Archivos de etiquetas: Carbón activado

ATENCIÓN MÉDICA DE URGENCIA


17.5 ATENCIÓN MÉDICA DE URGENCIA

La descontaminación externa es importante, retire las tabletas, o fragmentos de ella que sigan en la boca del paciente y lave o cepille el veneno de la piel.  El tratamiento se concentra en el apoyo: evaluar y mantener los ABC del paciente, asegurándose siempre de vigilar la respiración.

En algunos casos, administra carbón activado a los pacientes que hayan ingerido venenos, siempre y cuando lo apruebe la dirección médica o el protocolo local.  El carbón no está indicado para pacientes que hayan ingerido un ácido, unos álcalis o un producto de petróleo; que presente un nivel reducido de conciencia y no pueda proteger su vía aérea o que sean incapaces de tragar.

Recuerde que el carbón activado absorbe o se pega a muchos venenos comunes ingeridos, lo cual evita que el tóxico o veneno se absorba en el cuerpo por medio del estómago o del intestino.  Si el protocolo local se lo permite, es muy posible que traiga consigo botellas plásticas con la suspensión ya preparada, cada una hasta con 50 g., de carbón activado.  Algunos nombres comerciales comunes para la forma de suspensión son: InstaChar, Acidose y Carbotural.  La dosis usual para un adulto o niño, es de 1 g de carbón activado por kilogramo de peso corporal.  La dosis promedio para adultos es de 25 a 50 g.,   la dosis pediátrica acostumbrada es de 12.5 a 15 g.

Antes de darle carbón a un paciente, obtenga la aprobación de la dirección médica.  A continuación, agite con fuerza la botella, para mezclar la suspensión.  El medicamento tiene un aspecto de lodo, así que lo mejor es cubrir la parte externa del envase, de manera que el líquido no sea visible, y déselo a beber al paciente por medio de una pajilla o pitillo o popote.  Seguramente necesitara persuadir al paciente para que lo beba, en particular si es un niño, pero nunca obligue o fuerce a nadie.  Si el paciente tarda mucho en beber la mezcla, tendrá que agitar el frasco con frecuencia para mantener el medicamento mezclado.  Una vez que el paciente termina, deseche el envase con el cual administro el carbón activado.  Asegúrese de anotar la hora cuando administro el carbón activado.

El efecto secundario principal de ingerir carbón activado, son las heces negras.  Si el paciente ingirió un veneno que ocasiona nauseas, es posible que vomite después de tomar el carbón activado y tendrá que repetir la dosis, al reevaluar al paciente, manténgase reparado para que haya vómito, náuseas y posibles problemas con la vía aérea.

Anuncios

Intervenciones – intoxicaciones y envenenamientos


Intervenciones

El tratamiento que proporciona a los pacientes envenenados, depende en gran parte de la sustancia a la que se expuso el paciente y el cómo se expuso, además de otros signos y síntomas que encuentre en la evaluación.  Algunos venenos pueden diluirse con facilidad o descontaminarse antes de su trapista.  Diluya las exposiciones debidas al aire con oxígeno, elimine las exposiciones por contacto con una cantidad copiosa de agua, a menos que este proceso este contraindicado, y considere el uso de carbón activado para venenos ingeridos.  Comuníquese con la dirección médica, con su centro de envenenamientos o instituto de toxicología, para conocer las opciones de tratamiento, en caso de venenos específicos.

Historial SAMPLE – intoxicaciones y envenenamientos


Historial SAMPLE

Como parte del historial SAMPLE, deberá hacer las siguientes preguntas:

  • ¿Cuál es la sustancia implicada? Si la conoce, estará mejor preparado para tener acceso a un recurso apropiado (centro de control de envenenamientos o el instituto de toxicología según el país), para determinar las dosis letales, el tiempo que transcurre antes de que se inicien los efectos dañinos, los efectos de la sustancia a niveles tóxicos y las intervenciones apropiadas.
  • ¿Cuánto ingirió o se expuso a la sustancia? Esto le permitirá saber cómo se iniciaran los efectos dañinos. Así mismo le permitirá saber al médico de urgencias, que efectos dañinos pueden revertirse y cuáles no, debido al tiempo durante el cual el paciente ha estado expuesto a la sustancia.
  • ¿Cuánto ingirió y cuál fue el nivel de exposición? Con esta información, el centro de control de envenenamientos o instituto de toxicología según el país, será capaz de informarle si el paciente recibió una dosis dañina o una dosis fatal.
  • ¿Durante qué periodo de tiempo tomó la sustancia, una sola vez, durante minutos u horas?
  • ¿Ha realizado el paciente o un testigo alguna intervención?, ¿esta intervención ayudó? la intervención del paciente por lo regular puede ocasionar más complicaciones. El médico de urgencias también deberá conocer esta información para poder justificar las intervenciones de acuerdo con ello.
  • ¿Cuánto pesa el paciente? Si está indicado el carbón activado, necesitará determinar la dosis sobre la base del peso del paciente. El antídoto o agente neutralizante administrado por el médico de urgencias, también puede basarse en el peso del paciente.  Para el examen físico, evalúe los sistemas orgánicos afectados y ponga especial agencia a los sistemas respiratorio y cardiovascular.

Venenos ingeridos – intoxicaciones y envenenamientos


Venenos ingeridos

Cerca del 80% de los envenenamientos se producen por vía oral o ingestión.  Los venenos orales incluyen líquidos, limpiadores domésticos, alimentos contaminados, plantas y en la mayoría de los casos, fármacos.  Ingerir veneno, por lo general es accidental en niños y a excepción de los alimentos contaminados, es de forma deliberada entre los adultos.  El envenenamiento con plantas es común entre los niños, a quienes les gustan de explorar y con frecuencia muerden las hojas de diversos arbustos o plantas.

Nuestro objetivo como TEM-TUM-TES-B, es eliminar con rapidez la mayor cantidad de veneno disponible en el tracto gastrointestinal.   Para la mayoría de las víctimas de envenenamiento, este tratamiento de urgencia es suficiente.

En el pasado se usaba el jarabe de ipecacuana, para causar el vómito, pero ahora se recomiendo solo en unas cuantas situaciones, en las cuales el riesgo de perder la conciencia es claramente bajo.  Dado que el jarabe de ipecacuana induce al vómito, sería muy peligroso utilizarlo en las personas que han ingerido sustancias que pueden ocasionar la reducción del estado de alerta, pues podrían llegar a vomitar e inhalar el vómito hacia los pulmones, al perder la conciencia.

Como resultado, el jarabe de ipecacuana por lo general no se lleva en las ambulancias.  Hay día, muchos sistemas SMU le permiten llevar carbón activado en su unidad, los proveedores no deben administrar el carbón activado a los paciente a menos que se lo indique el control de venenos, departamento de toxicología o la dirección médica.  El carbón activado viene en forma de suspensión, que se une al veneno en el estómago y lo saca.  Por lo tanto, es más eficaz y seguro que el jarabe de ipecacuana.  Dado que el carbón activado es un líquido negro que mancha, es posible que tenga que convencer al paciente, para lograr que lo beba; intente administrarlo en un vaso con tapa y con pajilla o un pitillo.  Recuerde que nunca debe forzar este o ningún otro líquido hacia el interior de la boca del paciente.

Aunque cada veneno producirá un conjunto específico de signos y síntomas, deberá evaluar la vía aérea, la respiración y la circulación ABC, de todo paciente envenenado.  Muchos pacientes que podrían haberse manejado con facilidad, han muerto como resultado de problemas con el ABC.  Esté preparado para proporcionar soporte de ventilación y RCP a un paciente que haya ingerido un opiáceo, un sedante o barbitúrico, cada uno de los cuales puede causar depresión del sistema nervioso central SNC, y respiración lenta.  Siempre que el envenenamiento esté implicado deberá proporcionar un pronto trasporte al departamento de urgencias.  Es posible que el paciente necesita apoyo IV y otros tratamientos que solo se pueden dar en el hospital.  Si trabaja en un sistema de niveles, el apoyo del SVA, también puede ser apropiado, porque es frecuente que estos proveedores también llevan consigo y estan autorizados para administrar medicamentos y terapias adicionales.

10. Vocabulario vital


Vocabulario vital

Absorción: proceso por el cual los medicamentos viajan por medio de los tejidos del cuerpo al torrente sanguíneo.

Acción: efecto terapéutico de un medicamento

Ácido acetilsalicílico (aspirina o ASA): medicamento antipirético (reduce la fiebre), analgésico (disminuye el dolor), antiinflamatorio (reduce la inflamación) e inhibidor potente de la agregación de plaquetas (antiagregante plaquetario).

Adsorción: proceso de unirse o adherirse a una superficie.

Carbón activado: medicamento oral que atrapa y absorber las toxinas ingeridas en el tracto gastrointestinal, como tratamiento en algunos envenenamientos y sobre dosis de medicamentos.  El carbón se muele hasta formar un polvo muy fino que proporciona la mayor área de superficie posible, para unir los medicamentos que se tomanron por vía oral, se lleva en la unidad SMU.

Contraindicaciones: condiciones que hacen que un medicamento o tratamiento en particular sean inadecuados, por ejemplo: un padecimiento en el cual un medicamento no debe administrarse porque no ayudará e incluso podría dañar al paciente.

Dosis: cantidad de medicamento que se administra con relación a la talla y edad del paciente.

Efectos secundarios: cualquier efecto de un medicamento ajeno al deseado.

Epinefrina: medicamento que incrementa la frecuencia cardiaca y la tensión arterial, pero también mejora problemas respiratorios al reducir el tono muscular del árbol bronquial.

Farmacología: rama de la medicina que se encarga del estudio de las propiedades y los efectos delos medicamentos.

Gel: sustancia semilíquida que se administra por vía oral en forma de capsula o por medio de tubos plásticos.

Glucosa oral: azúcar simple que se absorbe con facilidad en el torrente sanguíneo; se lleva en la unidad SMU.

Hipoglucemia: nivel anormalmente bajo de glucosa en la sangre.

Indicaciones: usos terapéuticos para un medicamento explícito.

Inhalación: respirar un gas hacia el interior de los pulmones; una vía de administración de medicamentos.

Inhalador de dosis medida IDM: recipiente miniatura de spray con el cual pueden inhalarse gotitas o partículas de medicamento.

Intraóseo IO: en el interior del hueso; una vía de administración de fármacos.

Inyección intramuscular IM: inyección aplicada en un musculo; una vía de administración de medicamentos.

Inyección intravenosa IV: inyección que se aplica directamente en una vena; una vía de administración de medicamentos.

Inyección subcutánea SC: inyección que se aplica en el tejido entre la piel y el musculo; vía de administración de medicamentos.

Medicamentos de prescripción: los fármacos que solo los farmacéuticos distribuyen a los pacientes de acuerdo con la orden de un médico (receta)

Medicamentos que no requiere receta MQNR: son fármacos que pueden adquirirse de manera directa sin prescripción para el paciente.

Medicamentos tópicos: lociones, cremas y ungüentos, que se aplican en la superficie de la piel y afectan solo esa área; vía de aplicación de medicamentos.

Medicamentos transdérmicos: fármacos diseñados para absorberse por medio de la piel (transcutaneamente).

Nitroglicerina: medicamento que incrementa la perfusión cardiaca, al causar que las arteria se dilaten: debe tener la autorización de la dirección médica para ayudar al paciente a auto administrársela.

Nombre comercial: nombre de marca que le da el fabricante a un fármaco; se escribe con mayúscula.

Nombre genérico: nombre químico original de un medicamento (en contraste con uno de sus “nombres comerciales”); este nombre se escribe con minúscula.

Oral: por la boca; vía de administración de medicamentos.

Oxígeno: gas que necesitan todas las células, para el metabolismo; el corazón y el cerebro en especial, no pueden funcionar sin él.

Polifarmacia: el uso de múltiples medicamentos tomados de manera regular.

Solución: mezcla líquida que no puede separarse por filtración ni al dejar la mezcla en reposo.

Sublingual SL: debajo de la lengua; vía de administración de medicamentos.

Suspensión: mezcla de partículas molidas que se distribuyen de manera homogénea en un líquido que no se disuelven.

Transcutánea: por medio de la piel; vía de administración de medicamentos con efecto sistémico.

Vía oral VO: por medio de la boca; vía de administración de medicamentos, lo mismo que la oral.

Vía rectal VR: por medio del recto; vía de administración de fármacos.

Carbón activado


Carbón activado

Muchas emergencias por envenenamientos, implican sobredosis de medicamentos tomados por vía oral, muchos fármacos se unen con el carbón activado, lo cual impiden que estos se absorban en el organismo.

Adsorción significa unirse o adherirse a una superficie, mientras que absorción es el proceso por el cual los medicamentos viajan por los tejidos hasta que llegan al torrente sanguíneo.

El carbón activado, se muele hasta obtener un polvo muy fino para proporcionar la mayor área de supervise posible para la unión, si está permitido por el protocolo local, es probable que lleve consigo en la unidad, un envase con una suspensión previamente mezclada de polvo de carbón activado en agua.

La unión entre el fármaco y el carbón no es permanente pues el medicamento puede liberarse y absorberse en el torrente sanguíneo; si el carbón activado permanece en el sistema digestivo, con frecuencia el carbón está suspendido con otro medicamento llamado sorbitol (un azúcar complejo).  Esta suspensión posee un efecto laxante que ocasiona que la mezcla entera, incluido el fármaco, pasen con rapidez al sistema digestivo.

El carbón activado se administra por vía oral.  Aunque el sorbitol endulza la suspensión, el carbón activado le da un aspecto poco atractivo, por esta razón, deberá usar un envase no transparente y pedir al paciente que lo tome con un pitillo, popote o pajilla.

10.4 MEDICAMENTOS DE LA UNIDAD SME O SMU


10.4 MEDICAMENTOS LLEVADOS EN UNA UNIDAD DEL SME O SMU

Los cinco medicamentos que pueden llevarse en una unidad del Sistema Médico de Emergencia con:

  • Oxígeno
  • Glucosa oral
  • Carbón activado
  • Ácido acetilsalicílico y
  • Epinefrina

Para que estos medicamentos sean una herramienta poderosa en nuestro trabajo deben ser utilizados de manera adecuada e inteligentemente.

Es muy importante tener en cuenta, si en lo establecido en la norma legislativa de su país, dentro de la regulación de los servicios de salud y atención prehospitalaria de las urgencias o emergencias médicas, usted puede administrar estos medicamentos.

También es trascendental,  que se encuentren incluidos en los protocolos médicos vigentes, avalados por la autoridad médica o el responsable sanitario (fuera de línea o forma indirecta) del servicio  de ambulancias o bajo una indicación directa, hecha por un médico  (en línea o en forma directa), legalmente autorizado para ejercer la profesión, esto quiere decir con licencia, tarjeta o cédula profesional.

A %d blogueros les gusta esto: