Archivos de etiquetas: cámara hiperbárica

VOCABULARIO VITAL – emergencias ambientales


VOCABULARIO VITAL

Agotamiento por calor: daño por calor en el cual el cuerpo pierde cantidades significativas de líquidos y electrolitos, debido a la sudoración profusa, también se denomina postración, colapso por calor o golpe de calor.

Ahogamiento: muerte por a asfixia debido a la inmersión en agua.

Antídoto: suero que contrarresta el efecto del veneno de un animal o insecto.

Bradicardia: frecuencia cardiaca lenta a menos de 60 latidos por minuto.

Calambres por calor: espasmos musculares dolorosos, por lo general asociados con actividades vigorosas en un medio caliente.

Cámara hiperbárica: habitación pequeña, presurizada a más de la presión atmosférica.

Casi-ahogamiento: supervivencia por lo menos temporal después de casi asfixiarse en el agua.

Clasificación inversa: proceso de triaje (selección o clasificación) en el cual los esfuerzos se concentran en aquellos que presentan paro respiratorio y cardiaco, a diferencia del triage convencional, donde tales pacientes se clasificarían como fallecidos.  Se utiliza en el triage de las múltiples víctimas por descarga de un relámpago.

Conducción: pérdida de calor por contacto directo. por ejemplo cuando parte del cuerpo está en contacto con un objeto frío.

Congelamiento: daño en los tejidos como resultado de la exposición al frío; partes congeladas del cuerpo.

Convección: pérdida e calor corporal, ocasionado por movimientos de aire, por ejemplo la brisa que sopla sobre el cuerpo.

Electrolitos: ciertas sales y otras sustancias que se disuelven en los líquidos corporales y las células.

Embolia gaseosa: burbujas de aire en los vasos sanguíneos.

Enfermedad por descompresión: padecimiento doloroso que se observa en buzos que ascienden demasiado rápido, en la cual el gas en especial el nitrógeno, forma burbujas en los vasos sanguíneos y otros tejidos también denominada como “trancazo”.

Evaporación: conversión del agua o de otros fluidos de líquido a gas.

Hipertermia: trastorno en el cual la temperatura central se eleva a 38.3°C o más.

Hipertermia: la temperatura central de cuerpo disminuye por debajo de 35°C, después de exponerse a un medio frío.

Insolación: afección que puede ser mortal debido a la hipertermia grave, ocasionada por la exposición excesiva a calor ya sea natural o artificial, se caracteriza por piel caliente y seca, estado mental alterado y con frecuencia, presenta coma irreversible.

Laringoespasmo: constricción grave de la laringe y las cuerdas vocales.

Radiación: transferencia de calor hacia objetos más fríos en el medio, a través de energía radiante, por ejemplo calentarse ante una fogata.

Reflejo de buceo: disminución del ritmo cardiaco ocasionado por la inmersión en agua fría.

Scuba: Las siglas S.C.U.B.A en ingles: Self Contained Underwater Breathing Apparatus, o en español: Equipo de Respiración Autónomo Bajo el Agua. Sistema de buceo que lleva aire a la boca y a los pulmones a diversas presiones atmosféricas que se incrementa con la profundidad de la inmersión; se usa para el aparato de respiración subacuático autónomo.

Síncope por detención de la respiración: pérdida de la conciencia ocasionada por la disminución del estímulo respiratorio.

Temperatura ambiente: temperatura del medio circulante.

Temperatura central: temperatura de la parte central del cuerpo: corazón, pulmones, y órganos vitales.

Trancazo: nombre común para la enfermedad por descomposición.

Turgencia: capacidad de la piel para resistir la deformación; se evalúa pellizcando con suavidad la piel en la frente o el anverso de la mano.

Enfermedad por descompresión – emergencias del ascenso


Enfermedad por descompresión

La enfermedad por descompresión, también comúnmente llamada trancazo, ocurre cuando burbujas de gas, es especial nitrógeno, obstruyen los vasos sanguíneos.  Este problema es el resultado de un ascenso demasiado rápido en una sumersión; durante el buceo el nitrógeno de la respiración se disuelve en la sangre y en los tejidos, debido a que se encuentra bajo presión.  Cuando el buzo asciende, la presión externa se reduce y el nitrógeno disuelto forma pequeñas burbujas dentro de los tejidos, estas burbujas pueden conducir a problemas semejantes a los que ocurren en la embolia gaseosa (bloqueo de los vasos sanguíneos diminutos, lo cual priva a partes del cuerpo de la provisión normal de sangre), el dolor agudo en ciertos tejidos o espacios del cuerpo es el problema más común.

El síntoma más notorio es dolor abdominal y/o articular, es tan fuerte que el paciente literalmente parece haber sentido un trancazo y se dobla de dolor.  Existen cuadros de buceo y computadoras disponibles para indicar la velocidad de ascenso adecuado de una inmersión, Incluyendo el número y la duración de las pausas que un buzo debe hacer en su camino a la superficie.  No obstante, incluso los buzos que se mantienen dentro de esos límites, pueden sufrir el trancazo.

Incluso después de una “sumersión segura”, puede presentarse la enfermedad por sumersión, al subir en auto a una montaña o volar en un avión no presurizado, que sube con demasiada rapidez a una gran altura.  Sin embargo el riesgo de esto disminuye después de 24 a 48 horas.  El problema es justo el mismo que el ascenso de una sumersión profunda: una reducción repentina de la presión externa en el cuerpo y la liberación de nitrógeno disuelto de la sangre que forma burbujas de gas dentro de los vasos sanguíneos.

Quizá encuentre difícil diferenciar entre la embolia gaseosa y la enfermedad por descompresión.  Como regla general, la embolia ocurre inmediatamente después de regresar a la superficie, mientras que en la enfermedad por descompresión, es posible que los síntomas se presenten durante varias horas.  El tratamiento de emergencia es el mismo en ambos casos.  Consta de SVB, seguido de compresión en una cámara hiperbárica, que es una cámara o cuarto pequeño que se encuentra presurizado a más de la presión atmosférica.  El tratamiento de descompresión permite que las burbujas se disuelvan en la sangre y equilibra las presiones dentro y fuera de los pulmones.  Una vez que dichas presiones están equilibradas, puede lograse la descompresión paulatina bajo condiciones controladas para evitar que se vuelvan a presentar burbujas.

A %d blogueros les gusta esto: