Archivos de etiquetas: administrar oxigeno

Cuidados médicos de urgencia – quemaduras


Cuidados médicos de urgencia

Su primera responsabilidad al atender a un paciente con una quemadura es detener el proceso y prevenir lesiones adicionales.  Siga los siguientes pasos para atender a un paciente quemado.

  1. Siga las precauciones del ASC. Como una quemadura destruye la capa protectora de la piel del paciente, use siempre guantes y protección ocular cuando trate al paciente quemado.
  2. Aleje al paciente de la fuente de calor. Si parte de su ropa esta ardiendo, envuélvalo con una cobija o siga las directrices especificas del protocolo de su departamento de bomberos local para extinguir las llamas y luego retire cualquier ropa que ha estado ardiendo y/o joyería.
  3. Sumerja el área en agua estéril o solución salina fría. Siempre y cuando lo permita su protocolo local, y cúbrala con un apósito limpio, húmedo y frío, si la piel o la ropa están calientes.  Esto no solo detiene la quemadura sino que además calma el dolor.  Sin embargo, la inmersión prolongada puede aumentar el riesgo de infección e hipotermia. Por esta razón no debe mantener la parte afectada bajo agua por más de 10 minutos.  Si la quemadura se ha detenido antes de que llegar, no sumerja la parte afectada en absoluto.  Como alternativa a la inmersión, el área quemada puede ser irrigada hasta que la quemadura se detenga, seguida por la aplicación de un apósito estéril.
  4. Administre oxígeno a flujo alto. Recuerde también que mueren más víctimas de incendios por inhalar humo, que por quemaduras de la piel.  Un paciente que tiene quemaduras faciales o inhalado humo, puede tener dificultad respiratoria;  por lo tanto debe administrar oxígeno a flujo alto, tenga en cuenta que una persona que parece estar respirando bien al principio, puede experimentar dificultad respiratoria intensa de forma súbita.  Por lo tanto evalúe continuamente la vía aérea por posibles problemas.
  5. Examine rápidamente la gravedad de las quemaduras. Luego cubra el área quemada con un apósito seco y estéril para prevenir cualquier contaminación adicional.  La gasa estéril es mejor si el área no es demasiado grande; puede cubrir áreas más grandes con una sábana blanca limpia.  Es muy importante no aplicar ninguna cosa sobre el área quemada.  Nunca use pomadas, lociones o antisépticos de ningún tipo.  Además no rompa de forma intencional las ámpulas o ampollas.
  6. Verifique las lesiones por trauma y otros trastornos médicos. Podrían ser condiciones amenazantes de vida.  La mayoría de los pacientes que han sufrido quemaduras, tienen signos vitales normales y pueden comunicarse al principio, lo que hace más fácil su evaluación.
  7. Trate al paciente en estado de choque.
  8. Una quemadura extensa puede producir hipotermia (perdida de calor corporal). Prevenga la perdida de calor adicional cubriendo al paciente con sabanas abrigadas.
  9. Proporcione transporte rápido de acuerdo con el protocolo local. No retrase el transporte para efectuar una evaluación prolongada, ni cubra las quemaduras en un paciente crítico.

Intervenciones – LTB


Intervenciones

Si  encuentra una hemorragia, cubra la herida y controle la hemorragia tan rápido como le sea posible.  Si la hemorragia es grave, debe controlarse en la evaluación inicial, pero si no es significativa, como la de una abrasión, puede tratarse más adelante.  También puede ser necesario proporcionar estabilización vertebral y asistencia con los problemas de la respiración o perfusión.  Inmovilice una extremidad dolorosa, edematizada o deformada.

La decisión de administrar oxigeno primero o aplicar presión directa y un vendaje a una herida que sangre de manera profusa en un paciente, en estado de choque, puede ser difícil.  Usted es quien tendrá que tomar la decisión sobre qué tratamiento tiene prioridad.  Los protocolos expuestos aquí, están diseñados para ser flexibles y ajustarse a cada situación proporcionando, no obstante, cierta estructura.  Básese en la experiencia y criterio de su compañero o equipo, hasta que pueda de forma confiada tomar decisiones basado en sus propias experiencias.  Hacer siempre o que es mejor para su paciente es una buena regla para seguir.  No retrase el transporte del paciente traumatizado de gravedad, para completar tratamientos de campo que no salvan vidas, como por ejemplo poner férulas en las fracturas.  Puede completar estos tipos de tratamiento, camino al hospital.

A %d blogueros les gusta esto: