Evaluación inicial – quemaduras


Evaluación inicial

Impresión general

Al acercarse al paciente de trauma por quemaduras, indicios sencillos pueden ayudarlo a identificar que tan graves son las lesiones y que tan rápido tiene que evaluarlo y tratarlo.  Si su paciente lo recibe con voz tonca o le comunica que ha estado encerrado en un espacio con un incendio o una fuente intensa de calor, esto debe ser una indicación de un ML importante.  En forma similar, si el paciente tiene vello facial, las cejas, los pelos nasales o el bigote quemados, su impresión general puede ser que el paciente tiene un problema potencial en la vía aérea y/o respiratoria.

El abuso de niños y ancianos son situaciones desagradables de tratar, desafortunadamente, a menudo son entornos que incluyen quemaduras.  Al entrar en una escena en la cual hay quemaduras implicadas esté atento a fuentes de alarma o “luces rojas”, que puedan indicar abuso.

El paciente quemado puede tener lesiones gráficas, sin embargo, no debe distraerse de la evaluación inicial; al comienzo ésta siempre debe ser considerar la necesidad de estabilización vertebral manual y determinar la capacidad de responder usando el AVDI.

Vía aérea y respiración

Asegure que el paciente tiene la vía aérea despejada y permeable, si el paciente no responde o tiene un nivel de conciencia alterado de forma significativa, considere colocar una cánula orofaringea o nasofaríngea del tamaño apropiado.  Este alerta ante signos del paciente que haya inhalado gases o vapores calientes,  así como también, tenga pelo facial quemado u hollín presente dentro o alrededor de la vía aérea; secreciones copiosas y tos frecuente, también pueden indicar una quemadura respiratoria.  Debe realizar la evaluación con rapidez, para identificar una respiración inadecuada.  Palpe la pared torácica, para buscar DCAP-BTLS.

Verifique ruidos respiratorios claros y simétricos, y administre oxígeno a flujo alto o proporcione ventilaciones asistidas con un dispositivo BVM, según sea necesario, dependiendo del nivel de conciencia, así como de la frecuencia y calidad respiratoria de su paciente; evalúe y trate a estos pacientes por posibles lesiones vertebrales y problemas de la vía aérea , de manera concurrente.  La forma en que abra la vía aérea depende de si se sospecha o no una lesión del cuello.  ¿Se habrá cuido el paciente?, ¿las circunstancias que rodean el ML sugieren una posible lesión vertebral?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: