Archivos diarios: 5/11/19

Esguinces


Esguinces

Los esguinces ocurren cuando una articulación es torcida o estirada más allá de sus límites de movimiento.  Como resultado, la cápsula y los ligamentos de soporte se estiran o rasgan.  Un esguince se puede considerar una dislocación parcial o subluxación.  La alineación en general retorna una posición razonablemente normal, aunque puede haber cierto desplazamiento.  Observe que la deformidad notable no ocurre típicamente en un esguince.  Los esguinces se predican frecuentemente en las rodillas y en los tobillos, pero pueden ocurrir en cualquier articulación.

Los siguientes signos y síntomas indican a menudo que el paciente puede tener un esguince:

  • Puede haber hipersensibilidad en un punto sobre los ligamentos lesionados.
  • El edema y la equimosis aparecen en el punto de la lesión del ligamento como resultado del rasgamiento de los vasos sanguíneos
  • El dolor normalmente, evita que el paciente mueva o use el miembro.
  • La inestabilidad de la articulación es indicada por un aumento de la movilidad, en especial en la rodilla; sin embargo, ésta puede estar enmascarada por inflamación intensa.

Un esguince o dislocación, se puede acompañar por una fractura o viceversa. Así como también una fractura puede verse como un esguince y viceversa.  Con frecuencia no será muy fácil distinguir entre una fractura no desplazada y un esguince.  Por lo tanto, recuerde documentar el mecanismo de lesión, pues ciertos esguinces y fracturas ocurren más consistentemente con ciertos mecanismos.  Esto es particularmente verídico en el tobillo.  En general en su acercamiento, siempre debe intentar primero descartar la posibilidad de una fractura.  Los principios básicos en el tratamiento en el campo de los esguinces, las dislocaciones y las fracturas con esencialmente los mismos.

A %d blogueros les gusta esto: