Archivos diarios: 24/08/19

Laceraciones – lesiones del ojo


Laceraciones

Las laceraciones de los parpados requieren reparación muy cuidadosa para restaurar el aspecto y la función.

La hemorragia puede ser intensa, pero con frecuencia puede controlase con presión manual suave. Si hay una laceración del propio globo ocular, no aplique presión sobre el ojo, pues puede interferir con el riego sanguíneo de la parte posterior del ojo y dar lugar a la pérdida de visión, por daño de la retina.  Además, la presión puede exprimir el humor vidrio, el iris, el cristalino o aun la retina, hacia afuera del  y causar un daño irreparable o ceguera.

Siga las siguientes directrices en el tratamiento de las heridas penetrantes.

  1. Nunca ejerza presión, sobre el ojo ni manipule el ojo lesionado o globo ocular, de ninguna forma
  2. Si parte del globo ocular está expuesta, ponga con mucho cuidado un apósito estéril y húmedo, para evitar que se reseque.
  3. Cubra el ojo lesionado con un escudo ocular metálico o plástico, o un apósito de gasa estéril. Ponga apósitos blandos sobre ambos ojos y traslade lo más pronto posible al hospital.

En raras ocasiones, después de una lesión intensa, el globo ocular puede ser desplazado fuera de la cuenta.  No intente recolocarlo, solo cubra el ojo y estabilícelo con un apósito estéril y húmedo.  Recuerde cubrir ambos ojos para prevenir un daño adicional debido al movimiento simpático.  Ponga al paciente en posición supina durante el camino al hospital para prevenir la perdida adicional del líquido del ojo.

A %d blogueros les gusta esto: