Archivos de etiquetas: ampollas

Profundidad de las quemaduras


Profundidad de las quemaduras

Las quemaduras se clasifican primero de acuerdo con su profundidad.  Como TEM-TUM-TES, debe ser capaz de identificar los siguientes tres tipos de quemaduras:

  • Quemadura superficial o de primer grado: implica solo la capa superior de la piel, o epidermis. La piel se enrojece, pero no forma ampollas o ámpulas, ni quema a través de los tejidos.  El sitio de la quemadura es dolorosa, por ejemplo: una quemadura solar.
  • Quemaduras de espesor parcial o de segundo grado: implican a la epidermis y a alguna porción de la dermis. Estas quemaduras no destruyen el espesor total de la piel, ni del tejido subcutáneo; por lo general la piel esta húmeda, moteada y de color blanco y rojo.  Las ámpulas  o ampollas, son comunes y causan un dolor intenso.
  • Quemaduras de espesor completo o de tercer grado: se extiende a todas las capas de la piel. Y pueden incluir capas del tejido subcutáneo, músculos, huesos u órganos internos. El área quemada es seca y con aspecto de cuero, se puede presentar blanca, parda oscura o aun carbonizada.  Algunas quemaduras de espesor completo o tercer grado, se sienten duras al tocarlas.  Los vasos sanguíneos coagulados, o el tejido subcutáneo, se pueden ver bajo la piel quemada.  Si se han destruido las terminaciones nerviosas, es posible que un área intensamente quemada no tenga ninguna sensación.  Sin embargo, las áreas circulantes quemadas con menor intensidad, pueden ser en extremadamente dolorosas.

Una quemadura de espesor completo o tercer grado pura es muy poco común.  Las quemaduras graves son por lo general una combinación de quemaduras superficiales, de espesor parcial y de espesor completo.  Las quemaduras superficiales se curan bien, sin formar cicatrices; sin embargo las quemaduras de espesor parcial o segundo grado y las quemaduras de espero completo o tercer grado, se tratan menor de forma quirúrgica.

Las heridas dela vía aérea también son graves, pueden estar asociadas con carbonización del pelo dentro de la nariz, hollín alrededor de la nariz y boca, ronquera o hipoxia.

Puede ser imposible estimar con exactitud la profundidad de una quemadura particular.  Aun cirujanos experimentados en quemaduras a veces subestiman o sobre-estiman el grado de una quemadura en particular.

IDENTIFICACIÓN DEL PACIENTE Y DEL VENENO


17.2 IDENTIFICACIÓN DEL PACIENTE Y DEL VENENO

Un veneno es cualquier sustancia cuya acción química puede dañar las estructuras corporales o afectar las funciones orgánicas.  El veneno puede introducirse en el cuerpo por varias vías y actuar mediante la modificación del metabolismo normal de las células o por medio de su destrucción; los mismos que pueden actuar de manera aguda, como en una sobredosis de heroína, o en forma crónica, como en el abuso de alcohol durante años o de otras sustancias.  El abuso de sustancias es el mal uso de cualquier sustancia.

Nuestra responsabilidad primaria con el paciente envenenado, es reconocer que ocurrió un envenenamiento.  Tenga en cuenta que cantidades muy pequeñas de algunos venenos, pueden causar un daño considerable e incluso la muerte.  Si tiene la más mínima sospecha de que un paciente tomo sustancias tóxicas, deberá notificar de inmediato a la dirección médica e iniciar el tratamiento de urgencia sin demora.

Los signos y síntomas del envenenamiento, varían de acuerdo con el agente específico:

 

Toxidromes: signos y síntomas típicos de sobredosis de fármacos específicos
FÁRMACOS SIGNOS Y SÍNTOMAS
Opiáceos

sobredosis de heroína, oxicodona

·         Hipoventilación o paro respiratorio

·         Pupilas punta de alfiler , miosis

·         Sedación o coma

·         hipotensión

Simpaticomiméticos

Epinefrina, albuterol, cocaína, metanfetamina

·         hipertensión

·         taquicardia

·         pupilas dilatadas, midriasis

·         agitación o convulsiones

·         hipertermia

Sedantes-hipnóticos

diazepam (Valium),

secobarbital (Seconal),

flunitrazepam (Rohypnol)

·         arrastra la lengua al hablar

·         sedación o coma

·         hipoventilación

·         hipotensión

Anticolinérgicos

Atropina, datura

·         taquicardia

·         hipertermia

·         hipertensión

·         midriasis

·         piel y membranas mucosas secas

·         sedación, agitación, convulsiones, coma o delirio

·         reducción de sonidos intestinales

Colinérgicos

Cimetidina, pilocarpina, gas nervioso

·         exceso de defecación o micción

·         fasciculaciones musculares

·         miosis

·         lagrimeo o salivación excesivos

·         compromiso de la vía aérea

·         nauseas o vomito.

 

Algunos venenos hacen que el pulso se acelere, mientras que otros lo hacen más lento; algunos provocan que las pupilas se dilaten, mientras que otros hacen que se constriñen.  Si la respiración está deprimida o es difícil, puede ocurrir la cianosis.  Algunos compuestos químicos irritan o queman la piel o las membranas mucosas, lo cual causara quemaduras o flictenas (menores de 0,5 cm.) o ampollas (mayores de 0,5 cm).  La presencia de tales lesiones en la boca sugiere potencialmente la ingestión o deglución de un veneno.

Si le es posible pregunte al paciente:

  • ¿Qué veneno tomo?
  • ¿Cuándo la tomó o se expuso a ella?
  • ¿Cuánto ingirió?
  • ¿Qué medidas ha tomado?
  • ¿Cuánto pesa?
  • ¿Última toma de alimentos?

Intente determinar la naturaleza de veneno.  Los objetos en la escena pueden proporcionar indicios: frascos, agujas o jeringas abandonadas, pastillas dispersas, sustancias químicas, e incluso plantas caídas o dañadas.  Los restos cercanos que cualquier alimento o bebida, también pueden ser importantes.  Coloque cualquier material sospechoso en una bolsa plástica y llévela al hospital, junto con cualquier otro frasco que encuentre.

Los frascos pueden proporcionar información crítica, además del nombre y la concentración del frasco, la etiqueta de un frasco de pastillas puede indicar ingredientes específicos, número de pastillas que había originalmente en el frasco, el nombre del fabricante y la dosis prescrita.  Esta información puede ayudar a los médicos del departamento de urgencias a determinar cuánto se ha ingerido y que tratamiento puede requerirse.    Para ciertos envenenamientos por comida, el envase del alimento que indica el nombre y localización del fabricante o vendedor puede ser de igual importancia, para salvar la vida del paciente y quizá de la de otras personas.

Si el paciente vomita, examine el contenido en busca de fragmentos de pastillas, anote cualquier cosa inusual que observe y recolecte el vómito o parte de él, en una bolsa de plástico para ser analizado en el hospital.

A %d blogueros les gusta esto: