Archivos de etiquetas: cara

Evaluación continua – quemaduras


Evaluación continua

Repita la evaluación inicial y la toma de signos vitales.  Reevalúe las intervenciones y el tratamiento que ha proporcionado al paciente, en particular los usados para tratar el estado de choque.

Comunicación y documentación

Proporcione al personal del hospital una descripción del cómo se produjo la quemadura; muchas veces, ellos pueden determinar el diluyente apropiado para las quemaduras químicas o cualquier otro tratamiento apropiado para otros tipos de quemaduras con un previo aviso.  Su informe u documentación deben incluir, la extensión de las quemaduras.  Esto debe comprender la cantidad de superficie corporal implicada, la profundidad de la quemadura y su localización.  Por ejemplo: pude decir el 10% de la quemadura de espesor completo o tercer grado, el 15% de la quemadura de espesor parcial o segundo grado y el 25% de la quemadura superficial o de primer grado, en el tórax, abdomen, y extremidad inferior izquierda; si están afectadas áreas especiales como lo son los órganos genitales, las manos, los pies, la cara o circunferenciales, deben ser mencionadas y documentada de forma específica.

Gravedad de las quemaduras


Gravedad de las quemaduras

La gravedad de una quemadura puede incluir en la elección de un tipo de tratamiento.  Cinco factores le ayudaran a determinar la gravedad de una quemadura:

  1. ¿Cuál es la profundidad de la quemadura?
  2. ¿Cuál es la extensión de la quemadura?

Estos dos primeros factores son los más importantes; después de determinarlos, hágase las siguientes preguntas:

  1. ¿están implicadas áreas críticas como la cara, las vías respiratorias superiores, las manos, los pies, los órganos genitales? Incluidas en las áreas críticas también están las quemaduras circunferenciales, que son las quemaduras que se extienden por completo alrededor de una parte del cuerpo como un brazo o pie.
  2. ¿hay trastornos médicos o lesiones preexistentes?
  3. ¿es el paciente menor de 5 años o mayor de 55 años?

Si la respuesta a estas últimas preguntas es si, entonces debe cubrir el grado de la clasificación de las quemaduras.

CLASIFICACIÓN DE LAS QUEMADURAS EN ADULTOS

Quemaduras criticas
  • Quemaduras de tercer grado o espesor completo que incluyen manos, pies, cara, vía aérea superior, órganos genitales o quemaduras circunferenciales de otras áreas.
  • Quemaduras de tercer grado o espesor completo que cubran mas del 10% del área de la superficie corporal.
  • Quemaduras de segundo grado o espesor parcial, que cubran mas del 30% del área de la superficie del cuerpo.
  • Quemaduras asociadas con lesiones respiratorias como inhalación de humo o lesiones por inhalación.
  • Quemaduras complicadas con fracturas.
  • Quemaduras en pacientes menores de 5 años o mayores de 55, que se clasificarían como “moderadas” en adultos jóvenes.
Quemaduras moderadas
  • Quemaduras de tercer grado o espesor completo, que cubren del 2 al 10% del área de superficie corporal, excluyendo manos, pies, cara, órganos genitales o vía aérea superior.
  • Quemaduras de segundo grado o de espesor parcial que cubren del 15 al 30% del área de superficie corporal.
  • Quemaduras de primer grado o superficiales que cubren mas del 50% del área de superficie corporal.
Quemaduras menores
  • Quemaduras de tercer grado o espesor completo que cubren menos del 2% del área de a superficie corporal.
  • Quemaduras de segundo grado o espesor parcial, que cubren menos del 15% del área de superficie corporal.
  • Quemaduras de primer grado o superficiales que cubren menos del 50% de la de superficie corporal.

CLASIFICACIÓN DE LAS QUEMADURAS EN LACTANTES Y NIÑOS

Quemaduras criticas
  • Quemaduras de espesor completo o tercer grado, o espesor parcial o segundo grado, que cubren más del 20% del área de superficie corporal total.
  • Quemaduras que impliquen manos, pies, cara, vía aérea u órganos genitales.
Quemaduras moderadas
  • Quemaduras de espesor parcial o segundo grado que cubran del 10 al 20% del área de superficie corporal.
Quemaduras menores
  • Quemaduras de espesor parcial o primer grado que cubren menos del 10% del área de superficie corporal.

Lesiones locales por frío – hipotermia


Lesiones locales por frío

La mayoría de las lesiones por frío, se limitan a las partes expuestas, particular y especialmente vulnerables las cuales son: manos, orejas, pies, nariz y cara.   Cuando las partes del cuerpo expuestas se enfrían mucho, pero no se congelan, se llama sabañón o pie de inmersión (pie de trinchera), cuando las partes se congelan, esta condición se llama congelamiento.

Debe tratar de averiguar la duración de la exposición, la temperatura a la cual se expuso la parte del cuerpo, y la velocidad del viento.  Estos son factores importantes para determinar la gravedad de una lesión local por frío.  También deberá investigar un sinnúmero de factores subyacentes:

  • Exposición al agua
  • Aislamiento inadecuado del frío o el viento.
  • Circulación restringida, debido a ropa o calzado apretado o a enfermedades circulatorias.
  • Fatiga
  • Mala nutrición
  • Abuso de alcohol o drogas
  • Hipotermia
  • Diabetes
  • Enfermedad cardiovascular
  • Edad avanzada

En la hipotermia, la sangre se desvía de las extremidades, en un intento por mantener la temperatura dentro del cuerpo.  Esta desviación de sangre, incrementa el riesgo de lesiones locales por frío en extremidades, orejas, nariz y cara, por lo tanto al paciente con hipotermia, también se le debe evaluar en busca de congelación u otras lesiones locales por frío.  Lo inverso también se aplica.  Debe recordar que ambos tipos de exposición al frío, ya sea local o sistémica, pueden ocurrir en el mismo paciente.

A %d blogueros les gusta esto: