Archivos de etiquetas: BVM

Evaluación inicial – lesiones cerradas


Evaluación inicial

Impresión general

Al acercarse al paciente traumatizado o paciente de trauma, hay indicadores importantes que lo alertaran sobre la gravedad del trastorno.  ¿Está despierto el paciente e interactuando con su entorno, o yace quieto, sin hacer ruido? ¿Tiene el paciente alguna condición amenazante de vida, como una hemorragia abundante?, ¿Cuál es su color?, ¿está respondiendo de forma apropiada o inapropiada?  Su impresión general, le ayudara a desarrollar un índice de sospecha, de si las lesiones son graves y también le ayudara a determinar qué tan urgente necesita el paciente cuidado.

Es posible que los pacientes de trauma con lesiones cerradas de los tejidos blandos, parezcan tener lesiones menores; sin embargo, durante la evaluación inicial no debe distraerse buscando lesiones escondidas, o más severas.  Por ejemplo: la impresión general de un paciente con un hematoma en la cabeza y disminución de la conciencia, puede indicar una lesión grabe de cabeza.

Vía aérea y respiración

A continuación debe asegurar que el paciente tenga su vía aérea despejada y permeable.  Como hubo un trauma, proteja a su paciente de un posible daño adicional de la columna vertebral, al tarar la vía aérea, previniendo el movimiento de la cabeza y el torso.  Si el paciente no responde o tiene un nivel de conciencia alterado en grado significativo, considere colocar una cánula orofaringea o nasofaríngea; además, debe con rapidez examinar y observar la respiración adecuada.  Palpe el tórax, buscando DCAP-BTLS.  Si se descubre una lesión en los tejidos blandos, en el tórax o el abdomen, verifique que los ruidos respiratorios sean simétricos y claros, luego administre oxígeno en flujo alto o proporciones ventilaciones asistidas, usando un dispositivo BVM, según se requiera, dependiendo del nivel de conciencia y de que su paciente este respirando de forma inadecuada.

Circulación

Debe evaluar de inmediato la frecuencia y calidad del pulso; determinar el estado, el color y la temperatura de la piel y verificar el tiempo de llenado capilar.  Las lesiones cerradas de los tejidos blandos no tienen signos visibles de hemorragia; como el sangrado se está produciendo por dentro del cuerpo, puede presentarse el estado de choque.  Su evaluación del pulso y la piel le darán una indicación del grado de agresividad con el que necesita tratar al paciente.

Decisión de transporte

Durante su evaluación inicial, determine si su paciente necesita un transporte inmediato o estabilización en la escena.  Si el paciente que está tratando, tiene un problema en la vía aérea, en su ventilación, síntomas y signos de choque y/o una hemorragia interna, debe considerar transportarlo rápidamente para ser atendido y solicitar apoyo de SVA.  Aunque el tratamiento en la evaluación inicial está dirigido a atender con prontitud, las condiciones amenazantes de vida, no debe retrasar el traslado de un paciente de trauma o traumatizado, en particular si es uno en el cual la lesión de los tejidos blandos puede ser el signo de una lesión grave más profunda.  Los pacientes con ML intenso, pueden requerir de una exploración rápida para identificar esas lesiones.

Anuncios

Vía aérea, respiración y circulación – ahogamiento y buceo


Vía aérea, respiración y circulación.

Debe emplear las medidas acostumbradas de SVB, para cualquier paciente que se encuentre en, o se haya lesionado en el agua.  Comience por abrir la vía aérea y evaluar la respiración en pacientes que no respondan, utilice un complemento de vía aérea, para facilitar las ventilaciones BVM, según se requiera.  de acuerdo con el protocolo, succione el paciente si vomita o presenta secreciones  rosadas y espumosas en la vía aérea.  Proporcione ventilaciones BVM, si la respiración es inadecuada, verifique el pulso; puede ser difícil de encontrarlo debido a la constricción de los vasos sanguíneos periféricos y por una frecuencia cardiaca baja.  No obstante, si el pulso es indetectable, inicie la RCP de acuerdo con los lineamientos del SVB.

Si el paciente no responde, proporcione oxígeno de flujo elevado con una mascarilla no recirculante y posicione al paciente para proteger la vía aérea de aspiración en caso de vómito.  Evalúe al paciente para determinar si hay perfusión adecuada y trate para choque mediante el mantenimiento de la temperatura normal corporal y el mejoramiento de la circulación a través de la posición.  Si la queja principal sugiere traumatismos, valore para sangrado y trate de acuerdo con esto.

Vía aérea, respiración y circulación – lesiones por calor


Vía aérea, respiración y circulación

Evalúe los ABC del paciente y trate cualquier problema que detecte como condición amenazante de vida.  Aunque el paciente no responda, la vía aérea debe ser permeable.  No obstante, algunos problemas por calor pueden presentarse como las náuseas y el vómito.  Coloque al paciente para proteger la vía aérea según se requiera.  Si el paciente no responde, tenga mucho cuidado con la manera en que abre su vía aérea, considere las precauciones para el manejo de la columna vertebral.  La respiración será rápida de acuerdo con la temperatura central del paciente, pero deberá ser adecuada en otros aspectos.  Proporcionarle oxígeno a su paciente, le ayudará con la perfusión de los tejidos corporales y puede reducir las náuseas.  Si su paciente no responde, inserte una vía aérea y proporcione ventilaciones BVM de acuerdo con su protocolo.

La circulación se evalúa mediante la palpación del pulso, si este es adecuado, evalué la perfusión del paciente y determine si hay sangrado.  La piel caliente, seca o húmeda con aspecto rojizo, puede indicar una temperatura corporal central elevada.  El choque trátelo de forma agresiva, retirándolo del calor y colocándolo de manera que mejore su circulación.  Si hay hemorragias, aplique vendajes de acuerdo al protocolo.

Vía aérea y respiración – intoxicaciones y envenenamientos


Vía aérea y respiración

Asegúrese con rapidez de que el paciente tenga la vía aérea abierta y que este ventilando adecuadamente.  No dude en iniciar la terapia de oxígeno.  Si el paciente no responde a estímulos dolorosos, necesitará considerar la inserción de una vía aérea adjunta, para asegurar que la vía aérea este abierta.  Tenga el equipo de succión disponible, estos pacientes son susceptibles al vómito, también es posible que tenga que asistir a las ventilaciones del paciente con un dispositivo BVM, debido a las sustancias que actúan como depresivos.  A medida que evalúe y maneje la vía aérea y la respiración del paciente, deberá considerar la posibilidad de una lesión en la médula espinal.  Las precauciones con la columna vertebral en un paciente que no responde deben iniciarse cuando se abre la vía aérea en un principio y mantenerse cuando se requieran ventilaciones de presión positiva.

Venenos inhalados


Venenos inhalados

Los pacientes que han inhalado sustancias tóxicas, incluidos gas natural, ciertos pesticidas, monóxido de carbono, cloro u otros gases, deberá ser transferidos de inmediato a donde haya aire fresco.  Dependiendo del tiempo de exposición, pueden requerir de oxígeno suplementario.  Emplee siempre un aparato de respiración auto contenido, para protegerse a sí mismo contra los vapores venenosos.  Si no cuenta con capacitación específica en el uso de éste o con el equipo disponible ajustado a su persona, deje este trabajo al personal con capacitación y el equipo adecuados ; para la exposición presente de toxinas de inhalación.

Es posible que los pacientes, deban ser descontaminados por personal capacitado especialmente después de ser retirados de un medio tóxico.  No podrá administrar atención de urgencias a estos pacientes hasta que se haya realizado este paso y que el veneno no pueda contaminarlo.

Algunos venenos inhalados, como el monóxido de carbono, son inodoros y producen hipoxia grave sin dañar o siquiera irritar los pulmones.  Otros, como el cloro, son muy irritantes y ocasionan obstrucción de la vía aérea y además edema pulmonar.  El paciente puede informar que tiene los siguientes signos y síntomas:  ardor en los ojos, dolor de garganta, tos, dolor del pecho, ronquera, sibilancia, disnea, mareo, confusión, dolor de cabeza o estridor en los casos graves.  Asimismo, el paciente puede presentar convulsiones, o alteración del estado mental.

Algunos agentes inhalados, ocasionan daño progresivo en los pulmones e incluso una vez que el paciente ha sido rescatado de la exposición directa, es posible que el daño sea evidente durante algunas horas.  Mientras tanto, pueden requerir de dos a tres días o hasta más, de terapia intensiva para restablecer la función pulmonar normal.  Por esta razón, todos los pacientes que han inhalado veneno, requieres de transporte inmediato al departamento de urgencias, este preparado para emplear oxígeno suplementario por medio de una mascarilla con reservorio no recirculante y/o soporte de ventilación con un dispositivo de bolsa-válvula-mascarilla BVM, si es necesario.  Asegúrese de que está disponible una unidad de aspiración en caso de que el paciente vomite.  Lo mismo que con otros envenenamientos, resulta útil que lleve consigo envases, frascos o etiquetas cuando trasporte al paciente al hospital.

Vía aérea y respiración – dolor toraxico


Vía aérea y respiración

A menos que el paciente no responda, lo más probable es que la vía aérea este permeable.  Los individuos que responden deben ser capaces de mantener su propia vía aérea, pero algunos episodios de compromiso cardíaco, pueden producir mareo o incluso episodios de desmayo.  Si cualquiera de estos ocurre, piense en la posibilidad de lesiones en la médula debido a una caída.  Evalúe y trate al paciente según sea apropiado.

Evalúe la respiración del paciente para determinar la cantidad adecuada de oxígeno a proporcionar a un corazón enfermo.  Algunos pacientes refieren disnea aunque no haya signos obvios de insuficiencia respiratoria.  En cualquier situación, aplique oxígeno con una mascarilla no recirculante con bolsa reservorio de 10 a 15 l/min.  Si el paciente no respira o lo hace en forma inadecuada, asegure las ventilaciones de manera apropiada con un dispositivo BVM y oxígeno al 100%.

A %d blogueros les gusta esto: