Archivos de etiquetas: choque insulínico

Alcoholismo – emergencias diabeticas


Alcoholismo

En ocasiones se piensa que los pacientes con choque insulínicos o en coma diabético, están intoxicados, en especial si su condición ocasionó una colisión de vehículos u otro incidente.  Confinado por la policía en el “bote de los ebrios”, un paciente diabético se encontrara en alto riesgo.  En tales situaciones, un brazalete, collar o tarjeta de identificación médica para emergencias, puede ayudar a salvar la vida del paciente.  Con frecuencia, solo una prueba de glucosa sanguínea realizada en la escena o en el departamento de urgencias, indicará el problema real.   En algunos sistemas de emergencias médicas, se le capacitará y permitirá realizar la prueba de glucosa en la escena, de lo contrario, siempre deberá sospechar de hipoglucemia en cualquier paciente con estado mental alterado.

Desde luego, la diabetes y el alcoholismo pueden coexistir en un paciente, pero debe permanecer alerta a la semejanza en síntomas de la intoxicación aguda por alcohol y las emergencias diabéticas,   así como también, la hipoglucemia y la lesión de la cabeza, considere todas las posibilidades en el momento del tratamiento.

Intervenciones – emergencias diabeticas


Intervenciones

Si su paciente está consciente, y es capaz de deglutir sin riesgo de aspiración, deberá alentarlo para que beba jugo o leche u otro líquido que contenga azúcar.  Si se lo permite el protocolo local, también deberá administrarle un gel de azúcar altamente concentrado, el cual se administra entre la mejilla y las encías del paciente y se aplicará por medio de un baja lenguas.  Por lo general, el paciente recobrará su estado de conciencia y estará un poco más alerta en cuestión de minutos.

Si su paciente está inconsciente, o si hay cualquier riesgo de aspiración, necesitará glucosa IV, la cual no está autorizado a administrar.  Su responsabilidad en este caso será proporcionar un transporte rápido al hospital, donde se dará atención adecuada.  Si trabaja en un sistema de niveles, los TEM-TUM-TES- intermedios y avanzados, serán capaces de iniciar un acceso intravenoso y administrar glucosa por esa vía.

Si no hay nadie más presente y sabe que el paciente inconsciente tiene diabetes, deberá emplear su conocimiento de los signos y síntomas, para decidir si el problema es coma diabético o choque insulínico.  Sin embargo, recuerde que esta evaluación no deberá impedirle proporcionar tratamiento y un transporte lo más pronto posible.  La prioridad será la respiración del paciente: respiraciones profundas, tipo suspiro, con el coma diabético y respiraciones normales o rápidas en el choque insulínicos.  El paciente diabético que está inconsciente y presenta convulsiones, tiene mayor probabilidad de estar en choque insulínicos.

Tenga en mente que cualquier paciente inconsciente puede presentar diabetes aún no diagnosticada.  En pacientes con estado mental alterado, cabe la posibilidad de determinar, sin este conocimiento previo, trate al paciente como lo haría con cualquier otro individuo inconsciente.  Proporciones atención médica de urgencia en particular el manejo de la vía aérea y proporcione transporte rápido.   En el departamento de urgencias, la diabetes y sus complicaciones se pueden diagnosticarse con rapidez.

Un paciente en choque insulínicos (inicio rápido de estado mental alterado, hipoglucemia), requiere glucosa de inmediato y un paciente en coma diabético (acidosis, deshidratación, hiperglucemia) necesita insulina y terapia IV con líquidos.  Estos pacientes requieren de transporte rápido al hospital para recibir atención médica adecuada.

Para el paciente consiente en choque insulínicos, los protocolos por lo general recomiendan glucosa oral, ya que este azúcar revertirá la reacción en unos minutos, no tema administrar demasiada glucosa.  El problema por lo general no se resolverá con tan solo un sorbo de jugo.  Con frecuencia, se requiere de una barra entera de chocolate o un vaso entero de jugo endulzado.  No proporcione bebidas sin azúcar, endulzadas con sacarina u otros compuestos edulcorantes sintéticos, puesto que tendrán poco o ningún efecto. Incluso recuerde que si el paciente responde después de recibir glucosa, aún puede requerir de algún tratamiento adicional, por lo tanto, deberá transportarlo al hospital lo más pronto posible.

Cuando tenga cualquier duda al respecto, si un paciente inconsciente con diabetes está en choque insulínicos o en coma diabético, la mayoría de los protocolos indican que se debe administrar glucosa aun cuando es posible que el paciente tenga cetoacidosis diabética.  Los choques insulínicos sin tratar darán como resultado la pérdida de la conciencia y puede ocasionar con rapidez daño cerebral importante o la muerte.  La condición de un paciente en choque insulínicos es mucho más crítica y tiene mayor probabilidad de causar problemas permanentes, cuando se compara con la de un paciente con cetoacidosis diabética.  Más aún, la cantidad de azúcar que se administra, típicamente al paciente con choque insulínicos, tiene pocas probabilidades de hacer que un paciente con cetoacidosis diabética, empeora de modo significativo.  Si tiene dudas, consulte a la dirección médica.

Historial SAMPLE – emergencias diabeticas


Historial SAMPLE

Haga las siguientes preguntas al paciente diabético comprobado, además de obtener el historial SAMPLE:

  • ¿Toma insulina o cualquier pastilla que reduzca su azúcar sanguíneo
  • ¿Tomó hoy su dosis acostumbrada de insulina o pastillas?
  • ¿Ha comido de manera normal hoy?
  • ¿Tuvo hoy alguna enfermedad o hizo algún ejercicio fuera de lo normal?
  • ¿Ha estado bajo estrés?

Si el paciente ha comido, pero no ha tomado insulina, tiene mayor probabilidad de que se desarrolle una cetoacidosis diabética.  Si el paciente tomó insulina, pero no ha comido es más probable que el problema sea un choque insulínico.  Con frecuencia, un paciente diabético, sabrá lo que le pasa.  Si el paciente no piensa apropiadamente, no habla con claridad o está inconsciente, hágale las mismas preguntas a un familiar o testigo.

Cuando evalúe a un paciente que podría tener diabetes, verifique si cuenta con un símbolo de identificación de emergencias médicas – una tarjeta en la cartera, un collar o brazalete, pregunte al paciente o a un familiar.  Sin embargo recuerde que aunque una persona sea diabética, es posible que la diabetes no sea la causa del problema.  Un ataque cardíaco, un evento vascular cerebral u otra emergencia médica, puede ser la causa.  Por ello, deberá siempre realizar una evaluación concienzuda y cuidadosa, prestando atención a los ABC.  Informe a la dirección médica que está en la escena de una emergencia diabética.

Circulación – emergencias diabeticas


Circulación

Una vez que haya evaluado la vía aérea y la respiración, y que haya efectuado las intervenciones necesarias, determine el estado de circulación del paciente.  Una persona con piel seca y caliente indica un coma diabético, mientras que un paciente con la piel húmeda y pálida, indica un choque insulínico, el paciente con este problema, tendrá pulso rápido y débil.

Choque insulínico – emergencias diabeticas


Choque insulínico

En el choque insulínicos, el problema es la hipoglucemia, glucosa insuficiente en sangre.  Cuando los niveles de glucosa permanecen elevados, la glucosa se extrae con rapidez de la sangre, para alimentar las células, si los niveles de glucosa disminuyen demasiado, puede haber una cantidad insuficiente para alimentar el cerebro.  Si la glucosa sanguínea permanece baja, puede presentarse con rapidez un daño cerebral permanente.

El choque insulínicos, ocurre cuando el paciente efectuó algunos de los siguientes pasos:

  • Tomó demasiada insulina.
  • Tomo una dosis regular de insulina, pero no ha ingerido suficiente alimento.
  • Realizó una cantidad anormal de actividad o ejercicio vigoroso y empleo toda la glucosa disponible.

El choque insulínicos, también puede ocurrir después de que el paciente vomita una comida, después de tomar una dosis regular de insulina.  En ocasiones, el choque insulínicos puede ocurrir sin un factor predisponente o determinantemente identificable.

Los niños con diabetes, pueden implicar un problema particular de manejo.  Primero, sus altos niveles de actividad, significan que pueden emplear la glucosa circulante con mayor rapidez que los adultos, incluso después de una inyección normal de insulina.  Segundo, no siempre se alimentan de manera correcta, ni a sus horas.  Como resultado, puede desarrollarse el choque insulínicos con más frecuencia en niños que en adultos.

El choque insulínicos se desarrolla con mucha mayor rapidez que el coma diabético, en algunos casos puede ocurrir en un lapso de minutos.  La hipoglucemia, puede asociarse con los siguientes signos y síntomas:

  • Respiraciones normales o rápidas
  • Piel pálida y húmeda o pegajosa
  • Diaforesis o sudoración
  • Mareo, dolor de cabeza
  • Pulso rápido
  • Presión arterial normal o baja
  • Estado mental alterado, conducta agresiva, confusa, letárgica o anormal.
  • Comportamiento ansioso o combativo
  • Hambre
  • Convulsión, desmayo o coma.
  • Debilidad de un lado del cuerpo que puede asemejarse con un evento vascular cerebral.

Ambos extremos del coma diabético y del choque insulínicos, producen inconsciencia y en algunos casos la muerte.  Pero requieren de un tratamiento muy diferente.

El coma diabético es un padecimiento metabólico complejo que por lo general se desarrolla a lo largo del tiempo y afecta a todos los tejidos del cuerpo.  La corrección de este trastorno puede tomar muchas horas en un medio hospitalario bien controlado.

El choque insulínicos, sin embargo, es un padecimiento agudo que puede desarrollarse con rapidez.  Un paciente con diabetes que tomó su dosis estándar de insulina y no comió en el almuerzo, puede estar en choque insulínicos antes de la cena.  Esta condición puede revertirse justo con la misma rapidez si se administra glucosa al paciente.  Sin esa glucosa, el paciente sufrirá de daño cerebral permanente, los minutos cuentan.

La mayoría de los diabéticos comprender y manejan bien su enfermedad.  Aun así, ocurren emergencias; además del coma diabético y del choque insulínicos, los pacientes con diabetes pueden tener ataques cardiacos “silenciosos” o sin dolor, una posibilidad que siempre deberá considerar.  El único síntoma que puede ser es “no me siento bien”.

A %d blogueros les gusta esto: