Archivos de etiquetas: cordón umbilical

20. VOCABULARIO VITAL


20. VOCABULARIO VITAL

Aborto: alumbramiento del feto y la placenta antes de 20 semanas; aborto espontaneo.

Canal de nacimiento: la vagina y el cérvix.

Cérvix: el tercio inferior o cuello del útero.

Circular de cordón: es el cordón umbilical enredado en todo al cuello del bebe.

Cordón umbilical: es el conducto que conecta a la madre con el feto mediante la placenta; contiene dos arterias y una vena.

Coronación: es la aparición de la cabeza del bebe en la abertura vaginal durante el parto.

Desprendimiento prematuro de la placenta: separación anticipada de la placenta de la pared del útero.

Diabetes gestacional: diabetes que se desarrolla durante el embarazo en mujeres que no tenían este padecimiento entes del embarazo.

Eclampsia: convulsiones que resultan de la hipertensión grave en una mujer embarazada.

Embarazo ectópico: embarazo que se desarrolla fuera del útero, típicamente en una trompa de Falopio.

Enfermedad pélvica inflamatoria: infección de las trompas de Falopio y de los tejidos circundantes de la pelvis.

Escala Apgar: sistema de puntuación para evaluar el estado de un recién nacido, la cual le asigna un valor numérico a cada una de las áreas de la evaluación.

Espina bífida: defecto del desarrollo en la cual una porción de la médula espinal o las meninges pueden proyectarse hacia el exterior de las vértebras, incluso hacia afuera del cuerpo, por lo general en el tercio inferior de la columna, en el área lumbar.

Feto: bebe en desarrollo dentro del útero, que aún no nace.

Hipertensión inducida por el embarazo: trastorno del final de embarazo que incluye dolor de cabeza, cambios visuales e hinchazón de manos y pies; también se denomina preeclampsia.

Meconio: material verde oscuro en el líquido amniótico, que puede indicar enfermedad en el recién nacido; el meconio puede aspirarse hacia los pulmones del neonato durante el parto; el primer movimiento intestinal del bebe.

Moco sanguinolento: cantidad pequeña de sangre en la vagina que aparece al inicio del parto y puede incluir un tapón de moco de color rosado que se desprende cuando el cérvix comienza a dilatarse.

Multigesta: mujer que ha tenido embarazos previos.

Multípara: mujer que ha tenido más de un parto vivo.

Perineo: área de la piel entre la vagina y el recto

Placenta: tejido unido a la pared uterina que alimenta al feto a través del cordón umbilical.

Placenta previa: padecimiento en el cual la placenta se desarrolla sobre el cérvix y lo cubre.

Preeclampsia: afectación del final del embarazo que incluye dolor de cabeza, cambios visuales y edematización de las manos y pies; también se le llama hipertensión inducida por el embarazo.

Presentación: la posición en la cual nace el bebe; la parte de este que aparece primero.

Presentación de extremidades: parto en el cual la parte que se presenta es un brazo, una pierna o un pie.

Presentación pélvica o de nalgas: nacimiento en el cual salen primero los glúteos del bebe.

Primigesta: mujer que ha tenido un parto vivo.

Primípara: mujer que presenta su primer embarazo.

Prolapso del cordón umbilical: situación en la cual el cordón umbilical sale por la vagina antes que el bebe.

Saco amniótico: membrana llena de líquido, semejante a una bolsa, en la cual se desarrolla el feto.

Síndrome alcohólico fetal: padecimiento de los neonatos nacidos de madres alcohólicas, que se caracterizan por retraso mental o físico, y por diversas anormalidades congénitas.

Síndrome hipotensivo supino: baja tensión arterial resultante de la compresión de la vena cava inferior, debido al peso del útero grávido, cuando la madre está en posición supina.

Útero: órgano muscular donde crece el feto, también llamado matriz; responsable de las contracciones durante el parto.

Vagina: cavidad mas externa del sistema reproductor femenino; la parte inferior del canal de nacimiento.

 

Anuncios

Parto sin materiales estériles


Parto sin materiales estériles

En raras ocasiones, quizá deba asistir a u parto sin equipo OB estéril.  Incluso, si carece del material estéril para el parto siempre deberá contar con goggles y guantes estériles.  Estos están destinados a protegernos tanto a nosotros, como a la madre y al bebe.  Realice el parto como si tuviera a mano material estéril.  Si es posible emplee sabanas y toallas limpias.  Tan pronto como nazca bebe, limpie el interior de su boca con su dedo, para eliminar sangre y moco.  Sin el paquete OB, no deberá cortar ni amarrar el cordón umbilical.  En lugar de ellos, tan pronto suceda el alumbramiento de la placenta, envuélvala en una toalla limpia o póngala en una bolsa plástica y transpórtela al hospital junto al bebe y a la madre.

Mantenga siempre al bebe y a la placenta al mismo nivel, o eleve un poco la placenta si es posible, de manera que la sangre no fluya del bebe a la placenta.  Asegúrese de mantener al neonato caliente.   Como en el caso de otros partos, observe si hay presencia de líquido teñido de verde o de secreciones (manchado de meconio).

Parto múltiple


Parto múltiple

Uno de cada 80 partos corresponde a gemelos.  En ocasiones, hay antecedentes familiares de gemelos.  La madre puede sospechar que tendera gemelos porque presentara un abdomen inusualmente muy grande.  No obstante, por lo general los gemelos se diagnostican al inicio del embarazo con técnicas modernas de ultrasonido.  Con gemelos, este siempre preparado para más de una reanimación y solicite apoyo.

Los gemelos son más pequeños que los bebes individuales, es típico que el parto no sea difícil.  Considere la posibilidad de que se trate de gemelos, siempre que el primer neonato sea pequeño o que el abdomen de la madre parezca de gran tamaño después de un nacimiento.  También deberá preguntarle a la paciente acerca de la posibilidad de que tenga dos o mas bebes.  Si se trata de gemelos, el segundo por lo general nacerá cerca de 45 minutos después del primero.  Alrededor de los 10 minutos de primer parto, se iniciaran de nuevo las contracciones y el proceso de nacimiento se repetirá.

El proceso de recibir gemelos, es el mismo que el requerido para bebes individuales.  Coloque las pinzas en el cordón umbilical de primer bebe y córtelo tan pronto como salga el primer neonato y antes de que nazca el segundo.  Este último puede nacer antes o después de la primera placenta.  También es posible que haya solamente una placenta.   Después del alumbramiento de la placenta, revise si esta tiene uno o dos cordones umbilicales.  Si salen dos cordones umbilicales de la placenta, los gemelos se llaman idénticos; si solo hay un cordón umbilical en la placenta, entonces los gemelos son fraternos y habrá dos placentas.  En ocasiones, las dos placentas de los gemelos fraternos están fusionadas, así que podrá pensar que se trata de gemelos idénticos.  Recuerde que si solo ve un cordón umbilical que sale de la primera placenta, aún debe nacer otra placenta.  No obstante, si ambos cordones están unidos a la misma placenta, el parto ha terminado.

Los gemelos idénticos son del mismo sexo; los gemelos fraternos pueden ser de sexos iguales o diferentes.

Registre la hora del nacimiento de cada gemelo por separado.  Los gemelos pueden ser tan pequeños que parezcan prematuros, manéjelos con gran cuidado y manténgalos calientes.  En estos casos deberá “marcar” al primero neonato como el “bebe A” atando una porción de cinta umbilical, sin apretar, en torno a un tobillo.  En un parto de más de dos bebes, puede iniciar el orden anotando en trozos de cinta que pegara sobre el cobertor o toalla con los cuales envuelva a cada bebe.

Cordón umbilical en torno del cuello


Cordón umbilical en torno del cuello

Tan pronto como nazca la cabeza, utilice el dedo índice de su otra mano para sentir si el cordón umbilical esta enredado en el cuello.  Esto se denomina de modo común circular de cordónUn circular de cordón enredado en forma apretada en torno al cuello podría estrangular l neonato.  Por lo general es posible deslizar el cordón con suavidad sobre la cabeza ya nacida (o sobre el hombro si es necesario).  Si no, deberá cortarlo, colocando dos pinzas separadas 5 centímetros entre sí haciendo el corte entre ellas.

Si el cordón esta enredado más de una vez en torno al cuello , este es un caso raro, entonces tendrá que colocar una pinza y hacer el corte; luego podrá desenredar el cordón de alrededor del cuello.  Maneje el cordón con gran cuidado, pues es muy frágil y se desgarra con facilidad.  No deje que las pinzas se desprendan hasta que haya atado los extremos del cordón.  Por fortuna, el cordón por lo general no está enredado en torno al cuello del bebe, ni es necesario cortarlo hasta que nace el completamente el bebe.  No obstante siempre debe verificar que no haya circular del cordón.

Una vez que nazca a cabeza del neonato y que se verifique que no hay circular de cordón presente, necesitara succionar el líquido amniótico de la vía aérea del bebe antes de que continúe el parto.  Deberá pedir a la madre que no puje mientras realiza estos pasos, aunque su deseo de hacerlo será muy fuerte.

Mientras sostiene la cabeza del neonato con una mano, succione rápida y efectivamente, primero el líquido de la boca y luego el de las narinas.  Si succiona primero las narinas, puede estimular al bebe para que aspire el líquido de la boca o faringe; dado que los lactantes respiran por la nariz, cualquier estimulo en esta ocasionara una respuesta de bloqueo.  Al succionar la vía aérea, oprima completamente el bulbo de la perilla de succión antes de insertarla entre 3 y 5 centímetros en la boca del bebe, luego libere el bulbo para succionar los líquidos y el moco.  Asegúrese de que la perilla no toque la parte posterior de la boca.  Descargue el líquido succionado en una toalla y repita el proceso de succión en la boca y narinas dos o tres vecen en cada orificio hasta que estén limpios.

Alumbramiento de la placenta


Alumbramiento de la placenta

La placenta esa unida al extremo del cordón umbilical que sale de la vagina de la madre.  Recuerde, solo debe dar asistencia, lo mismo que al bebe; la placenta sale por si sola, por lo general en un lapso de algunos minutos después del nacimiento, aunque se debe tener en cuenta que algunas veces puede tardar hasta media hora.  Nunca jale el extremo del cordón umbilical en un intento por acelerar la salida de la placenta, esto podría desgarrar el cordón, la placenta o ambos y causar una hemorragia grave, e incluso la muerte.

La placenta normal es redonda y mide cerca de 20 centímetros de diámetro y 3 centímetros de grueso.  Tiene una superficie lisa y recubierta con una membrana brillante, la otra superficie es rugosa y está dividida en lóbulos.  Envuelva la placenta entera y el cordón en una toalla y colóquelos en una bolsa plástica para llevarlos al hospital.  El personal del hospitalario, la examinara para asegurarse de que haya salido completa.  Si un trozo de esta, hubiere quedado dentro de la madre, podría ocasionar un sangrado persistente e infección.

Después de la salida de la placenta y antes de transportarlos, coloque una compresa estéril o una toalla higiénica o sanitaria sobre la vagina y estire las piernas de a madre; puede ayudar a que el sangrado se más lento, dando un masaje suave en el abdomen de la madre con movimientos firmes y circulares.

La piel abdominal estará arrugada y muy suave, podrá sentir una masa firme, del tamaño de una toronja en el abdomen bajo.  Esto se llama fondo; a medida que dé el masaje fúndico, el útero se contraerá y se volverá más firme.  También puede colocar al bebe junto al pecho de la madre para que esta lo amamante, lo cual estimulara la contracción del útero.  Ambas cosas, el masaje fúndico y hacer que el bebe estimule los pezones de la madre, causara la producción de oxitocina, la cual es una hormona que ayudará a contraer el útero y reducirá el sangrado.  Entes de llevar a la madre, al neonato y a la placenta al hospital, tome un minuto para felicitar a la madre y agradecer a todos los que le asistieron.  Cuando escriba su informe médico, asegúrese de registrar la hora del nacimiento para el acta.

Por lo general ocurre cierto sangrado, casi siempre menos de 500 ml, antes de que nazca la placenta.

Situaciones de emergencia:

  • Si transcurren más de 30 minutos y la placenta no sale.
  • Si hay sangrado de más de 500 ml antes del alumbramiento de la placenta.
  • Si hay sangrado significativo después de la expulsión de la placenta.

Si ocurre uno o más de los anteriores eventos, transporte a la madre y al neonato al hospital lo más pronto posible.  Ponga una compresa estéril o toalla higiénica sobre la vagina de la madre y coloque a la madre en posición de choque, administre oxígeno y vigile los signos vitales constantemente.  Nunca introduzca nada en la vagina.

Atención pos-parto


Atención pos-parto

Tan pronto como el bebe complete su nacimiento, séquelo y envuélvalo inmediatamente con una cobija o una toalla que ha sido pre calentada, y colóquelo de medio lado con la cabeza ligeramente más baja que el cuerpo.  Envuélvalo de tal manera que solo quede expuesta la cara, asegurándose de que la parte superior de la cabeza este cubierta.  También verifique que el cuello del bebe se encuentre en posición neutra, para que su vía aérea permanezca abierta.  No olvide que los bebes recién nacidos son muy sensibles al frío y si es posible deberá mantener la cobija o toalla caliente antes de usarla.  Emplee una compresa estéril de gasa para limpiar la boca del neonato y succiones de nuevo la nariz y la boca, succionar la nariz es muy importante, recuerde que los bebes respiran por la nariz.

Puede levantar al bebe  y acunarlo en su brazo cerca del nivel de la vagina de la madre siempre acordándose de mantener su cabeza ligeramente más baja que el cuerpo para evitar la aspiración.  Después de succionar, mantenga al bebe al mismo nivel de la vagina de la madre, hasta cortar el cordón umbilical.  Si el neonato se encuentra más alto que la vagina, la sangre formara un sifón y pasara del bebe a través del cordón umbilical y de regreso a la placenta.

La temperatura corporal de un recién nacido puede caer con rapidez, así que, seque y envuelva al recién nacido tan pronto como le lea posible.  Solo entonces colocara las pinzas y cortara el cordón umbilical.

Una vez que nace el bebe, el cordón umbilical no tiene ninguna utilidad para la madre o e neonato.  La atención pos-parto del cordón umbilical es muy importante, debido a que la infección se transmite con facilidad de este hacia el bebe.  Utilice las dos pinzas del equipo OB y colóquelas entre la madre y el bebe, a cuatro dedos del neonato.  Coloque las pinzas separadas entre sí de 5 a 10 centímetros; una vez que estén firmes en su sitio, utilice las tijeras o escalpelo estériles para cortar con mucho cuidado el cordón en medio de las dos pinzas .  Recuerde que el cordón es frágil; si lo maneja con brusquedad, podrá arrancarse del abdomen del bebe, lo cual le produciría una hemorragia fatal.  Una vez que coloque las pinzas, no hay necesidad de apresurarse.

Después de cortar el cordón, ate el extremo que viene del bebe.  Si se trataba de un cordón nucal y lo corto durante el nacimiento, este él es momento de atarlo.  No utilice hilos comunes, pues estos pueden cortar los tejidos suaves y frágiles del cordón.  Coloque un asa de la “cinta umbilical” especial en torno del cordón a unos 3 centímetros más cerca del bebé que de la pinza; apriete la cinta despacio de manera que no corte el cordón umbilical y luego átela con firmeza mediante un nudo cuadrado, rizo o llano.  Corte los extremos de la cinta, pero no retire ninguna pinza.  La parte del cordón que viene de la vagina de la madre, está unida a la placenta y saldrá junto con esta.

Para este momento el neonato debe tener un color rosado y debe poder respirar por sí solo.  Entréguele el bebe envuelto en una cobija o toalla tibia a su compañero; este podrá vigilar al neonato y completar los cuidados iniciales; de manera alternativa, puede entregarle el bebe a la madre siempre y cuando ella este alerta y en condición estable, de acuerdo con el protocolo local.  Es posible que la madre desee inicial el amamantamiento en este punto.  Debe devolver su atención a la madre para la salida de la placenta.

Nacimiento del bebe


Nacimiento del bebe

Su compañero deberá estar a la cabeza del a paciente para confortarla, tranquilizarla y animarla durante el parto.  Es posible que la paciente desee sujetar la mano de alguien.  Puede gritar, llorar o no decir nada en lo absoluto.  No es raro que las madres sientan nauseas, algunas suelen vomitar, si esto ocurre haga que su compañero voltee la cabeza de la madre hacia un lado de manera que su boca y vía aérea puedan limpiarse de manera manual o por succión según se requiera.

Deberá evaluar continuamente a la madre, en espera de la coronación.  No permita que ocurra un nacimiento abrupto.  Colóquese de manera que pueda observar la vagina en todo momento.  Tome el tiempo de las contracciones de la paciente, desde el inicio de una hasta el inicio de la siguiente, para determinar la frecuencia de estas, así mismo, tome el tiempo de duración de cada contracción; esto se hace sintiendo el abdomen de la paciente desde el momento en que se inicia la contracción o tensión del útero y el abdomen, hasta el momento en que termina o relajación del útero o abdomen.  Recuerde a la paciente que haga respiraciones cortas y rápidas durante cada contracción, pero que no haga esfuerzo.  Entre contracciones, aliente a la madre para que descanse y respire profundamente por la boca.

Siga los siguientes pasos para asistir en el parto:

  1. Permita que la madre puje para que salga la cabeza. Sosténgala mientras sale y coloque su mano enguantada sobre las partes óseas.  Sienta el cuello para ver si el cordón umbilical esta enredado en torno a este.  Si lo está, levante con cuidado la cabeza del bebe sin jalar el cordón.  Succione el líquido de la boca primero y luego de las narinas.  Asegúrese de apretar el bulbo de la jeringa sin aguja, antes de insertarla en la boca o nariz del neonato.
  2. Una vez que ha salido la cabeza, se hará visible el hombro de arriba. Guíe ligeramente la cabeza hacia abajo si es necesario, para ayudar a que salga ese hombro.
  3. Sostenga la cabeza y el tronco mientras salen los hombros. Quizá necesite guiar la cabeza un poco hacia arriba para dejar salir el hombro de abajo.
  4. Una vez que nace el cuerpo, manipule al neonato con firmeza pero suavidad. Este se sentirá resbaloso.  Asegúrese de que el cuello del bebe se encuentre en posición de mantener la vía aérea abierta.
  5. Coloque las pinzas en el cordón umbilical separadas ente si, de 5 a 10 centímetros y cerca de cuatro dedos del cuerpo del bebe. Una vez que se encuentren firmes en su lugar, su protocolo puede dictar que corte entre las pinzas.  No obstante, los protocolos locales varían respecto al momento de cortar, después del alumbramiento de la placenta o no hacerlo si hay disponibilidad de transporte inmediato.  Asegúrese de conocer su protocolo local respecto al caso.
  6. Por lo general la placenta sale sola, en un lapso de 30 minutos después del bebe. Nunca jale el extremo del cordón umbilical en un intento por acelerar el alumbramiento de la placenta.

ANATOMÍA DEL SISTEMA REPRODUCTOR FEMENINO


20.1 ANATOMÍA DEL SISTEMA REPRODUCTOR FEMENINO

El útero o matriz es el órgano muscular donde crece el feto.   Es responsable de las contracciones durante el parto y el que ayuda a empujar al bebé por el canal de nacimiento.  El canal de nacimiento, está constituido por la vagina y el tercio inferior, o cuello del útero denominado cérvix.  Este contiene un tapón mucoso que sella la abertura uterina, lo cual evita la contaminación desde el mundo exterior.  Cuando el cérvix comienza a dilatarse, este tapón se desprende y sale un moco de tono rosado, que puede presentarse como moco sanguinolento, y una pequeña cantidad de sangre en la vagina que aparece al inicio del parto.

El feto es, el bebé en desarrollo, aún no nacido, que crece dentro del útero de la madre durante cerca de nueve meses.  La vagina es la cavidad externa del sistema reproductor de una mujer y forma la parte inferior del canal de nacimiento.  Mide cerca de 8 a 12 centímetros de largo, se inicia en el cérvix y termina como una abertura externa del cuerpo.  En esencia, la vagina completa el paso desde el útero hacia el mundo externo para el neonato.  El peritoneo es el área de la piel entre la vagina y el ano.  Durante el nacimiento a medida que el bebé se mueve por el canal de nacimiento, el peritoneo comienza a abultarse de manera significativa.

A medida que el feto crece, este requiere de más y más nutrientes.  La placenta, es una estructura en forma de disco, que se une al recubrimiento interno de la pared del útero y se conecta con el feto mediante el cordón umbilical.  Normalmente no se mezcla la sangre del feto con la de la madre.  La barrera placentaria, consta de dos capas de células las cuales mantienen la circulación de la madre y el feto separadas, pero permiten que los nutrientes, oxígeno, desechos, dióxido de carbono, toxinas y la mayoría de los medicamentos pasen entre el feto y la madre.

Siempre que la madre coma o tome cualquier cosa, también lo hace el bebé.  Después del nacimiento, la placenta se separa del útero y es expulsada.  El cordón umbilical, es la línea de vida del neonato, pues es la conexión entre madre y bebé a través de la placenta.  El cordón umbilical contiene dos arterias y una vena.  Estos vasos proveen sangre al feto.  La vena umbilical, lleva sangre oxigenada de la madre al corazón del bebé y la arteria umbilical, regresa la sangre desoxigenada del corazón del bebe a la madre.  El oxígeno y otros nutrientes cruzan de la circulación de la madre a través de la placenta y luego a lo largo del cordón umbilical, para alimentar al feto mientras crece.  El dióxido de carbono y los productos de desecho, recorren la misma ruta en dirección opuesta.  Lo notable acerca de este intercambio es que la sangre de la madre y la del feto no se mezclan durante el proceso.

El feto se desarrolla dentro de una membrana llena de líquido, como una bolsa, llamado saco amniótico o bolsa de aguas.  Contienen entre 500 y 1000 ml de líquido amniótico, el cual ayuda a aislar y proteger al feto flotante durante su desarrollo.  Cuando se rompe este saco, el líquido es liberado como un chorro, por lo general al iniciarse el parto, este líquido ayuda a lubricar el canal de nacimiento y a eliminar bacterias.

Un embarazo a término dura entre 36 y 40 semanas, que se cuentan a partir del primer día del último ciclo menstrual.  El embarazo se divide en tres trimestres de cerca de tres meses cada uno.  Los nacimientos que suceden antes de las 36 semanas se consideran prematuros.  Normalmente, hacia el final del tercer trimestre, la cabeza del feto desciende por la amplia entrada de la pelvis femenina y se coloca en posición para el nacimiento.

A %d blogueros les gusta esto: