Archivos diarios: 10/11/17

Choque anafiláctico


Choque anafiláctico

La anafilaxia o choque anafiláctico, ocurre cuando una persona reacciona de forma violenta a una sustancia a la cual se ha sensibilizado.  Sensibilización significa volverse sensible a una sustancia que al inicio no causo ninguna reacción.  No llegue a conclusiones erróneas o apresuradas con un paciente que manifiesta un historial ausencia de reacciones alérgicas a una sustancia en la primera o segunda exposición.  Cada exposición subsecuente después de la sensibilización tiende a producir una reacción más grave.

Los casos que causan reacciones alérgicas intensas caen en la cuatro siguientes categorías:

  1. Inyecciones ( antitoxina tetánica, penicilina)
  2. Picaduras de insectos (abejas, avispas, avispones)
  3. Ingestión (mariscos, frutas, medicamentos)
  4. Inhalación (polvo, polen)

Las reacciones anafilácticas, pueden desarrollarse en minutos, o a unos segundos después del contacto con la sustancia a la cual el paciente es alérgico.  Los signos de estas reacciones alérgicas son muy distintos y no se ven en otras formas de choque.

En el siguiente cuadro se muestran los signos del choque anafiláctico, en el orden en que por lo general se presentan.  Note que la cianosis, es un signo tardío del choque anafiláctico.

En el choque anafiláctico, no hay pérdida de sangre, ni deterioro vascular mecánico, solo una ligera posibilidad de lesión muscular directa; en vez de esto, existe una dilatación vascular generalizada.  La combinación de una oxigenación insuficiente y una perfusión deficiente en el choque anafiláctico puede ser mortal.

 

SIGNOS DE CHOQUE ANAFILACTICO
PIEL APARATO CIRCULATORIO APARATO RESPIRATORIO
Rubor, comezón o ardor, especialmente en la cara y en la parte superior del pecho. Dilatación de los vasos sanguíneos periféricos. Estornudos o comezón de las fosas nasales.
Urticaria (ronchas), que pueden extenderse sobre grandes áreas del cuerpo. Caída de la tensión arterial.

 

Rigidez de pecho con tos seca.
Edema en cara, lengua y labios. Pulso débil, apenas palpable. Sibilancia y disnea.
Palidez.

 

Mareos. Secreciones de líquido y moco en las vías bronquiales, alveolos y tejido pulmonar causante de la tos.
Cianosis (coloración azulosa de la piel como resultado de una oxigenación deficiente.) Desmayos y coma. Constricción de los bronquios, dificultad para inspirar aire a los pulmones.
  Espiración forzada acompañada de sibilancias.
  Cese de la respiración.

Insuficiencia respiratoria – choque


Insuficiencia respiratoria

Es posible que un paciente con lesiones intensas del tórax u obstrucción de la vía aérea sea incapaz de inspirar una cantidad adecuada de oxígeno.

Una concentración insuficiente de oxígeno en la sangre, puede producir un choque tan rápido como en el caso de las causas vasculares, aun cuando el volumen de la sangre, el volumen de los vasos y la acción del corazón sean normales.

Sin oxígeno, los órganos del cuerpo no pueden sobrevivir y sus células pronto se comienzan a deteriorar.  Esta es la razón por la cual, los primeros dos pasos en la reanimación son: asegurar la vía aérea y restaurar las respiraciones.  La circulación de la sangre no oxigenada, no beneficiara al paciente.

A %d blogueros les gusta esto: