Archivos de etiquetas: brazalete de presión arterial

Torniquete – control de hemorragias


Torniquete

Rara vez se necesita un torniquete para controlar una hemorragia.  Se considera que la aplicación de un torniquete es el último recurso, porque casi nunca es necesario y solo es eficaz para un número muy limitado de lesiones.  De hecho, con frecuencia un torniquete crea más problemas de los que resuelve.  La aplicación de un torniquete puede causar daños permanentes en los nervios, músculos y vasos sanguíneos, dando por resultado la perdida de una extremidad.  Además a menudo los torniquetes se aplican de forma inapropiada.

Si no puede controlar una hemorragia en un vaso mayor de una extremidad de otra forma, un torniquete bien aplicado puede salvar la vida de un paciente.  De manera específica, el torniquete es útil si un paciente está sangrando intensamente por una amputación parcial o completa.

Siga los siguientes pasos para aplicar un torniquete:

  1. Pliegue un venda triangular: hasta que tenga cuatro pulgadas o 10 cm de ancho y de seis a ocho capas de espesor.
  2. Envuelva con el vendaje dos veces alrededor de la extremidad. Elija un área ligeramente proximal a la hemorragia para reducir la cantidad de tejido dañado en la extremidad.
  3. Ate un nudo en el vendaje. A continuación coloque una vara o varilla o palo sobre el nudo y ate los extremos del vendaje con  un nudo cuadrado.
  4. Use la vara como un asidero y gírela para apretar el torniquete hasta que la hemorragia se detenga, luego suspenda los giros.
  5. Fije la vara en el sitio y haga la envoltura plana y lisa.
  6. Escriba “TK” en un pedazo de cinta adhesiva y el tiempo exacto hora y minutos, en que se puso el torniquete. Use la frase “tiempo de aplicación”.  Fije con firmeza la vinta adhesiva en la frente del paciente.  Notifique al hospital que el paciente tiene un torniquete.  Registre esta misma información en el formato de recorrido de la ambulancia.
  7. Como alternativa puede usar un brazalete de presión arterial como torniquete. Coloque el brazalete proximal al punto hemorrágico e insúflelo justo lo suficiente como para detener la hemorragia y déjelo inflado.  Si usa un brazalete de presión arterial vigile el calibrador de manera continua para asegurarse de que la presión no está bajando de forma gradual.  Puede ser necesario pinzar la manguerilla de la perilla infladora para evitar la pérdida de presión.

Siempre que aplique un torniquete asegúrese de observar las siguientes precauciones:

  • No aplique un torniquete sobre una articulación. Manténgalo tan cerca de la lesión cono le sea posible.
  • Use el vendaje más amplio posible. Asegúrese de que esta apretado con firmeza.
  • Nunca use alambres, cuerdas, cinturones, u otro material angosto que pueda cortar la piel.
  • De ser posible use un apósito o tela acolchada amplia debajo del torniquete, así protegerá los tejidos y ayudara a la compresión arterial.
  • Nunca cubra el torniquete después de haberlo puesto. Déjelo a la vista.
  • No afloje el torniquete después de haberlo aplicado. El personal del hospital lo aflojara una vez que se hayan preparado para tratar la hemorragia.
A %d blogueros les gusta esto: