Evaluación inicial – lesiones de cara y cuello


Evaluación inicial

Impresión general

Al acercarse al paciente traumatizado, debe buscar indicadores importantes que lo alerten sobre la gravedad de su estado.  ¿está el paciente interactuando con el ambiente o esta acostado quieto, y en silencio?, ¿tiene el paciente alguna condición amenazante de vida?, tal como una hemorragia significativa? ¿Cuál es el color de su piel? ¿Parece estar enfermo?  La impresión general le ayudara a desarrollar un índice de sospecha de las lesiones graves y a determinar su sensación de la urgencia en la intervención médica.  La cabeza y la cara son sitios que frecuentemente vemos cuando nos estamos formando nuestra impresión general.  Las lesiones de la cara y de la garganta pueden ser muy obvias, como hemorragias e hinchazón notable, pero también pueden ocultarse bajo cuellos, bufandas y sombreros.  Debido a posibilidad de dificultad respiratoria con estas lesiones, se deben reconocer tan pronto como sea posible.

Como es el caso de cualquier lesión con hemorragia que ponga en peligro la vida, asigne a un miembro del equipo para controlar la pérdida de sangre con presión directa.  Considere siempre la necesidad de inmovilizar la columna cervical y verifique el nivel de respuesta con el uso de la escala AVDI.

Vía aérea y respiración

A continuación, asegúrese de que el paciente tenga la vía aérea despejada y permeable.  Si el paciente no responde, o tiene un nivel de conciencia notablemente alterado, considere la inserción de una cánula orofaringea o nasofaríngea del tamaño apropiado.  Si se identifican lesiones significativas en la cara o el cuello, es muy importante mantener la vía aérea permeable.  Corresponde insertar una cánula nasofaríngea, lenta y cuidadosamente, retirándola si se siente alguna resistencia.  Debe, además, examinar rápidamente e identificar si la respiración es adecuada.  Palpe la pared del pecho para detectar DCAP-BLS-TIC, (deformidades, contusiones, abrasiones, pensiones, penetraciones, quemaduras (burns), laceraciones, edemas (swelling), sensibilidad al tracto (tenderness), intensidad y crepitaciones.  mnemotecnia en inglés.

Si se descubre un trauma penetrante, asigne a un miembro del equipo para colocar un apósito oclusivo sobre la herida.  Si encuentra un fragmento inestable, asigne a otro miembro del equipo para estabilizar la lesión con una mano enguantada, o estabilizar la pared del pecho lesionado con un apósito voluminoso. verifique ruidos pulmonares claros y simétricos y luego administre oxígeno en flujo alto, o proporcione ventilación asistida, usando un dispositivo BVM, como sea necesario, dependiendo del nivel de conciencia, la frecuencia y calidad respiratoria de su paciente.

Las lesiones de la cara y el cuello, aumentan la necesidad de mantener la vía aérea y la respiración, no debe titubear en colocar una mascarilla no recirculante sobre heridas faciales.  Es posible que el sellado no sea fácil de mantener, pero la vía aérea y respiración adquieren prioridad sobre las lesiones de los tejidos blandos.

Circulación

Debe evaluar con rapidez la frecuencia y calidad del pulso.  Determinar la condición, color y temperatura de la piel, y verificar el tiempo de llenado capilar.  La hemorragia abundante es una amenaza inmediata para la vida.  Si el paciente tiene una hemorragia que pone en peligro su vida debe controlarla rápidamente.

Decisión de transporte

Si el paciente que está tratando, tiene un problema de la vía aérea, respiratorio o una hemorragia significativa, debe considerar transportarlo en forma rápida al hospital para su tratamiento.  En los pacientes con lesiones de cara y cuello, pude ser muy difícil la estabilización y el mantenimiento de la vía aérea y la respiración, por lo cual deben evitarse las demoras en el transporte, así como también debe considerar el apoyo de SVA si el tiempo de traslado es prolongado.  Un paciente con signos y síntomas de hemorragia interna, debe ser transportado apresuradamente al hospital apropiado, para ser tratado por un médico.  La hemorragia interna en las lesiones de la cara y cuello, con frecuencia involucran al encéfalo o a los grandes vasos de la garganta y pueden tener un grave impacto en la vía aérea del paciente.

El estado de un paciente con una hemorragia interna significativa, puede volverse inestable repentinamente.  El tratamiento está dirigido a atender con celeridad las condiciones amenazantes de vida y proporcionar un rápido transporte al hospital apropiado más cercano.  Signos como la taquicardia, hipotensión, pulso débil, piel fría, húmeda y pálida, son signos de hipoperfusión, e implican la necesidad de un traslado rápido.  El paciente que tiene un ML significativo, pero cuyo estado parece estable, también debe ser trasportado con prontitud al hospital apropiado más cercano.  Recuerde que cualquier golpe significativo en la cara o el cuello debe aumentar su sospecha de lesión vertebral o encefálica.  Debe estar alerta con estos signos y reconsiderar su prioridad y decisión de transporte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: