Archivos de etiquetas: Bronquitis

11.VOCABULARIO VITAL


11.VOCABULARIO VITAL

Alérgeno: sustancia que causa una reacción alérgica.

Asma: enfermedad de los pulmones en la cual, el espasmo muscular en los pequeños conductos respiratorios y la producción de grandes cantidades de moco con edema del recubrimiento de la vía aérea, da como resultado la constricción de la vía aérea.

Bronquitis: inflamación aguda o crónica del pulmón, que podría dañar el tejido pulmonar; por lo general asociada con tos y producción de esputo.

Bronquitis crónica: irritación de los conductos pulmonares, ya sea por enfermedad infecciosa o por irritantes como el humo.

Crepitación: sonidos respiratorios como crujidos y cascabeleo, que señala la presencia de líquido en los espacios aéreos de los pulmones.

Crup o laringotraqueobronquitis: enfermedad infecciosa del sistema respiratorio superior, que puede causar una obstrucción parcial de la vía aérea y se caracteriza por tos semejante a un ladrido, que por lo general se observa en los niños.

Difteria: enfermedad infecciosa del sistema respiratorio en la cual se forma una membrana que recubre la faringe; este recubrimiento puede obstruir gravemente el paso del aire haca la laringe.

Disnea: falta de aire o dificultad para respirar.

Dolor pleurítico en el pecho: dolor agudo y punzante en el pecho que empeora con la respiración profunda u otros movimientos de la pared del tórax; con frecuencia es producto de una inflamación de la pleura.

Edema pulmonar: acumulación de líquido en los pulmones, por lo general como resultado de la insuficiencia cardiaca congestiva.

Efusión pleural: acumulación de líquido entre el pulmón y la pared del tórax, que puede comprimir al pulmón.

Embolia pulmonar: coágulo sanguíneo que se desprende de una vena grande y viaja a través de los vasos, causando la obstrucción del flujo sanguíneo.

Émbolo: coágulo sanguíneo u otra sustancia en el sistema circulatorio que viaja hacia un vaso sanguíneo donde causa bloqueo.

Enfermedad pulmonar obstructiva crónica EPOC: proceso lento de la dilatación y disrupción de la vía aérea y los alveolos, causado por una obstrucción bronquial crónica.

Enfisema: enfermedad pulmonar en la cual presenta dilatación extrema y destrucción final de los alveolos pulmonares, con un intercambio podre de oxígeno y dióxido de carbono; es una forma de la enfermedad pulmonar crónica obstructiva EPOC.

Epiglotitis: enfermedad infecciosa en la cual la epiglotis se inflama y agranda, puede causar obstrucción de la vía aérea superior.

Estimulo hipòxico: sistema de apoyo para controlar las respiraciones, cuando caen los niveles de oxígeno.

Estridor: sonido áspero, agudo y semejante a un ladrido, que se produce al inspirar y se escucha con frecuencia en la obstrucción laríngea aguda (vía aérea superior)

Hiperventilación: respiración rápida o profunda que reduce los niveles de dióxido de carbono por debajo de lo normal.

Hipoxia: padecimiento en el cual, las células y los tejidos del cuerpo, carecen de suficiente oxígeno.

Neumonía: enfermedad infecciosa pulmonar que daña el tejido del pulmón.

Neumotórax: acumulación parcial o completa de aire en el espacio pleural.

Resfriado común: infección viral que por lo general se asocia con la inflamación de las membranas mucosas nasales y a la producción de líquido en los senos nasales.

Retención de dióxido de carbono: padecimiento caracterizado por un nivel crónico elevado de dióxido de carbono en la sangre, en el cual, el centro respiratorio ya no responde a los niveles sanguíneos de este compuesto.

Roncantes: sonidos roncos de la respiración en pacientes con moco crónico en la vía aérea.

Sibilancia: sonido respiratorio agudo, semejante a un silbido, que se escucha en forma característica en los pacientes con asma o con EPOC, al expirar.

Síndrome respiratorio agudo grave SARS: infección viral potencialmente mortal que casi siempre se inicia con síntomas de tipo influenza.

Anuncios

Inhaladores de prescripción – emergencias respiratorias


Inhaladores de prescripción

Es muy probable que los pacientes que piden ayuda, es debido a las dificultades respiratorias y además porque han tenido el mismo problema antes.   Es posible que cuenten con medicamentos de prescripción que se administren por medio de inhaladores.  Si es así, quizá pueda ayudarles a que lo usen; consulte con la dirección médica o siga las recomendaciones vigentes.  Recuerde informar: el tipo de fármaco de que se trata, cuando realizó la última inhalación, la anterior a esta, cuantas bocanadas tomó cada vez y que señala a etiqueta respecto a la dosis.  Si la dirección médica o las recomendaciones vigentes lo permiten,  puede ayudar al paciente a auto administrarse el medicamento.

Asegúrese de que el inhalador pertenezca al paciente, que contenga el medicamento correcto, la fecha de caducidad y que se administre la dosis correcta.   Administre dosis repetidas del medicamento siempre y cuando no se haya excedido la dosis máxima y si el paciente aún presenta falta de aire.

Algunos de los fármacos de uso común para la falta de aire, se denominan agonistas beta inhalados, y dilatan los conductos respiratorios.  Proventil, Ventolin, Alupent, Metaprel y Brethine, son nombres típicos comerciales.  El nombre genérico de Proventil y Ventolin es salbutamol; el de Alupent y Metaprel es metaproterenol, y para Brethine es terbutalina.  La mayoría de estos fármacos relajan los músculos que rodean a los bronquios en los pulmones, lo cual conduce a la expansión o dilatación de los conductos y a un paso más fácil del aire.

Los medicamentos que se utilizan para los síntomas agudos están diseñados para dar al paciente un alivio rápido de los síntomas, si la afección es reversible.  Los medicamentos para síntomas más crónicos se administran como medida preventiva o como dosis de mantenimiento.  Los fármacos para uso crónico proporcionarán poco alivio de los síntomas agudos.  Los efectos secundarios comunes de los inhaladores empleados para la falta aguda de aire son: aumento en la aceleración del pulso, nerviosismo y temblor muscular.

Si el paciente tiene un IDM, lea la etiqueta con cuidado para asegurarse de que el medicamento es para la falta de aire y que de hecho, fue recetado por un médico; si tiene dudas consulte con la dirección médica.

Antes de ayudar a un paciente a auto medicarse cualquier medicamento con un IDM, asegúrese de que el fármaco este indicado, es decir, que el paciente tiene signos y síntomas de falta de aire.  Por último verifique que no haya contraindicaciones para su uso:

  • El paciente es incapaz de ayudar a coordinar la inhalación oprimiendo el gatillo, quizá debido a que se encuentra demasiado confundido.
  • El inhalador no fue prescrito para este paciente.
  • No obtuvo permiso de la dirección médica o del protocolo local.
  • El paciente ya había llegado a la dosis máxima antes de su llegada.

MEDICAMENTOS RESPIRATORIOS INHALADOS

Medicamento Indicaciones Uso agudo vs. crónico
Nombre genérico Nombre comercial Asma Bronquitis EPOC Agudo Crónico
Albuterol Proventil, Ventolin, Volmax Si Si Si Si No
Propionato de beclometasona Beclovent Si No No No Si
Cromolín sódico Intal Si No No No Si
Propionato de fluticasona Flovent Si No No  No Si
Propionato de fluticasona, xinafoato de salmeterol Advair Discos Si No No No Si
Bromuro de ipratropo Atrovent Si Si Si Si No
Sulfato de metaproterenol Alupent Si Si Si Si  No
Montelukast sódico Singulair Si No No No Si
Xinafoato de salmeterol Serevent Si Si Si  No Si

 

Infección de la vía aérea superior o inferior


Infección de la vía aérea superior o inferior

Las enfermedades infecciosas que causan disnea pueden afectar todas las partes de la vía aérea.  Algunas causan molestias leves, otras obstruyen la vía aérea hasta el punto de que los pacientes requieren de una gama completa de apoyo respiratorio.  En general, el problema siempre es, alguna forma de obstrucción, ya sea en el flujo de aire en los conductos principales (por resfriados, difteria, epiglotitis y crup), o en el intercambio de gases entre los alveolos y los capilares (neumonía).

ENFERMEDAD CARACTERÍSTICA
Bronquitis  Inflamación aguda o crónica del pulmón que podría dañar el tejido pulmonar, está asociado por lo general por tos y producción de esputo, y dependiendo de su causa, en ocasiones presenta fiebre

El líquido también se acumula en los tejidos pulmonares normales circundantes, lo cual separa a los alveolos de sus capilares.  En ocasiones, el líquido también puede acumularse en el espacio pleural.

Se daña la capacidad pulmonar, para intercambiar oxígeno y dióxido de carbono.

El patrón respiratorio en la bronquitis, no indica obstrucción de la vía aérea mayor, pero el paciente puede presentar taquipnea, o aumenta en la frecuencia respiratoria, lo cual es un intento por compensar la cantidad reducida de tejido pulmonar normal y la acumulación de líquido.

Resfriado común Una infección viral por lo general está asociada con el inflamación de las membranas mucosas nasales y con la producción de líquido en los senos nasales y nariz

La disnea no es grave en los pacientes que se quejan de “congestión” o dificultad para respirar a través de la nariz.

Difteria Aunque fue bien controlada en la década pasada, aún es muy contagiosa y grave cuando se presenta.

La enfermedad causa la formación de un recubrimiento con una membrana diftérica en la faringe que está compuesta de desechos, de las células inflamatorias y moco.  Esta membrana puede obstruir el paso de aire hacia la laringe de forma rápida y grave.

Neumonía Infección aguda bacteriana o viral del pulmón que daña e tejido pulmonar, por lo general está asociada con fiebre, tos y producción de esputo.

El líquido también se acumula en el tejido pulmonar normal circundante, separando los alveolos de sus capilares.  En ocasiones, el líquido también puede acumularse en el espacio pleural.

Se daña la capacidad del pulmón para intercambiar oxígeno y dióxido de carbono.

El patrón respiratorio en la neumonía, no indica obstrucción de la vía mayor, pero el paciente puede presentar taquipnea, o incremento en la frecuencia respiratoria, el cual es un intento por compensar la cantidad reducida de tejido pulmonar normal y la acumulación de líquido.

Epiglotitis Es una infección bacteriana de la epiglotis que puede producir inflamación grave de la “solapa” que cubre la laringe.

Especialmente en los niños de edad preescolar y escolar, la epiglotis puede tener hasta dos o tres veces su tamaño normal.

La vía aérea en algunas ocasiones puede quedar casi obstruida por completo, de manera casi repentina.

Puede escucharse un estridor o sonido áspero, agudo, de ladrido ronco continuo al inspirar, en la etapa tardía del desarrollo de la obstrucción de la vía aérea.

La epiglotis aguda en el adulto se caracteriza por un dolor grave en la garganta.

Esta enfermedad ahora es mucho más rara de lo que era hace 20 años, debido a la vacuna que ayuda a prevenir la mayoría de los casos.

Crup laringotraqueobronquitis Inflamación de toda la vía aérea-faringe, laringe y tráquea- es típica en los niños entre las edades de seis meses a tres años.

Los signos comunes de crup (laringotraqueobronquitis) son estridor y tos de ladrido de foca, lo cual señala un estrechamiento significativo de los pasajes aéreos de la tráquea, que puede progresar a una obstrucción significativa.

El crup con frecuencia responde bien a la administración de oxigeno humidificado.

Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) Virus que ha causado una preocupación importante, el SARS es una infección viral seria y potencialmente mortal ocasionada por una familia de virus descubierta en fecha reciente y que se conoce como la segunda causa más frecuente del resfriado común.

El SARS por lo general se inicia con síntomas de tipo influenza, los cuales pueden avanzar a neumonía, insuficiencia respiratoria y en algunos casos la muerte.

Se cree que el SARS se transmite principalmente por contacto estrecho de persona a persona.

 

A %d blogueros les gusta esto: