Archivos diarios: 11/09/17

21.6 CAÍDAS


21.6 CAÍDAS

La lesión potencial de una cauda está relacionada directamente proporcional con la altura de la cual cayo el paciente, así pues mientras mayor sea la altura de la caída, mayor será el potencial de lesión.  Una caída de más de dos metros, o tres veces la estatura del paciente, se considera significativa.  El paciente cae sobre la superficie en igual forma, que un pasajero sin cinturón de seguridad se aplasta en el interior de un vehículo.  Los órganos internos se desplazan a la velocidad del cuerpo, antes de golpear el suelo y se detienen apastándose en su interior.  De nuevo, como en el choque automovilístico, estas lesiones son internas, y las menos obvias durante la evaluación, además son las que representan condiciones amenazantes de vida.

Por lo tanto, se deben esperar lesiones internas en un paciente que ha sufrido una caída significativa, de la misma forma en que lo haría en un paciente que ha estado en una colisión de vehículos a alta velocidad.    Una caída a una altura igual que la estatura del paciente, puede causar una lesión de cabeza o cuello, sobre todo si su cabeza ha golpeado primero el suelo, más aun, de forma simultánea con el torso.  Considere siempre la posibilidad de un sincope u otras causas medicas subyacentes como motivo de la caída.

Los pacientes que caen y aterrizan sobre sus pies, también llamado síndrome de don juan o de balcón, pueden tener lesiones internas menos graves, pues es posible que sus piernas hayan absorbido gran parte de la energía de la caída.

Naturalmente, como resultado pueden tener lesiones muy graves en las extremidades inferiores, así como también pélvicas y vertebrales, por la energía que absorben las piernas.  Los pacientes que caen sobre sus cabezas, como en los accidentes en las piscinas, por ejemplo los clavadistas, muy probablemente tendrán lesiones graves en la cabeza y/o en la columna vertebral.  En cualquiera de los casos, una caída de una altura significativa, es un evento grave, con gran potencial lesivo; el paciente debe ser evaluado de manera minuciosa, tome en consideración los siguientes factores:

  • Altura de la caída
  • La superficie en la que cayo
  • La parte del cuerpo que primero se golpeó, seguida por la vía de desplazamiento dela energía.

Algunos textos consideran que las caídas son la forma más común de traumatismo; muchas caídas en especial las de las personas mayores, no se cundieran “verdaderos” traumas, aunque los huesos pueden estar rotos.  Con frecuencia estas caídas ocurren como resultado de una fractura.  Los pacientes ancianos a menudo tienen osteoporosis, trastorno en el cual el sistema musculo-esquelético puede ceder ante un estrés o tensión relativamente bajo.  Debido a este trastorno un paciente anciano puede sufrir una fractura estando de pie, y entonces caer como resultado.  Por lo tanto, un paciente en estas condiciones puede de hecho haber sufrido una fractura antes de caer.  Estos casos no constituyen un verdadero traumatismo, a menos que el paciente haya caído de una altura significativa

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: