Archivos de etiquetas: auscultación

Evaluación física – Técnicas


Técnicas del examen físico

Este se basa en las necesidades del paciente, pero pueden usarse muchas de las siguientes técnicas de evaluación:

  • Inspección: es la observación del paciente en busca de anormalidades, por ejemplo: un edema de la extremidad inferior puede indicarlos una lesión aguda o una enfermedad crónica.
  • Palpación: es el proceso de búsqueda de anormalidades del paciente mediante el tacto. Puede ser superficial o profunda y lo ayudará a identificar el sitio del dolor.
  • Auscultación: forma de evaluación mediante la audición de los sonidos corporales a través del estetoscopio, por ejemplo: cuando se mide la tensión arterial a un paciente, se escucha el flujo de sangre contra la pared arterial braquial, con el tambor del estetoscopio, esta es la auscultación de la tensión arterial.
  • Percusión: proceso por medio del cual se identifica el sonido timpánico (aire) o de matidez (líquido) al percutir sobre una cavidad corporal determinada, por ejemplo: en el abdomen, la cámara gástrica con aire suena timpánica y el hígado mate.

DCAP-BLS-TIC, lo ayudará a recordar que debe buscar cuando inspeccione y palpe las regiones corporales.

Parte integral de su examen físico es comparar hallazgos de un lado del cuerpo con el otro lado, cuando es posible, por ejemplo: si un tobillo parece estar hinchado, vea el otro; si un hombro se siente fuera de la articulación, sienta el otro para comparar.  Cuando escuche los campos pulmonares, escuche ambos lados del pecho.

En ocasiones puede ser útil usar su nariz en el examen físico.  Los olores pueden indicar alguna cosa, desde infecciones y ciertos padecimientos químicos, hasta amenazas a la seguridad en la escena.

Hay directrices sobre cómo y que evaluar durante el un examen físico.  Puede haber ocasiones en que evalúa todas estas áreas rápidamente (examen médico o de trauma rápidos) así como también puede haber otras en que evalúe solo una o dos áreas, de forma detallada (examen médico o de trauma focalizado).

5. VOCABULARIO VITAL – signos vitales de base


5 VOCABULARIO VITAL

Signos vitales de base

Auscultación: método para escuchar los sonidos de un órgano con ayuda de un estetoscopio.

AVDI: método para evaluar el nivel de conciencia, determinando si el paciente está despierto y alerta y si  responde o no a estímulos verbales o a estímulos de dolor; se usa sobre todo en la etapa temprana de la evaluación.

Bradicardia: frecuencia cardíaca lenta, menor de 60 latidos por minuto.

Cianosis: color gris azulado de la piel y de las mucosas del paciente,  que generalmente es causado por niveles reducidos de oxígeno en la sangre.

Conjuntiva: delicada membrana que recubre los parpados y cubre la superficie expuesta del ojo.

Diaforética: sudoración profusa.

Esclerótica: porción blanca del ojo.

Estridor: ruido inspiratorio áspero, de tono alto, como el sonido producido por la obstrucción aguda dela laringe (vía aérea superior)

Hipertensión: presión arterial que más alta que los límites normales.

Hipotensión: presión arterial que más baja que los límites normales.

Historial SAMPLE: breve historia del trastorno de un paciente para determinar los signos y síntomas, alergias, medicaciones, padecimientos previos, ultimo alimento, y eventos que condujeron  a la lesión o enfermedad.

Ictericia: color amarillo de la piel o la esclerótica, causada por una enfermedad o disfunción del hígado.

Llenado capilar: capacidad del aparato circulatorio para restaurar la sangre al sistema capilar.

Molestia principal: razón por la cual el paciente pidió ayuda.  También, es la respuesta a preguntas tales como “¿que está mal?” o “¿Qué sucedió?”

OPQRS:   abreviatura  de  los términos  usadas en la evaluación de los signos y síntomas, del paciente. O (onset, inicio) P (provocación o paliación), Q (quality, calidad), R (región/irradiación) S (severity, intensidad), y T (timing, tiempo o duración delas molestias), (abreviatura original en ingles)

Oximetría de pulso: instrumento de evaluación que mide la saturación de hemoglobina en los lechos capilares.

Perfusión: circulación de la sangre dentro de un órgano.

Posición de olfateo: posición extremadamente erguida, en la cual la cabeza y el mentón del paciente están echados un poco hacia adelante.

Posición de tripie: posición erguida en la cual el paciente se inclina hacia adelante apoyado los dos brazos, los cuales se encuentran estirados hacia el frente e impulsa la cabeza y en mentón hacia adelante.

Presión diastólica: la presión que permanece en las arterias durante la fase de relajación (diástole), cuando el ventrículo está en reposo.

Presión sistólica: presión incrementada a lo largo de una arteria con cada contracción (sístole) del ventrículo.

Pulso: onda de presión  que se produce en cada latido del corazón y causa un desplazamiento de sangre en las arterias.

Respiración laboriosa: respiración que requiere un visible aumento de esfuerzo; caracterizado por gruñidos, estridor, y uso de los músculos accesorios.

Respiración espontanea: respiración en un paciente sin asistencia.

Signos: hallazgos objetivos, que se pueden ver, escuchar, sentir, oler o  medir.

Signos vitales: signos clave que se usan para evaluar la condición general del paciente, que incluyen las respiraciones, el pulso, la presión arterial, el nivel de conciencia, y las características de la piel.

Síntomas: hallazgos subjetivos que el paciente percibe, pero que solo pueden ser identificados por el mismo.

Taquicardia: ritmo cardíaco rápido, de más de 100 latidos por minuto.

Tensión arterial (TA): presión que ejerce la sangre circulante contra las paredes arteriales.

Vasoconstricción: estrechamiento de un vaso sanguíneo.

Volumen corriente o tidal: cantidad de aire que es intercambiada con cada respiración (inspiración y espiración).

PALPACIÓN


PALPACIÓN

Es posible que el método de auscultación sea muy difícil o imposible, en un ambiente muy ruidoso, conduciendo a lecturas imprecisas.  En estos casos debe usarse el método de palpación, que es el examen por tacto, que no depende de su capacidad para escuchar sonidos.

Para medir la tensión arterial por palpación, fije el brazalete del tamaño apropiado alrededor del brazo del paciente,  con su mano dominante palpe el pulso radial en el mismo brazo donde colocó el brazalete, sin mover las puntas de los dedos una vez que los ha colocado hasta que haya terminado de tomar la tensión arterial.  Mientras sostiene la perilla, cierre la válvula de paso e infle lentamente hasta que el pulso desaparezca, y luego infle otros 30 mm Hg; en ese momento ya no sentirá el pulso.  Abra la válvula de paso, y observe cuidadosamente el manómetro; cuando sienta de nuevo el pulso radial debe anotar la lectura del manómetro como la cifra sistólica del paciente.

Con este método no podrá determinar la presión diastólica.  A continuación abra completamente la válvula de paso y desinfle el brazalete.  Escriba sus hallazgos, incluyendo la hora, y mencionando que la presión se tomó por palpación.

En el reporte de su paciente puede registrar la tensión arterial como “120/P” y verbalizarla como 120 palpada.

A %d blogueros les gusta esto: