Archivos de etiquetas: Contusiones

29.4 EVALUACIÓN DE LAS LESIONES MUSCULO ESQUELETICAS


29.4 EVALUACIÓN DE LAS LESIONES MUSCULO ESQUELETICAS

Como TEM-TUM-TES, sus evaluaciones e intentos de ferulizar o inmovilizar, y el trabajo para estabilizar al paciente son muy importantes.  Vea el panorama completo evaluando la complejidad global de la situación.  Siempre evalúe cuidadosamente el ML, para intentar determinar la cantidad de energía cinética que ha absorbido un miembro lesionado, mantenga un alto índice de sospecha de lesiones asociadas.

De nuevo, no es importante diferenciar entre fracturas, dislocaciones, esguinces y contusiones.  En la mayor parte de los casos, su evaluación será comunicada como una “lesión de la extremidad”.  No obstante, debe ser capaz de distinguir las lesiones leves de las lesiones graves, porque algunas lesiones graves pueden deteriorar la función neurovascular.

Signos y síntomas – fracturas


Signos y síntomas

Debe sospechar de una fractura si está presente uno o más de los siguientes signos en un paciente que tiene una historia de lesión y manifiesta dolor:

Deformidad

El miembro puede parecer acortado, girado o angulado en un punto en el que no hay articulación.  Use siempre el miembro opuesto como una imagen de espejo para comparar.

Hipersensibilidad

Punto de sensibilidad o hipersensibilidad en el punto a la palpación en la zona de la lesión, es el indicador más confiable de una fractura subyacente, aunque no le dice el tipo de fractura.  Asegúrese de usar guantes si hay alguna herida expuesta.

Defensa

La incapacidad para usar la extremidad es la forma del paciente de inmovilizar y minimizar el dolor.  Los músculos alrededor de la fractura se contraen en un intento de prevenir cualquier movimiento del hueso roto.  La defensa no se produce con todas las fracturas, algunos pacientes, pueden continuar usando la parte lesionada por algún tiempo.  Ocasionalmente, las fracturas no desplazadas son menos dolorosas y el daño en los tejidos blandos es mínimo.

Defensa

La edematización rápida, suelo indicar hemorragia de una fractura y es seguida típicamente por dolor sustancial.  Con frecuencia, si la edematización es intensa, puede enmascarar la deformidad del miembro.  Varias horas después de una lesión, puede producirse una edematización generalizada por acumulación de líquido.

Contusiones

Las fracturas casi siempre se asocian con equimosis o moretones de los tejidos blandos circundantes.  Las contusiones pueden presentarse después de casi cualquier lesión y pueden tardar horas en desarrollarse; no son específicas de lesiones de los huesos o articulaciones.  La alteración de color asociada con las lesiones agudas, suele ser enrojecimiento, como puede haber visto en alguien que ha recibido un golpe.  En horas a días aparecerán colores azul, morado y negro, seguidos por amarillos y verdes.

Crepitación

Puede sentirse, y a veces escucharse, una sensación de fricción o moledura, conocida como crepitación, que ocurre cuando los extremos fracturados del hueso se fraccionan entre sí.

Movimiento falso

Llamado también movimiento libre, este es un movimiento en un punto en el miembro donde no hay una articulación.  Es una indicación positiva de una fractura.

Fragmentos expuestos

Ocurre cuando en las fracturas expuestas, los extremos del hueso pueden hacer protrusión a través de la piel o ser visibles dentro de la herida.

Dolor

La presencia de dolor junto con la hipersensibilidad en las contusiones, ocurre en asociación con las fracturas.

Articulación trabada

Una articulación que está trabada en alguna posición es difícil y dolorosa si se trata de mover.  Tenga en cuenta que la crepitación y el movimiento falso solo aparece cuando el miembro es movilizado o manipulado, y se asocian con lesiones que son en extremo dolorosas.  No manipule el miembro excesivamente en un esfuerzo por producir estos signos.

Evaluación inicial – lesiones de cara y cuello


Evaluación inicial

Impresión general

Al acercarse al paciente traumatizado, debe buscar indicadores importantes que lo alerten sobre la gravedad de su estado.  ¿está el paciente interactuando con el ambiente o esta acostado quieto, y en silencio?, ¿tiene el paciente alguna condición amenazante de vida?, tal como una hemorragia significativa? ¿Cuál es el color de su piel? ¿Parece estar enfermo?  La impresión general le ayudara a desarrollar un índice de sospecha de las lesiones graves y a determinar su sensación de la urgencia en la intervención médica.  La cabeza y la cara son sitios que frecuentemente vemos cuando nos estamos formando nuestra impresión general.  Las lesiones de la cara y de la garganta pueden ser muy obvias, como hemorragias e hinchazón notable, pero también pueden ocultarse bajo cuellos, bufandas y sombreros.  Debido a posibilidad de dificultad respiratoria con estas lesiones, se deben reconocer tan pronto como sea posible.

Como es el caso de cualquier lesión con hemorragia que ponga en peligro la vida, asigne a un miembro del equipo para controlar la pérdida de sangre con presión directa.  Considere siempre la necesidad de inmovilizar la columna cervical y verifique el nivel de respuesta con el uso de la escala AVDI.

Vía aérea y respiración

A continuación, asegúrese de que el paciente tenga la vía aérea despejada y permeable.  Si el paciente no responde, o tiene un nivel de conciencia notablemente alterado, considere la inserción de una cánula orofaringea o nasofaríngea del tamaño apropiado.  Si se identifican lesiones significativas en la cara o el cuello, es muy importante mantener la vía aérea permeable.  Corresponde insertar una cánula nasofaríngea, lenta y cuidadosamente, retirándola si se siente alguna resistencia.  Debe, además, examinar rápidamente e identificar si la respiración es adecuada.  Palpe la pared del pecho para detectar DCAP-BLS-TIC, (deformidades, contusiones, abrasiones, pensiones, penetraciones, quemaduras (burns), laceraciones, edemas (swelling), sensibilidad al tracto (tenderness), intensidad y crepitaciones.  mnemotecnia en inglés.

Si se descubre un trauma penetrante, asigne a un miembro del equipo para colocar un apósito oclusivo sobre la herida.  Si encuentra un fragmento inestable, asigne a otro miembro del equipo para estabilizar la lesión con una mano enguantada, o estabilizar la pared del pecho lesionado con un apósito voluminoso. verifique ruidos pulmonares claros y simétricos y luego administre oxígeno en flujo alto, o proporcione ventilación asistida, usando un dispositivo BVM, como sea necesario, dependiendo del nivel de conciencia, la frecuencia y calidad respiratoria de su paciente.

Las lesiones de la cara y el cuello, aumentan la necesidad de mantener la vía aérea y la respiración, no debe titubear en colocar una mascarilla no recirculante sobre heridas faciales.  Es posible que el sellado no sea fácil de mantener, pero la vía aérea y respiración adquieren prioridad sobre las lesiones de los tejidos blandos.

Circulación

Debe evaluar con rapidez la frecuencia y calidad del pulso.  Determinar la condición, color y temperatura de la piel, y verificar el tiempo de llenado capilar.  La hemorragia abundante es una amenaza inmediata para la vida.  Si el paciente tiene una hemorragia que pone en peligro su vida debe controlarla rápidamente.

Decisión de transporte

Si el paciente que está tratando, tiene un problema de la vía aérea, respiratorio o una hemorragia significativa, debe considerar transportarlo en forma rápida al hospital para su tratamiento.  En los pacientes con lesiones de cara y cuello, pude ser muy difícil la estabilización y el mantenimiento de la vía aérea y la respiración, por lo cual deben evitarse las demoras en el transporte, así como también debe considerar el apoyo de SVA si el tiempo de traslado es prolongado.  Un paciente con signos y síntomas de hemorragia interna, debe ser transportado apresuradamente al hospital apropiado, para ser tratado por un médico.  La hemorragia interna en las lesiones de la cara y cuello, con frecuencia involucran al encéfalo o a los grandes vasos de la garganta y pueden tener un grave impacto en la vía aérea del paciente.

El estado de un paciente con una hemorragia interna significativa, puede volverse inestable repentinamente.  El tratamiento está dirigido a atender con celeridad las condiciones amenazantes de vida y proporcionar un rápido transporte al hospital apropiado más cercano.  Signos como la taquicardia, hipotensión, pulso débil, piel fría, húmeda y pálida, son signos de hipoperfusión, e implican la necesidad de un traslado rápido.  El paciente que tiene un ML significativo, pero cuyo estado parece estable, también debe ser trasportado con prontitud al hospital apropiado más cercano.  Recuerde que cualquier golpe significativo en la cara o el cuello debe aumentar su sospecha de lesión vertebral o encefálica.  Debe estar alerta con estos signos y reconsiderar su prioridad y decisión de transporte.

Vía aérea, respiración y circulación – evaluación inicial – lesiones de ojos


Vía aérea, respiración y circulación

Cuando comience la evaluación inicial, considere la necesidad de hacer una inmovilización vertebral manual, mientras determina si el paciente tiene la vía aérea permeable y despejada.  Si el paciente es no responsivo o tiene un nivel de conciencia notablemente alterado, considere la inserción de una cánula orofaringea o nasofaríngea del tamaño apropiado, según sea necesario, para ayudar a mantener la vía aérea.  Verifique ruidos respiratorios claros y simétricos, luego administre oxígeno en flujo alto o suministre ventilación asistida con un dispositivo bolsa-válvula-mascarilla, según se requiera, dependiendo del nivel de conciencia de su paciente, así como también la frecuencia y calidad de la respiración.  Recuerde que las lesiones traumáticas del ojo, como cualquier otra lesión facial, tienen el potenciar de afectar la vía aérea y debe vigilarse.

Palpe la pared del pecho en búsqueda de DCAP-BLS [deformidades, contusiones, abrasiones, punciones/penetraciones, quemaduras (Burns), laceraciones y edemas (swelling), sensibilidad al tacto, inestabilidad y crepitación].  Debe examinar con rapidez la frecuencia y calidad del pulso; determinar el estado, color y temperatura de la piel, y verificar el tiempo de llenado capilar.  Si es visible una hemorragia notable, debe iniciar los pasos necesarios para controlarla.  La hemorragia significativa es una condición amenazante de vida.  Si el paciente tiene una hemorragia obvia que pone en peligro la vida, debe controlarse de inmediato.  Esto puede ser difícil de hacer sin causar presión indebida sobre el propio ojo, en presencia de un traumatismo facial intenso; sin embargo, debe tener cuidado de no poner presión sobre el ojo durante el vendaje porque puede empeorar la lesión.  Las heridas en los tejidos blandos del parpado y el área circundante, tienden a sangrar libremente, pero por lo general no amenazan la vida y suelen ser fáciles de controlar.

25. LESIONES DE LOS OJOS


25. LESIONES DE LOS OJOS

Las lesiones del ojo son muy comunes y encontrara muchas en su labor como TEM-TUM-TES.  Los cuidados médicos de urgencia, proporcionados para estas lesiones, pueden minimizar los daños que con frecuencia son graves.  Por fortuna, la mayor parte de las lesiones del ojo son menores, como por ejemplo: cuerpos extraños en el ojo, abrasiones corneales y contusiones.  Algunas lesiones son más serias, como la rotura del globo ocular, que requiere de un tratamiento experto inmediato.  Debemos tener muy claro la estructura y funcionamiento del ojo y además estar familiarizado con los diferentes tipos de lesiones de este órgano, describiendo el tratamiento de urgencia de cada uno.  También saber del manejo de los lentes de contacto y de los ojos artificiales.

24. LESIONES DE LOS TEJIDOS BLANDOS


24. LESIONES DE LOS TEJIDOS BLANDOS

La piel es nuestra primera línea de defensa contra las fuerzas externas y la infección.  Aunque es relativamente resiste, la pies es muy susceptible a las lesiones.  Las lesiones de los tejidos blandos varían desde simples contusiones y abrasiones, hasta laceraciones intensas y amputaciones.  Las lesiones de los tejidos blandos pueden dar por resultado la perdida de los, propios tejidos, con exposición a las estructuras profundas como lo son los vasos sanguíneos, los nervios y los huesos.

En todos los casos se deben controlar las hemorragias, prevenir la contaminación adicional para disminuir el riesgo de infección y proteger las heridas de daños adicionales; por lo tanto, es preciso que sepa como colocar los apósitos y los vendajes en varias partes del cuerpo.

Vía aérea y respiración – estados de choque


Vía aérea y respiración

A continuación examine la vía aérea, para asegurarse de que esta permeable.  Si el paciente esta despierto y respondido preguntas, la vía aérea esta permeable.  Este alerta alerta también con relación a ruidos anormales de la vía aérea, como gorgoteo, aspiración de la vía aérea o estridores, que son indicadores de una obstrucción parcial.  Si el paciente está despierto y responde preguntas, no se necesita una cánula en la vía aérea; considere un dispositivo adjunto, como una cánula orofaringea o nasofaríngea en un paciente con NDC alterado.

Luego, debe evaluar rápidamente la respiración en el paciente.  Así como inspeccionar y palpar la pared torácica, para evaluar por DCAP-BLS. (Deformidades, Contusiones, Abrasiones, Punciones/penetrantes, quemaduras Burns, Laceraciones y edemas Swelling).  Observe al paciente con relación a posibles signos de uso de los músculos accesorios, como los músculos del cuello, retracciones intercostales o uso anormal de los músculos abdominales.  El aumento de la frecuencia respiratoria, es a menudo un signo temprano de estado de choque inminente.

Debe evaluar los ruidos respiratorios del paciente con un estetoscopio, escuchando posibles ruidos sibilantes u otros ruidos respiratorios anormales.  Una vez que ha completado la evaluación de la respiración, proporcione al paciente oxígeno en flujo alto o si es necesario, respiraciones asistidas con un dispositivo de bolsa-válvula-mascarilla.

Mecanismo de lesión – hemorragia interna


Mecanismo de lesión

Una lesión por mecanismo de alta energía debe aumentar su índice de sospecha sobre la posibilidad de lesiones graves ocultas, como lo es una hemorragia interna en la cavidad abdominal.  Es posible que se presente una hemorragia interna siempre que el mecanismo de lesión sugiera que fuerzas intensas actuaron sobre el cuerpo, las cuales incluyen traumatismos contusos y penetrantes.  La hemorragia interna se produce comúnmente como resultado de caídas, lesiones causadas por explosiones y/o por accidentes de vehículos.  Recuerde que la hemorragia interna también puede ser el resultado de un traumatismo penetrante.

Al evaluar al paciente, busque signos de lesiones DCAPP-BLS, sobre el tórax y abdomen, incluyendo: contusiones, abrasiones, laceraciones y otros signos de lesión o deformidad.  Siempre debe sospechar de una hemorragia interna en un paciente que tienen una lesión penetrante o un traumatismo contuso.

Historial y examen físico enfocados – hemorragias


Historial y examen físico enfocados

Examen físico rápido versus examen físico enfocado

Después de que se complete la evaluación inicial, determine luego que examen de traumatismo se efectuara.  En un paciente que responde, que tiene una lesión aislada  con un mecanismo de lesión ML muy limitado, considere hacer un examen físico enfocado antes de evaluar los signos vitales y el historial.  Enfoque su evaluación en la lesión aislada y la molestia principal.  Al paciente con una herida grande en el brazo recibirá esta evaluación.  Asegure que se mantenga el control de la hemorragia y note a localización de la lesión.  En el caso de una extremidad lesionada examine el pulso y la función motora y sensitiva.  Si la hemorragia es del tórax, examine la respiración y la circulación.  Si la hemorragia es del cuero cabelludo, examine el sistema neurológico.

La evaluación de los sistemas mayores subyacentes puede dirigirlo a otros problemas que pueden necesitar su atención enfocada.

Si hay un traumatismo notable, que tal vez afecte a muchos sistemas, empiece con una rápida evaluación de trauma buscando DCAP-BLS-TIC, (Deformidades, Contusiones, Abrasiones, lesiones Punzantes/lesiones Penetrantes, – Burns/quemaduras, Laceraciones, Swelling/edema, Sensibilidad al Tacto, – Inestabilidad y Crepitación), para asegurarse que ha encontrado rápidamente todos los problemas y lesiones.  Si alguna de estas lesiones es una condición amenazante de vida, trátela de inmediato.  En los casos de hemorragia, es importante evitar enfocarse solo en esta.  Con un traumatismo significativo, debe evaluar la totalidad del paciente buscando fracturas y otros problemas.

No debe demorar el traslado de un paciente traumatizado, en particular de uno que tenga una hemorragia abundante, aunque este controlada, para completar su examen físico detallado el cual puede ser iniciado durante el traslado.  La obtención de los signos vitales y del historial SAMPLE tampoco debe retrasar el traslado del paciente considerablemente traumatizado al hospital.

21.8 ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA


21.8 ANATOMÍA Y FISIOLOGÍA

El cuerpo humano está dividido en áreas o sistemas, basadas en la función corporal; sus órganos internos están sujetos a lesiones no visibles cuando se aplica alguna fuerza externa.  Por ejemplo: el encéfalo puede tener contusiones, el corazón y los pulmones también pueden tener contusiones y/o hemorragias ocultas y los órganos del abdomen pueden tener hemorragias.  Todo lo anterior puede poner en riesgo la vida o tener condiciones amenazantes de vida.

 

A %d blogueros les gusta esto: