Mordeduras de víboras


Mordeduras de víboras

Las mordeduras de víboras son un problema mundial.  Más de 300.000 lesiones de mordeduras de víboras ocurren cada año, incluidas de 30.000 a 40.000 muertes.  El mayor número de fallecimientos ocurren en el sureste de Asia e India (de 25.000 a 30.000) y en América del Sur de 3.000 a 4.000.  En USA se reportan cada año entre 40.000 a 50.000 mordeduras de víbora, 7.000 de ellas producidas por serpientes venenosas.  No obstante las muertes por dichas mordeduras en ese país son extremadamente raras, aproximadamente 15 por año.

De 15.000 especies diferentes de víboras en usa, solo 19 son venenosas, incluyendo la cascabel (Crotalus), la mocasín o cabeza de cobre ( Agkistrodon contortrix), mocasín tropical o acuática (Agkistrodon piscivorus) y las coralillo (Micrurus Micruroides).  Por lo menos una de estas especies venenosas se encuentra en casa estado con excepción de Alaska, Hawái y Maine; en el trópico por lo general estas criaturas son tímidas y no muerden a menos que se les provoque o se les lastime por accidente, o alguien las pise.  Hay algunas excepciones para estas reglas: el mocasín acuática, frecuentemente es agresiva y la cascabel pueden ser provocadas con facilidad, la coralillo en contraste, solo muerde cuando alguien la manipula.

Recuerde que casi en cualquier momento en que atienda a un paciente con mordedura de víbora, otra serpiente puede encontrarse en el área y crear una segunda víctima.  Por lo tanto tenga cuidado extremo con estas llamadas y asegúrese de usar el equipo protector adecuado para el área.

En general solo un tercio de las mordeduras de serpiente resultan en lesiones locales o sistémicas importantes.  Con frecuencia, el envenenamiento no ocurre, porque la serpiente mordió hace poco a otro animal y agotó su provisión de veneno por el momento.  Con excepción del coralillo, las serpientes venenosas poseen colmillos huecos en el paladar por donde inyectan el veneno desde dos sacos en la parte posterior de la cabeza.  La apariencia clásica de una mordedura de serpiente venenosa, es de dos heridas punzantes pequeñas de cerca de 1.w5 cm o ½ “, con manchado, hinchazón y dolor en torno a ellas.  Las serpientes no venenosas, también pueden morder dejando casi siempre una marca en forma de herradura.  No obstante, algunas víboras venenosas tienen dientes además de colmillos, lo cual hace imposible decir que clase es responsable por un juego determinado de marca de dientes.  Por otra parte, las marcas de colmillo son un indicador claro de mordedura de víbora venenosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: