Publicaciones de la categoría: ENFERMEDADES

Cuidar a una persona con Alzheimer


Autocuidado y cuidado de la familia

Cuidar a una persona con Alzheimer podría ser la tarea más difícil que haga en su vida. Es importante mantenerse sano física y emocionalmente cuando presta cuidados. No es egoísta preocuparse por su propia salud — cuidarse a usted mismo significa que la persona que lo necesita podrá contar con usted.

Salud del cuidador

  • La Alzheimer’s Association Política sobre enlaces externos (en Español) (Asociación de Alzheimer) ha recopilado una lista de los síntomas del estrés y consejos sobre cómo mantenerse sano mientras presta cuidados.
  • El Caregiver Stress Check, Política sobre enlaces externos (en Español) un cuestionario sobre el estrés del cuidador de la Alzheimer’s Association, le permite evaluar su nivel de estrés y brinda recursos para conllevarlo.
  • La Alzheimer’s Association Política sobre enlaces externos (in English) explica el riesgo de la depresión en los cuidadores.

Cuidar a distancia

Cambios en las relaciones

  • La Alzheimer’s Association Política sobre enlaces externos (in English) tiene información sobre los cambios en las relaciones con un ser querido con Alzheimer y con la familia y los amigos.

Relaciones íntimas

  • La Family Caregiver Alliance Política sobre enlaces externos (en Español) (Alianza de Cuidadores Familiares) explora los cambios en las relaciones íntimas y cómo afrontarlos.
  • El Alzheimer’s Disease Education and Referral Center (en Español) (Centro de Educación y Referencia sobre la Enfermedad de Alzheimer) de los Institutos Nacionales de la Salud ha recopilado una lista de recursos para cuidadores, con publicaciones y enlaces, sobre la intimidad y la sexualidad.

Pena y pérdida

Hablar con la familia y los amigos sobre la demencia

Muchas personas se sienten incómodas al hablar de la enfermedad de Alzheimer y la demencia. Incluso los médicos a veces se muestran reacios a discutir esta situación. Esto es comprensible, pero no hablar de la enfermedad puede hacer que la persona con Alzheimer se sienta todavía más aislada, triste y frustrada. Los cuidadores también necesitan hablar con otras personas sobre lo que están experimentando. Ya sea acudiendo a los amigos y a la familia o a través de un grupo de apoyo, hablar sobre lo que está enfrentando es importante para su salud.

Consejos para comunicarse con la familia y los amigos sobre la enfermedad

  • La Alzheimer’s Association Política sobre enlaces externos (in English) ofrece consejos para cuidadores sobre cómo comunicarse con la familia y los amigos y cómo manejar los conflictos familiares.
  • La Family Caregiver Alliance Política sobre enlaces externos (en Español) ofrece sugerencias para manejar y evitar conflictos entre hermanos al tomar decisiones sobre el cuidado de un padre o una madre con Alzheimer.

Niños y adolescentes

El Alzheimer afecta a toda la familia, incluidos los hijos y nietos. La información puede hacer que la situación sea más fácil de enfrentar para sus seres queridos.

  • El Alzheimer’s Disease Education and Referral Center (en Español) de los Institutos Nacionales de la Salud ha recopilado una lista de publicaciones y sitios web para niños y adolescentes que tratan con un ser querido con Alzheimer.
  • La Alzheimer’s Association Política sobre enlaces externos (en Español) explica las reacciones que los niños podrían tener ante el Alzheimer y cómo ayudarles a manejar la nueva situación.
  • La Alzheimer’s Foundation of America Política sobre enlaces externos (in English) (Fundación Americana de Alzheimer) ha desarrollado recursos para adolescentes, que incluyen un tablero de mensajes y respuestas a preguntas frecuentes.
  • The Alzheimer’s Project (El Proyecto Alzheimer) de HBO desarrolló una cinta titulada “Grandpa, Do You Know Who I Am?” Política sobre enlaces externos (in English) (“Abuelito, ¿sabes quién soy?”), que ofrece consejos y perspectivas para niños sobre cómo enfrentar la situación de un abuelo que sufre de la enfermedad.
Anuncios

VUELTA A CLASES Y LAS VACUNAS


¡Sus hijos preadolescentes y adolescentes también necesitan vacunas!

Niños en el aula, levantando las manosLa vacuna contra el HPV puede prevenir ciertos tipos de cáncer y otras enfermedades causadas por el virus del papiloma humano (HPV). Vacune a sus hijas e hijos a los 11 o 12 años, o lo antes posible si ya cumplieron los 13 años.

¿QUÉ ES EL HPV?

El HPV, abreviatura de virus del papiloma humano, es muy común, aproximadamente 79 millones de personas en los Estados Unidos están actualmente infectadas con el HPV. Muchas infecciones por HPV desaparecen, pero a veces la infección por HPV puede causar cáncer.

Cada año en los Estados Unidos, aproximadamente 17,600 mujeres contraen un tipo de cáncer que está relacionado con el HPV y el cáncer cervical es el más común. Aproximadamente 9,300 hombres cada año contraen cáncer causado por la infección por HPV y los más comunes son los cánceres de la parte posterior de la garganta, la lengua y las amígdalas. El HPV también puede causar cáncer de vulva y vagina en las mujeres, cáncer de pene en los hombres y cáncer de ano en hombres y mujeres. La vacuna contra el HPV es importante porque puede prevenir las infecciones por HPV que causan la mayoría de estos cánceres.

Preadolescentes saltandoEl tiempo vuela y las clases comenzarán antes de que se dé cuenta. ¡Vacune a sus hijos hoy mismo!

¿QUÉ MÁS DEBERÍA SABER SOBRE LA VACUNA CONTRA EL HPV?

Las vacunas contra el HPV se administran en una serie de dosis a los 11 ó 12 años. Las vacunas contra el HPV protegen mejor a niñas y niños una vez que estos hayan recibido todas las dosis de la serie y hayan tenido tiempo de desarrollar protección mucho antes de estar expuestos a la infección por HPV. Como todas las vacunas, se recomienda administrar la vacuna contra el HPV a niños con la edad justa para las cuales la vacuna ha demostrado ser segura y efectiva. Es por eso que se recomienda la vacunación contra el HPV para niñas y niños preadolescentes de 11 ó 12 años para prevenir la enfermedad antes de que se vean expuestos.

La vacuna contra el HPV es muy eficaz. Un estudio reciente de los CDC demostró que la vacuna contra el HPV es muy eficaz y ha ayudado a reducir a la mitad las tasas de infección por HPV en las adolescentes.

La vacuna contra el HPV tiene un muy buen historial de seguridad [148 KB]. En los años transcurridos desde que la vacuna se recomendó por primera vez en 2007, los estudios de control de la vacuna contra el HPV demuestran que las vacunas contra el HPV son seguras. Algunos preadolescentes y adolescentes pueden experimentar mareos, vértigo o desmayos durante la administración de cualquier vacuna, incluida la vacuna contra el HPV. Después de que un preadolescente o adolescente recibe una vacuna, es una buena idea esperar unos 15 minutos antes de retirarse, solo para estar seguro.

¿QUIÉN DEBERÍA VACUNARSE CONTRA EL HPV?

Los niños y las niñas deben comenzar con la serie de dosis de la vacuna contra el HPV a los 11 o 12 años y terminar todas las dosis recomendadas antes de cumplir los 13 años. Si un adolescente o adulto joven (hasta los 26 años) no ha comenzado o terminado la serie de de tres dosis de la vacuna contra el HPV, no es demasiado tarde, ¡programe un cita para empezar o terminar la serie! Si ha pasado mucho tiempo desde que su hijo recibió la primera o segunda dosis de la vacuna contra el HPV, usted no tiene que empezar de nuevo, solo adminístrese la dosis restante lo antes posible. Programe un cita hoy mismo para vacunar a su hijo.

PREGUNTE ACERCA DE LA VACUNA CONTRA EL HPV DURANTE CUALQUIER CITA

Aproveche cualquier visita al médico por exámenes de rutina, enfermedad o incluso exámenes físicos para la práctica de un deporte o el ingreso a la escuela para preguntarle a su médico qué vacunas deben recibir sus hijos preadolescentes y adolescentes. Incluso si su médico no menciona la vacuna contra el HPV, asegúrese de preguntar al médico o un enfermero cómo vacunar a su hijo durante esa cita.

Las familias que necesitan ayuda para pagar las vacunas deben preguntarle a su proveedor de atención médica acerca del Programa vacunas para niños. El programa proporciona vacunas gratuitas para niños menores de 19 años sin cobertura de seguro. Para obtener ayuda para encontrar un proveedor de atención médica local que participa en el programa, los padres pueden llamar al 800-CDC-INFO (800-232-4636) o dirigirse a Vacunas e Inmunizaciones.

  • ¿Cómo puede conocer más sobre el HPV y la vacuna contra el HPV?
  • Para conocer más sobre la vacuna contra el HPV, visite Vacuna HPV para preadolescentes y adolescentes.

Obtenga respuestas a sus preguntas acerca de la vacuna contra el HPV a través de Preguntas y respuestas sobre la vacuna contra el HPV.

Contenido proporcionado y actualizado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, en inglés). Consulte las directrices de uso y descargo de responsabilidad de nuestro sistema.

LO QUE USTED DEBE SABER SOBRE EL SARAMPIÓN


LO QUE USTED DEBE SABER SOBRE EL SARAMPIÓN

Debido al brote de sarampión que ha afectado hasta el momento alrededor de 102 personas en 14 estados, el Gobierno pone a su disposición una serie de recursos para conocer y prevenir esta enfermedad.

¿Qué es el sarampión?

Es una enfermedad viral de fácil contagio que se puede contraer si una persona infectada habla, tose o estornuda cerca suyo, ya que el virus se propaga por el aire. Cabe mencionar que a pesar de ser parecido a la rubéola, son enfermedades distintas.

Recursos a su disposición

Los Institutos Nacionales de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades le ofrecen la siguiente información:

Signos y síntomas del sarampión. El sarampión por lo general empieza con una erupción en la cabeza que luego se extiende a otras partes del cuerpo. Otros síntomas pueden ser similares a los de la gripe, como dolores musculares y de garganta, tos, fiebre, entre otros.

Complicaciones. Las personas infectadas con sarampión, sobre todo niños menores de 5 años y adultos mayores de 20, pueden presentar complicaciones leves que deben tratarse a tiempo, como infecciones al oído o diarrea. Algunas personas pueden tener complicaciones graves, como neumonía y encefalitis.

Prevención. La vacuna MMR ayudará a proteger a sus hijos contra el sarampión, paperas y rubéola. Los niños se deben vacunar con la primera dosis entre los 12 y 15 meses de nacidos y con la segunda dosis entre los 4 y 6 años de edad. Algunos adultos también pueden recibir esta vacuna.

Si su hijo ha estado en contacto directo con alguna persona infectada, consulte inmediatamente con su médico.

A %d blogueros les gusta esto: