Archivos diarios: 25/08/19

Traumatismos contusos – lesiones del ojo


Traumatismos contusos

El traumatismo contuso puede causar varias lesiones serias del ojo, que van desde el “ojo morado”, es el resultado de la hemorragia del tejido que rodea la órbita, hasta un globo ocular lesionado de gravedad.

Puede ver una lesión llamada hifema, o hemorragia en la cámara anterior del ojo, que oscurece parte del iris o su totalidad.

Esta lesión es común en traumatismos contusos y puede perturbar seriamente la visión.  Veinticinco por ciento de los hifemas son lesiones del globo ocular, es una lesión seria del ojo.  Cubra el ojo para protegerlo de más daño y proporcione transporte al hospital para la evaluación médica especializada y adicional.

El traumatismo contuso también puede causar fractura de la órbita, en particular de los huesos que forman el piso y soporte del globo ocular.  Esta lesión se llama fractura estallada.  Los fragmentos de hueso pueden atrapar algunos de los músculos que controlan los movimientos de los ojos, provocando visión doble.

Cualquier paciente que refiera dolor, visión doble o disminución de la visión después de una lesión contusa, debe colocarse en una camilla y transportarse con prontitud al departamento de urgencias.  Proteja el ojo de un daño adicional con un escudo ocular metálico; cubra el otro ojo para minimizar el movimiento del lado lesionado.

Otro posible resultado de una lesión contusa del ojo, es el desprendimiento de la retina.  Esta lesión se ve con frecuencia en deportes, en especial en boxeo.  Es indolora, pero produce destellos, visión de manchas o “moscas volando” sobre una nube o sombra en la visión del paciente.  Como la retina está separada de la coroides que la nutre, esta lesión requiere de una pronta atención médica para preservar la visión.

Primeros auxilios Cruz Roja Española


A %d blogueros les gusta esto: