Anatomía de la piel


Anatomía de la piel

La piel tiene dos capas principales: la epidermis y la dermis.

La epidermis es la capa exterior resistente que forma en el cuerpo una cobertura a prueba de agua.  La epidermis, a su vez está compuesta por varias capas; las células de la capa superficial de la epidermis son desgastadas y eliminadas de manera constante, mientras son remplazadas por células que son empujadas a la superficie cuando se forman nuevas células en la base de ella.  Las células más profundas en la capa germinal contienen gránulos de pigmento, junto con los vasos sanguíneos en la dermis, estos gránulos producen en color de la piel.

La dermis es la capa de la piel que está situada por debajo de las células germinales de a epidermis.  La dermis contiene las estructuras que dan a la piel su aspecto característico: folículos pilosos, glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas.  Las glándulas sudoríparas, actúan para enfriar el cuerpo; descargan sudor a la superficie de la piel por pequeños poros o conductos que pasan a través de la dermis.  Las glándulas sebáceas producen sebo, que es un material aceitoso que hace a la piel a prueba de agua, y también la hace flexible.  El sebo se desplaza a la superficie de la piel, junto con el cuerpo del pelo de los folículos pilosos adyacentes.   Los folículos pilosos son órganos pequeños que producen pelo.  Hay un folículo piloso por cada pelo, cada uno de ellos conectado con una glándula sebácea y un diminuto musculo, que tira el pelo, poniéndolo erecto cada vez que usted tiene frío o está asustado.

Los vasos sanguíneos de la dermis proporcionan nutrientes y oxígeno a la piel.  Las ramas pequeñas se extienden hasta las células germinales, pero ninguna penetra mas allá, al interior de la epidermis.

La piel cubre todas las superficies exteriores del cuerpo.  Las principales aberturas en nuestro cuerpo incluyendo boca, nariz, ano y vagina, no están cubiertas por piel; en vez de eso, estas aberturas están cubiertas por membranas mucosas.  Estas membranas mucosas, son similares a la piel, puesto que también proporcionan una barrera protectora contra la invasión bacteriana, pero difieren de la piel, en que secretan una sustancia acuosa que lubrica las aberturas.  Por lo tanto, las membranas mucosas son húmedas, mientras que la piel es seca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: