Archivos de etiquetas: columna vertebral

Intervenciones – lesiones de ojos


Intervenciones

Inmovilice la columna vertebral del paciente si sospecha de lesiones vertebrales.  Sea cuidadoso al vendar lesiones del ojo; la presión sobre el ojo puede reducir su circulación y forzar a los líquidos del ojo a derramarse.  El resultado de cualquiera de esas situaciones puede ser la ceguera.  Su hay hemorragias intensas visibles en otras áreas del cuerpo, contrólelas.  siempre que sospeche de una hemorragia significativa, o si el paciente tiene signos y síntomas de choque, administre oxígeno en flujo alto y transporte rápido al hospital apropiado.  No retrase al transporte de un paciente seriamente traumatizado y lesionado por completar en campo tratamientos que no salvan vidas, como inmovilizar fracturas de las extremidades; en vez de esto, complételos camino al hospital.  Si el paciente está en una condición estable, proporcione los cuidados de urgencia apropiados para el ojo u ojos lesionados.

24.6 HERIDAS ABDOMINALES


24.6 HERIDAS ABDOMINALES

 

Una herida abierta en la cavidad abdominal, puede exponer órganos internos; en algunos casos pueden hacer protrusión, esto quiere decir que el órgano, sobresale de su ubicación normal o se mueve más allá de sus límites, a través de la herida; esta lesión se llama evisceración.

NO toque ni mueva los órganos expuestos, cubra la herida con una compresa estéril, humedecida con solución salina estéril y fíjela con un apósito estéril.

Como el abdomen abierto irradia calor con eficacia y los órganos expuestos pierden líquidos en forma rápida, debe mantenerlos húmedos y calientes.

Sin no tiene compresas de gasa, debe usar apósitos estériles húmedos, cubiertos y estables, en el sitio con un vendaje y una cinta adhesiva.  No use ningún material que sea adherente o pierda su naturaleza o se deshaga cuando este mojado, como el papel sanitario, toallas faciales, toallas de papel o algodón absorbente.

Si las piernas y rodillas del paciente no están lesionadas y NO se sospecha de lesión de la columna vertebral, flexiónelas para aliviar la presión sobre el abdomen.  La mayoría de las personas con heridas abdominales requieren de un transporte inmediato a un centro de trauma, siga el protocolo local.

Vía aérea y respiración – hemorragias


Vía aérea y respiración

A continuación, asegúrese de que el paciente tenga despejada la vía aérea con la respiración adecuada, verifique los ruidos respiratorios y luego proporcione oxígeno en flujo alto con ventilación asistida por medio de un dispositivo bolsa-válvula-mascarilla, o mascarilla no recirculante, dependiendo del nivel de conciencia y de la frecuencia y calidad de la respiración.  Siempre considere la necesidad de estabilizar la columna vertebral y al mismo tiempo tratar la vía aérea y la respiración del paciente.

Choque por alcance


Choque por alcance

Los impactos por detrás son conocidos por causar lesiones de tipo latigazo, en particular cuando la cabeza y/o el cuello no están restringidos por un apoyo de cabeza, colocado de forma apropiada.  Al impacto, el torso se mueve hacia adelante, y al impulsarse el cuerpo hacia adelante, la cabeza y el cuello se rezagan, porque la cabeza es relativamente pesada y parece ser azotada hacia atrás con relación al torso.  Al detenerse el vehículo, el pasajero no restringido se desplaza hacia adelante, golpeando el tablero.  En este tipo de choque, la columna cervical y el área que la rodea, se puede lesionar.  La columna cervical es menos tolerante cuando se inclina hacia atrás; los apoyos para la cabeza disminuyen la extensión durante el choque y por lo tanto ayudan a reducir la lesión.  Otras partes de la columna vertebral y la pelvis también pueden estar en riesgo de lesionarse.  Además, el paciente puede sufrir una lesión de tipo aceleración en el encéfalo es decir, la tercera colisión del encéfalo dentro del cráneo. Los pasajeros en el asiento trasero, con solo un cinturón en la cintura, tienen una incidencia mayor de lesiones de la columna torácica y lumbar.

Evaluación en la escena – intoxicaciones y envenenamentos


Evaluación en la escena

Esta es una escena en la cual es de gran valor que el despachador este muy bien capacitado, que conozca muy bien el conjunto de protocolos apropiados y que tenga excelentes habilidades de interrogación para así poder obtener información importante, concerniente a la llamada por envenenamiento, que ayudará a anticipar la protección adecuada y necesaria para reforzar la seguridad.  El despachador debe ser capaz de obtener información acerca del número de pacientes involucrados, si se requieren recursos adicionales y si está implicado un traumatismo.  Si esta información no se obtiene de forma anticipada, a su llegada, deberá tomar tiempo para reforzar la seguridad y determinar la naturaleza de la enfermedad, el número de pacientes implicados, la necesidad de recursos adicionales y si se requiere la estabilización de la columna vertebral.

A medida que se acerque a la escena, deberá buscar indicios que pudieran indicar la sustancia y/o veneno implicados:

  • ¿Hay frascos de medicamentos tirados alrededor del paciente y en la escena?, si es así, ¿falta algún medicamento que pueda indicarnos sobredosis?
  • ¿Hay botellas de bebidas alcohólicas presentes?
  • ¿Hay jeringas u otra parafernalia para drogas en la escena?
  • ¿Hay un olor desagradable o extraño en el cuarto?, si es así, ¿es segura la escena? Esta también podría ser una indicación de veneno inhalado.

Un olor sospechoso y/o la parafernalia para drogas podrían indicar la presencia de un laboratorio de fármacos.  Este tipo de laboratorios pueden ser muy volátiles, así que verifique la seguridad de la escena.

Realizar la evaluación de la escena le ayudará a reforzar la seguridad, determinar las acciones apropiadas que necesita tomar y asegurar que la atención del paciente se inicie con éxito.

Evaluación detallada de la Cabeza, el cuello y la columna vertebral


Examen detallado de la Cabeza, el cuello y la columna vertebral 

Un examen detallado de estas áreas debe hacerse con mucho cuidado en la cabeza, el cuero cabelludo, la nariz y la boca, buscando posibles abrasiones, laceraciones y contusiones; examine los ojos y párpados verificando enrojecimiento y lentes de contacto.  Use una linterna de bolsillo para determinar si las pupilas son iguales y reactivas y verificando cualquier drenaje de líquidos o sangre, especialmente en oídos y nariz.  Verifique también la posible presencia de cuerpos extraños o sangre en la cámara anterior del ojo.  Busque contusiones o alteraciones en el color alrededor de los ojos (ojos mapache) o detrás de las orejas (signo de Battle: decoloración en la línea de la arteria auricular posterior, cuya equimosis aparece primero cerca de la punta de la apófisis mastoides en las fracturas de la base del cráneo); estos signos pueden estar asociados traumatismos de la cabeza.

A continuación, palpe suave pero firmemente alrededor de la cara, cuero cabelludo, ojos, oídos nariz, buscando hipersensibilidad, deformidades, o inestabilidad.  La hipersensibilidad o el movimiento anormal de los huesos con frecuencia señalan una lesión grave y el paciente puede estar en riesgo de obstrucción de las vías respiratorias superiores.  Vigile cuidadosamente la vía aérea en estos pacientes.  Acto seguido, vea dentro de la boca, los dientes flojos o rotos o cualquier objeto extraño que pueda bloquear la vía aérea; es mucho más seguro si usa un bloqueador de mordidas, también es importante que observe si hay cualquier alteración del color de la boca y la lengua.  Perciba el aliento del paciente, cualquier olor no usual, por ejemplo fuerte olor a alcohol o afrutado debe ser informado y registrado.

Palpe la parte anterior y posterior del cuello por posibles hipersensibilidades y deformidad.  La sensación de crepitación o chasquidos, no distinta a la palpar las burbujas de un material de empaque con burbujas se llama enfisema subcutáneo e indica escape de aire al espacio de la piel.  Comúnmente esto indica que el paciente tiene un neumotórax o se ha lesionado la laringe o la tráquea.  Busque también las venas yugulares distendidas, lo que es normal en personas que están acostadas; sin embargo, su presencia en un paciente que está sentado sugiere algún tipo de insuficiencia.

Consideraciones de la columna vertebral – evaluación vía aérea


Consideraciones de la columna vertebral

El tratamiento de la vía aérea puede ser complicado por la presencia de una lesión de la columna vertebral.  Los pacientes de trauma, tanto los conscientes como los inconscientes deben inmovilizarse para proteger su columna vertebral.  Sin embargo, los pacientes médicos, tanto conscientes como inconscientes puede haber sufrido caídas y tener una lesión potencial de la columna vertebral.  Es importante que considere previsiones de la columna vertebral durante la evaluación de la escena y valore el ML y/o la NE, cuando determine la molestia principal.  Cuando trate el estado de la vía aérea de un paciente, debe decidir si es necesita proteger la columna vertebral.  Si no tiene certeza de que exista una lesión de la columna vertebral, aun después de interrogar a un paciente consciente, asuma lo peor y estabilice la columna vertebral.  El tratamiento de la vía aérea y la inmovilización de la columna vertebral deben practicarse de manera simultánea.

Es posible que los pacientes inconscientes, o que responden a estímulos verbales, no sean capaces de proteger su vía aérea.  Si ha examinado la escena y tiene información confiable de testigos que indican que su paciente no tiene una lesión de columna vertebral, puede considerar colocar al paciente en posición de recuperación, posición lateral de seguridad, o recostado de lado, tan pronto como sea posible.  En esta posición sus secreciones drenan hacia afuera de la boca del paciente, en vez de hacerlo a la vía aérea, donde pueden ser peligrosas.  Siga su protocolo local para determinar quién tiene potencial de una lesión de la columna vertebral y quien puede considerarse “despejado”.

EL ESOFAGO


EL ESOFAGO

El esófago es un tubo colapsable de cerca de 25.4 cm. de longitud que se extiende desde el extremo de la faringe hasta el estómago, y está situado justo por delante de la columna vertebral en el tórax.

Las contracciones del musculo de la pared del esófago propulsan los alimentos hasta el estómago.

Los líquidos pasaran con muy poca ayuda.

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL


SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

El sistema nervioso central (SNC) está constituido por el encéfalo y la médula espinal.

Desde un punto de vista practico, el sistema nervioso central se puede considerar como la parte del sistema nervioso que esta cubierta y protegida por huesos.

El encéfalo este cubierto por el cráneo, y la médula espinal por la columna vertebral.

Las partes principales de la mayoría de las células nerviosas (el núcleo y el cuerpo celular) están dentro del sistema nervioso central.

El encéfalo y la médula espinal están bañados en líquido cefalorraquídeo, que sirve de amortiguación y para filtrar impurezas y toxinas.

A %d blogueros les gusta esto: