuidadosa en el hospital.

Aunque quizá no conozca la causa exacta de una emergencia ginecológica, deberá tratar a esa persona como lo haría con cualquier victima con pérdida de sangre: observe las precauciones ASC, asegure el mantenimiento de la vía aérea, aplique oxígeno, tome y documente los signos vitales y trate para cualquier signo de choque mientras hace los arreglos para un pronto traslado al hospital.

Relación con el cuidado de la vía aérea – emergencias diabeticas


Relación con el cuidado de la vía aérea

Los pacientes con estado mental alterado, en particular aquellos que son difíciles de despertar, se encuentran en riesgo de perder su reflejo nauseoso.  Cuando dicho reflejo no funciona, los paciente no pueden rechazar los materiales o cuerpos extraños de su boca, incluido su vómito, además su lengua, con frecuencia se relaja y obstruye la vía aérea.  En consecuencia, deberá vigilar con cuidado la vía aérea del paciente con hipoglucemia, coma diabético o con una complicación diabética, como un evento vascular cerebral o de convulsión.  Coloque al paciente acostado en posición lateral de seguridad y tenga la unidad de succión disponible.

Embolia pulmonar


Embolia pulmonar

11-12038

Un émbolo, es cualquier cosa en el sistema circulatorio, que se mueva desde su punto de origen hasta un sitio distante y se aloje ahí, obstruyendo el flujo sanguíneo en esa área.  Más allá del punto de obstrucción, la circulación puede cortarse por completo o por lo menos reducirse de modo significativo, lo cual puede producir un padecimiento grave y mortal.  Los émbolos pueden ser fragmentos de coágulos sanguíneos en una arteria o vena que se desprenden y viajan por el torrente sanguíneo.  También pueden ser cuerpos extraños que entran a la circulación, como una bala o una burbuja de aire.

Una embolia pulmonar, es el paso de un coágulo sanguíneo formado en las venas, por lo general en las piernas o en la pelvis, que se desprende y circula por el sistema venoso.  El coágulo grande pasa a través del lado derecho del corazón y, a la arteria pulmonar, donde se aloja reduciendo de manera significativa el flujo sanguíneo.

Aunque el pulmón participa de manera activa en la inhalación y exhalación de aire, no tiene lugar ningún intercambio de dióxido de carbono, en las áreas de flujo sanguíneo bloqueado, porque no hay circulación efectiva.  En esta circunstancia, el nivel de dióxido de carbono arterial por lo general se eleva y el nivel de oxígeno puede caer lo suficiente para causar cianosis.  Más importante aún, los coágulos sanguíneos pueden inhibir la circulación y provocar disnea significativa.

Los émbolos pulmonares pueden producirse como resultado del daño en el recubrimiento de los vasos, una tendencia de la sangre a coagularse con rapidez desusada o con mayor frecuencia, debido al flujo sanguíneo lento en una extremidad interior.  El flujo sanguíneo lento en las piernas, por lo general se origina debido al reposo crónico en cama, el cual puede conducir al colapso de las venas.  Los pacientes cuyas piernas están inmovilizadas después de una fractura o por cirugía reciente, se encuentran en riesgo de émbolos pulmonares durante días o semanas después del incidente.  Es raro que los émbolos pulmonares se originen en personas activas y sanas.

Aunque son bastante comunes, las embolias pulmonares son difíciles de diagnosticar.  Aproximadamente el 10% son fatales de forma inmediata, pero la mayoría de las veces, el paciente nunca las nota.  Los signos y síntomas, cuando se presentan, incluyen lo siguiente:

  • Disnea
  • Dolor agudo de pecho
  • Hemoptisis (toser sangre)
  • Cianosis
  • Taquipnea
  • Grados variables de hipoxia

Si el émbolo es lo bastante grande, la obstrucción completa y repentina de la salida del flujo sanguíneo del lado derecho del corazón puede producir  muerte súbita.

Pasos del Examen físico detallado


Pasos del Examen físico detallado

Este examen está organizado por las regiones del cuerpo, se presentan algunas evaluaciones adicionales que quizá desee practicar durante el examen detallado.  Al evaluar cada región inspecciones y palpe, para encontrar evidencia de lesiones, usando la mnemotecnia DCAP-BLS-TIC. Así:

  1. Observe la cara buscando posibles laceraciones, contusiones o deformaciones obvias.
  2. Inspeccione el área alrededor de los ojos, y los parpados
  3. Examine los ojos por enrojecimiento y lentes de contacto
  4. Vea detrás de las orejas por equimosis (signo de Battle)
  5. Use la linterna de bolsillo buscando drenaje de líquido cefalorraquídeo o sangre en los oídos.
  6. Busque contusiones y laceraciones en la cabeza, palpe por hipersensibilidad, depresión del cráneo y deformidades.
  7. Palpe los huesos malares por hipersensibilidad e inestabilidad.
  8. Palpe los maxilares superiores
  9. Palpe la mandíbula
  10. Examine la boca y nariz por presencia de cianosis, cuerpos extraños, incluyendo dientes flojos y prótesis dentales, hemorragias, laceraciones o deformidades.
  11. Verifique olores inusuales en el aliento del paciente.
  12. Observe el cuello por laceraciones, contusiones o deformidades obvias.
  13. Palpe la frente y la nuca por posibles hipersensibilidades y deformaciones.
  14. Busque las venas yugulares distendidas, note que las venas del cuello distendidas no son necesariamente significativas en un paciente que está acostado
  15. Observe el pecho por signos obvios de lesión, antes de iniciar la palpación, asegúrese de observar el movimiento del pecho con las respiraciones.
  16. Palpe suavemente las costillas por hipersensibilidad. Evite presionar sobre contusiones o fracturas obvias.
  17. Escuche los campos pulmonares sobre las líneas medio clavicular y medio axilar
  18. Escuche  las bases y vértices de los pulmones.
  19. Observe el abdomen y la pelvis por laceraciones, contusiones u deformidades obvias.
  20. Palpe suavemente el abdomen buscando hipersensibilidades. Si el abdomen está excepcionalmente tenso, debe describirlo como rígido.
  21. Comprima suavemente la pelvis por los lados y examine posible hipersensibilidad.
  22. Presione suavemente las crestas ilíacas por inestabilidad, hipersensibilidad o crepitación.
  23. Inspeccione las cuatro extremidades buscando laceraciones, contusiones, edemas, deformidades, y etiquetas o brazaletes de alerta médica.
  24. Examine la espalda por posible hipersensibilidad o deformaciones, recuerde, si sospecha de una lesión de médula espinal, sea precavido y para virar como un todo el tronco del paciente.

DISTENSIÓN GÁSTRICA – CONSIDERACIONES ESPECIALES


7.12 CONSIDERACIONES ESPECIALES

DISTENSIÓN GÁSTRICA

La distensión gástrica ocurre cuando la ventilación artificial llena el estómago con aire.  Aunque afecta más comúnmente a los niños, también afecta a los adultos.

Es más probable que se produzca distensión gástrica cuando ventila al paciente con un dispositivo BVM, con demasiada fuerza, con demasiada frecuencia,  mascarilla de bolsa, o cuando la vía aérea está obstruida como resultado de un cuerpo extraño o posición inapropiada de la cabeza.  Por esta razón, cuando ventile a adultos, niños y lactantes, debe proporcionar respiraciones lentas y suaves durante un segundo.

La distensión gástrica leve no es motivo de preocupación; sin embargo, la distensión intensa es peligrosa porque puede causar vómito y aumentar el riesgo de aspiración durante la RCP.  La distensión gástrica también puede reducir de forma significativa el volumen pulmonar al elevar el diafragma, especialmente en lactantes y niños.  La distensión gástrica es una complicación común, asociada con el uso de dispositivos de ventilación de flujo restringidos operados por oxígeno, razón clave por la cual este dispositivo no es recomendable.

Si el estómago del paciente se distiende como resultado de la respiración de rescate, debe volver a verificar y reposicionar la vía aire, puede también aplicar presión cricoidea y observar la elevación y descenso de la pared torácica al realizar el rescate respiratorio.  Continúe con respiraciones lentas de rescate sin intentar expulsar el contenido estomacal.  Si no se puede lograr una ventilación adecuada debido a la distensión gástrica, alivie inmediatamente la presión del estómago aplicando presión sobre la parte superior del abdomen.  La aplicación de presión sobre la parte superior del abdomen, probablemente producirá vómito; por lo tanto, si se produce vómito, vire de lado todo el cuerpo del paciente, aspire y/o limpie la boca con su mano enguantada y regrese al paciente a la posición supina, de forma tal, que pueda continuar con las respiraciones de rescate.

A %d blogueros les gusta esto: