Evaluación inicial – LSB


Evaluación inicial

Impresión general

Los pacientes de trauma pueden presentarse con heridas obvias significativas que indican un trastorno grave.  Sin embargo otras lesiones pueden no ser tan obvias, pero aun así indicar un estado muy grave.  Su “impresión” sobre cómo está el paciente, se basa en información tan simple como su edad, el ML y su nivel de conciencia.  Observaciones como la hemorragia en heridas abiertas, el color y el estado de la piel también contribuyen a determinar sus prioridades de tratamiento y la urgencia de los cuidados necesarios.  Una buena pregunta que hacer es: ¿Qué tan enfermo esta mi paciente con base en los hallazgos actuales?

Vía aérea y respiración

Las lesiones abiertas de los tejidos blandos en la cara y el cuello tienen el riesgo de interferir con la eficacia o permeabilidad de la vía aérea y la respiración.  Evalúe la voz y la capacidad de hablar del paciente, para identificar lesiones de la garganta.  Un paciente con una lesión por aplastamiento en el pie y otra área distante a la vía aérea, puede tener otras lesiones menos obvias que también pueden interferir con estas y con la respiración.  No se distraiga ni asuma que la condición del pacientes es estable, excepto por una lesión hemorrágica aislada.  Una lesión en la pierna por ejemplo, puede haber causado que el paciente cayera y se lesionara el cuello o a espalda.  Si se sospecha de una lesión vertebral, estabilice la columna vertebral para protegerla de una lesión adicional, cuando esta atendiendo los problemas de la vía aérea y continúe con su evaluación.

Debe examinar rápidamente para determinar si la respiración es adecuada.  Observe la frecuencia y la profundidad de las respiraciones.  Escuche los ruidos respiratorios en cada hemitórax.  Si se encuentra una herida abierta en el tórax, revise para identificar la posibilidad de movimiento de aire a través de ella por la presencia de ruidos como burbujeo o aspiración, que indican una lesión profunda.  De inmediato aplique un apósito oclusivo sobre a herida, proporciones oxígeno a flujo alto o ventilaciones asistidas con un dispositivo BVM, según se requiera, dependiendo del nivel de conciencia del paciente y de qué tan adecuada sea su respiración.  Vigile al paciente con relación a signos de dificultad respiratoria creciente, pues puede requerir que libere la presión acumulada bajo el a apósito (neumotórax).

Circulación

Evalúe la frecuencia y calidad de pulso, el estado de conciencia, el color y la temperatura del paciente y también verifique el tiempo del llenado capilar, estos valores le ayudaran a definir la presencia o no de problemas circulatorios o el estado de choque.  Si se observa una hemorragia visible significativa, debe iniciar los pasos necesarios para controlarla.  La presencia de una hemorragia significativa, es una condición amenazante de vida inmediata y debe controlarse con celeridad, con el uso de métodos apropiados.

En los ambientes con poca luz, una hemorragia puede ocultarse por su color así como también, la coagulación espesa puede ocultar una hemorragia.  Considere el ML y sea suspicaz sobre el sitio donde esta ocurriendo la hemorragia y expóngalo.  La sangre que fluye libremente de las venas por una incisión grande puede ser una amenaza tan grave, como la sangre que brota a presión por una arteria.  Una hemorragia que amenaza la vida debe controlarse en la evaluación inicial.  ¿Debe controlarse antes de la administrarle oxígeno al paciente?, usted debe decir cuales son las prioridades.  El control de la sangre que sale de los capilares lesionados en una abrasión, puede controlarse más adelante, si hay problemas presentes más importantes.  La cobertura de estas lesiones es esencial para prevenir una infección aunque la hemorragia sea mínima.

Decisión de transporte

Si el paciente que está tratando, tiene un problema en la vía aérea o en la respiración, o está sangrando significativamente, debe considerar transportarlo con rapidez al hospital, para su tratamiento.  Es fácil distraerse con los coágulos sanguíneos y las grandes cantidades de sangre de lesiones en tejidos blandos.  Los pacientes asustados que gritan, también pueden distraerlo de los problemas presentes.  Los ABC son sencillos para recordar y tratar.  Siga los protocolos aprendidos.

Los pacientes que tienen una hemorragia copiosa visible o una hemorragia interna significativa, pueden volverse inestables con rapidez.  El tratamiento debe dirigirse a atender de inmediato las causas amenazantes de vida y proporcionar el traslado inmediato al hospital apropiado más cercano.  Signos como taquicardia, taquipnea, pulso débil y piel fría, húmeda y pálida, son signos de hipoperfusión e indican la necesidad de un transporte rápido.  Debe estar alerta sobre estos signos y reevaluar sus prioridades y decisiones de transporte, si llegaran a desarrollarse.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: