RELÁMPAGOS


18.13 RELÁMPAGOS

De acuerdo con el National Weather Service, cada año se producen cerca de 25 millones de relámpagos, que se descargan de una nube al suelo, el resto del mundo no es diferente a estas estadísticas.  En promedio, los relámpagos matan entre 360 y 490 personas a nivel mundial según casos documentados.   Aunque las lesiones documentadas por rayos suman 900 por año, es muy probable que las lesiones de este tipo sin documentar sean mucho mayores.  Muchos países no tienen un registro exacto de muertes por este fenómeno meteorológico.  Los rayos son la tercera causa más común de muerte debido a fenómenos ambientales aislados.

La energía asociada con los rayos comprende una corriente directa (DC) de hasta 200.000 amp y un potencial de 100 millones de volts o más.  Las temperaturas generadas por los rayos varían entre 11.000 y 33.000ºC.

La mayoría de las muertes y lesiones ocasionadas por los rayos, ocurren durante los meses de verano, cuando las personas disfrutan de actividades al aire libre, a pesar de que se avecine una tormenta.  Aquellos que reciben más comúnmente las descargas eléctricas incluyen personas en lanchas, nadadores y golfistas; cualquier tipo de actividad que exponga a la persona a una gran área abierta incrementando el riesgo de sufrir la descarga de un relámpago.

El hecho de que el rayo cause o no, una lesión o la muerte, depende de que la persona se encuentre en el camino de la descarga eléctrica.  La corriente asociada con la descarga del rayo viaja a lo largo de la tierra.  Aunque algunas víctimas sufren lesiones o mueren por una descarga directa del rayo, muchas sufren el daño debido a la que estaban de pie cerca de un objeto sobre el cual cayó la descarga, por ejemplo: un árbol por efecto de salpicadura.

Los sistemas cardiovascular y nervioso, son los que se lesionan de manera más fácil con la descarga de un rayo, por lo tanto el paro cardiaco o respiratorio, son las causas más comunes de muertes relacionadas con este fenómeno.  El daño tisular ocasionado por un rayo, es diferente al causado por otras lesiones ocasionadas por electricidad, por ejemplo cables de alta tensión.  Esto se debe a que el camino del daño del tejido por lo general se presenta sobre la piel, más que a través de ella.  Asimismo dado que la duración del relámpago es más corta, las quemaduras en la piel por lo general son superficiales; las quemaduras de espesor total de tercer grado son raras.  Las lesiones por relámpago se clasifican así:

  • Leves: pérdida de la conciencia, amnesia, confusión, hormigueo u otros signos y síntomas inespecíficos; si es que hay quemaduras, son por lo regular superficiales.
  • Moderadas: convulsiones, paro respiratorio, paro cardiaco, asistolia, que se resuelve de modo espontáneo y las quemaduras son superficiales.
  • Graves: paro cardiopulmonar debido a la tardanza en la reanimación, con frecuencia por la localización remota, muchos de estos pacientes no sobreviven.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: