Archivos del mes: 28 febrero 2018

24.4 LESIONES CERRADAS


24.4 LESIONES CERRADAS

Las lesiones cerradas de los tejidos blandos, se caracterizan por un historial de traumatismo contuso, dolor en el sitio de la lesión, hinchazón debajo de la piel y cambios en su coloración.  Estas lesiones pueden variar de leves a muy intensas.

La contusión o magulladura, es el resultado de una fuerza violenta, que golpea al cuerpo.  La epidermis permanece intacta, pero las células en la dermis, están lesionadas, por lo general los vasos sanguíneos están rotos.  La profundidad de la lesión varía dependiendo de la cantidad de energía absorbida; al escapar líquidos y sangre al área lesionada, el paciente puede experimentar hinchazón y dolor.  La acumulación de sangre es una alteración característica de color azul o negro llamada equimosis.

Un hematoma, es sangre que se ha colectado o acumulado dentro del tejido lesionado o en una cavidad corporal.  Se produce un hematoma siempre que se lesiona un vaso sanguíneo grande y sangra rápidamente; suele asociarse con un daño extenso del tejido.  Un hematoma puede ser el resultado de una lesión de los tejidos blandos, una fractura o cualquier lesión a un vaso grande.  En casos graves el hematoma pude contener más de 1 litro de sangre.

Una lesión por aplastamiento, se produce cuando se aplica una gran cantidad de fuerza al cuerpo.  El grado de daño, depende de cuanta fuerza se aplicó y la cantidad de tiempo en que estuvo aplicada.  Además de causar algún daño directo de los tejidos blandos, su compresión continuada impedirá su circulación, produciendo destrucción adicional de los tejidos.  Por ejemplo: si las piernas de un paciente quedan atrapadas bajo una pila colapsada de rocas, el daño de los tejidos de las piernas continuará hasta que se quiten las rocas.

Otra forma de compresión, puede ser el resultado de la edematización que ocurre siempre que los tejidos son lesionados.  Las células que están lesionadas, dejan escapar líquido a los espacios intercelulares; la presión de este líquido puede ser lo suficientemente grande como para comprimir los ejidos y causar un daño adicional.  Este es el caso particular de los vasos sanguíneos, cuando se comprimen, cortando el flujo sanguíneo a los tejidos.  Este trastorno se llama síndrome compartamental.  A la excesiva edematización con frecuencia sigue una lesión significativa de las extremidades.

Las lesiones cerradas graves, también pueden causar daños en órganos internos.  Mientras más grande es la cantidad que se absorbe de energía por la fuerza aplicada, mayor es el riesgo de lesión de las estructuras más profundad.  Por lo tanto, debe examinar a todos los pacientes con lesiones contusas, en busca de lesiones ocultas más graves. Este alerta por signos de choque o hemorragia interna, y comience el tratamiento de estos trastornos en caso necesario.

24.3 TIPOS DE LESIONES DE LOS TEJIDOS BLANDOS


24.3 TIPOS DE LESIONES DE LOS TEJIDOS BLANDOS

Los tejidos blandos se lesionan con frecuencia, porque están expuestos al ambiente.  Hay tres tipos de lesiones de los tejidos blandos:

  • Lesiones cerradas: en las cuales el daño de los tejidos blandos ocurre debajo de la piel o de la membrana mucosa, pero la superficie permanece intacta.
  • Lesiones abiertas: en las cuales hay una ruptura en la superficie de la piel o la membrana mucosa, con exposición del tejido más profundo y con riesgo potencial de contaminación.
  • Quemaduras: en las cuales el tejido blando recibe más energía de la que puede absorber sin lesionarse. La fuente de esta energía puede ser térmica, por fricción, sustancias químicas toxicas, electricidad o radiación nuclear.

Funciones de la piel


Funciones de la piel

La piel realiza varias funciones: protege al cuerpo manteniéndolo fuera de los organismos patógenos, mantiene la hidratación y ayuda a la regulación de la temperatura.  Los nervios en la piel, comunican al encéfalo las sensaciones ambientales o sensaciones térmicas y muchas más informaciones de variada naturaleza.

La piel es también el principal órgano del cuerpo para regular la temperatura.  En un ambiente frío, los vasos sanguíneos de la piel se contraen, derivando la sangre lejos de la piel y disminuyendo la cantidad de calor que irradia a la superficie del cuerpo.  En ambientes calientes, los vasos de la piel se dilatan , la piel se pone rubicunda y se irradia el calor por la superficie corporal; adema las glándulas sudoríparas, secretan sudor y el al evaporarse el sudor sobre la superficie de la piel, la temperatura corporal desciende y comienza a enfriarse.

Cualquier rotura de la piel permite que las bacterias penetren y eleva las posibilidades de infección, la perdida de líquidos y la pérdida del control de la temperatura.  Cualquiera de esos problemas, puede causar una enfermedad grave y aun la muerte.

Anatomía de la piel


Anatomía de la piel

La piel tiene dos capas principales: la epidermis y la dermis.

La epidermis es la capa exterior resistente que forma en el cuerpo una cobertura a prueba de agua.  La epidermis, a su vez está compuesta por varias capas; las células de la capa superficial de la epidermis son desgastadas y eliminadas de manera constante, mientras son remplazadas por células que son empujadas a la superficie cuando se forman nuevas células en la base de ella.  Las células más profundas en la capa germinal contienen gránulos de pigmento, junto con los vasos sanguíneos en la dermis, estos gránulos producen en color de la piel.

La dermis es la capa de la piel que está situada por debajo de las células germinales de a epidermis.  La dermis contiene las estructuras que dan a la piel su aspecto característico: folículos pilosos, glándulas sudoríparas y glándulas sebáceas.  Las glándulas sudoríparas, actúan para enfriar el cuerpo; descargan sudor a la superficie de la piel por pequeños poros o conductos que pasan a través de la dermis.  Las glándulas sebáceas producen sebo, que es un material aceitoso que hace a la piel a prueba de agua, y también la hace flexible.  El sebo se desplaza a la superficie de la piel, junto con el cuerpo del pelo de los folículos pilosos adyacentes.   Los folículos pilosos son órganos pequeños que producen pelo.  Hay un folículo piloso por cada pelo, cada uno de ellos conectado con una glándula sebácea y un diminuto musculo, que tira el pelo, poniéndolo erecto cada vez que usted tiene frío o está asustado.

Los vasos sanguíneos de la dermis proporcionan nutrientes y oxígeno a la piel.  Las ramas pequeñas se extienden hasta las células germinales, pero ninguna penetra mas allá, al interior de la epidermis.

La piel cubre todas las superficies exteriores del cuerpo.  Las principales aberturas en nuestro cuerpo incluyendo boca, nariz, ano y vagina, no están cubiertas por piel; en vez de eso, estas aberturas están cubiertas por membranas mucosas.  Estas membranas mucosas, son similares a la piel, puesto que también proporcionan una barrera protectora contra la invasión bacteriana, pero difieren de la piel, en que secretan una sustancia acuosa que lubrica las aberturas.  Por lo tanto, las membranas mucosas son húmedas, mientras que la piel es seca.

24.2 ANATOMÍA Y FUNCIONES DE LA PIEL


24.2 ANATOMÍA Y FUNCIONES DE LA PIEL

La piel es el órgano más grande del cuerpo.  Varía en espesor dependiendo de la edad y su localización.  La piel de las personas jóvenes y adultos mayores es más delicada que la piel del adulto joven.  La piel que cubre el cráneo, la espalda y las plantas de los pies, es sumamente gruesa, mientras que la piel de los parpados, labios y orejas es muy delgada.  La piel delgada se lesiona con más facilidad que la piel gruesa.

24. LESIONES DE LOS TEJIDOS BLANDOS


24. LESIONES DE LOS TEJIDOS BLANDOS

La piel es nuestra primera línea de defensa contra las fuerzas externas y la infección.  Aunque es relativamente resiste, la pies es muy susceptible a las lesiones.  Las lesiones de los tejidos blandos varían desde simples contusiones y abrasiones, hasta laceraciones intensas y amputaciones.  Las lesiones de los tejidos blandos pueden dar por resultado la perdida de los, propios tejidos, con exposición a las estructuras profundas como lo son los vasos sanguíneos, los nervios y los huesos.

En todos los casos se deben controlar las hemorragias, prevenir la contaminación adicional para disminuir el riesgo de infección y proteger las heridas de daños adicionales; por lo tanto, es preciso que sepa como colocar los apósitos y los vendajes en varias partes del cuerpo.

Tratamiento del choque anafiláctico


Tratamiento del choque anafiláctico

El único tratamiento realmente eficaz a la relación alérgica aguda grave, es la administración de epinefrina por vía de inyección subcutánea o intramuscular.  Para más información sobre los cuidados de urgencia por reacciones alérgica véase el IV MODULO.- EMERGENCIAS MEDICAS.- capítulo 16.

Un paciente que este consiente de tener una hipersensibilidad a la picadura o piquete de abejas, debe llevar consigo un juego comercial de epinefrina para este tipo de eventos con epinefrina.   Si no es incapaz de inyectarse la medicación, usted deberá hacerlo, siempre y cuando el protocolo local lo permita.  Si los signos y síntomas del paciente se vuelven recurrentes o si su estado se deteriora, debe repetir la inyección después de consultar con la dirección médica.

Transporte al paciente a la sala de urgencias, lo más pronto como le sea posible, mientras proporcionad todo el soporte necesario, principalmente oxigeno suplementario y ayuda ventilatória,

Además, debe tratar de encontrar cual fue el agente que causo la reacción alérgica, por ejemplo si fue un fármaco, una mordedura o picadura, o un alimento, y como lo recibió: por la boca, inhalado, o por inyección.  La gravedad de las reacciones alérgicas, varían de forma considerablemente con síntomas que van desde prurito leve, hasta el coma profundo y la muerte.

Tenga presente que una reacción leve puede empeorar de manera súbita o después de un tiempo.  Considere solicitar soporte avanzado de vida, si está disponible.

Tratamiento del choque psicogénico


Tratamiento del choque psicogénico

En un caso no complicado de desmayo, una vez que el paciente se colapsa y queda supino, por lo general, la circulación del encéfalo se restaura y con ello un estado de funcionamiento normal.  Recuerde que el choque psicogénico puede empeorar de manera significativa como otros tipos de choque.  Si el ataque ha causado la caída del paciente, debe buscar posibles lesiones, especialmente en personas de edad avanzada.  Sin embargo, también debe evaluar de forma minuciosa al paciente por cualquier otra anormalidad.  Si después de recuperar la conciencia, el paciente es incapaz de caminar sin debilidad, tiene mareo o dolor, debe sospechar de otro problema, como una lesión de la cabeza y debe transportar al paciente de inmediato.

Asegúrese de registrar sus observaciones iniciales de signos vitales y nivel de consciencia.  Además, intente obtener información de los espectadores, si el paciente se quejó de algo antes de desmayarse, y cuando tiempo estuvo inconsciente.

Tratamiento de la insuficiencia respiratoria – choque


Tratamiento de la insuficiencia respiratoria

En el tratamiento del paciente que está en choque, como consecuencia de una respiración inadecuada debe asegurar y mantener permeable la vía aérea de inmediato.  Despeje la boca y la garganta de cualquier obstrucción de la vía aérea, incluyendo: moco, vomito, y materiales o cuerpos extraños.  Si es necesario, proporcione ventilación con un dispositivo bolsa-válvula-mascarilla.  Administre oxigeno suplementario y transporte al paciente lo más pronto posible.

Tratamiento del choque séptico


Tratamiento del choque séptico

El tratamiento apropiado del choque séptico requiere de un régimen hospitalario complejo, incluyendo antibióticos.  Si sospecha que un paciente tiene choque séptico, debe usar as precauciones de aislamiento de sustancias corporales apropiadas y transportar al paciente tan pronto como le sea posible.  Administre oxígeno a alto flujo, durante el transporte.  Puede ser necesario proporcionar soporte ventilatorio para mantener un volumen de ventilación pulmonar apropiado.  Use cobijas o mantas para mantener y conservar el calor del cuerpo.

A %d blogueros les gusta esto: