Archivos del mes: 30 abril 2017

Comunicación y documentación – ahogamiento y buceo


Comunicación y documentación

Documente las circunstancias del ahogamiento y el rescate del agua.  El personal de la institución receptoría necesitará saber el tiempo que estuvo sumergido el paciente, la temperatura y claridad del agua y si hay posibilidad de lesión cervical.

Así como también necesitarán un perfil completo del buceo, con el fin de tratar de manera adecuada al paciente esta información se puede obtener de la bitácora de buceo o de los buzos compañeros del paciente.  Las pequeñas computadoras para buceo se han convertido en parte del equipo estándar para la mayoría de los buzos, pues registran información sobre las inmersiones o sumersiones en curso, tanto como las anteriores.  Asegúrese de llevar la computadora al hospital junto con el paciente y si es posible, lleve todo el equipo de buceo también, todo será útil para determinar la causa del accidente.  Asegúrese también de documentar la disponibilidad de dicho equipo.

Anuncios

Evaluación continua – ahogamiento y buceo


Evaluación continua

La condición de los pacientes que han sufrido casi ahogamiento, puede deteriorarse con rapidez debido a lesiones pulmonares, a movimiento de líquidos en el cuerpo, a hipoxia cerebral e hipotermia.  Los pacientes con embolia aérea o enfermedad por descompresión, pueden descompensarse con rapidez.  Evalúe el estado mental de su paciente y compruebe los signos vitales por lo menos cada 5 minutos, poniendo especial atención a la respiración y los sonidos respiratorios.

Examen físico detallado -ahogamiento y buceo


Examen físico detallado

Si el tiempo y el personal lo permiten, completar un examen físico detallado en camino al hospital; un examen cuidadoso de cabeza a pies, puede revelar lesiones adicionales no observadas en un inicio.  Examine al paciente en busca de compromiso respiratorio, circulatorio y neurológico.  Un examen minucioso de las funciones circulatorias, sensoriales y motoras distales, será muy útil para evaluar el alcance de la lesión.  Examine los pulsos periféricos, el color y manchado de la piel, si hay comezón, dolor, parestesias o adormecimientos y hormigueo.

Intervenciones para el buceo


Intervenciones para el buceo

Al tratar a pacientes de los que se sospecha embolia gaseosa o enfermedad por descompresión, deberá seguir los siguientes pasos de tratamiento aceptado:

  1. Rescate al paciente del agua e intente mantener al paciente calmado.
  2. Inicie el SVB y administre oxígeno.
  3. Coloque al paciente en posición recostada del lado izquierdo con la cabeza hacia abajo.
  4. Proporcione transporte rápido a la instalación más cercana de descompresión para su tratamiento.

Las lesiones debidas a enfermedad por descompresión, por lo general son reversibles con el tratamiento adecuado.  No obstante, si las burbujas bloquean vasos sanguíneos críticos, que irrigan al cerebro o a la médula espinal, puede producirse un daño permanente en el sistema nervioso central.  Por lo tanto, la clave en el manejo de urgencia de estos problemas graves de ascenso es reconocer que existe una emergencia y tratarlo lo más pronto posible.  Administre oxígeno y transpórtelo de urgencia.

Intervenciones para el ahogamiento


Intervenciones para el ahogamiento

El tratamiento se inicia con el rescate y la salida del agua; cuando sea necesaria, la ventilación artificial deberá iniciarse tan pronto como sea posible, incluso antes de que la víctima sea rescatada del agua.  Al mismo tiempo, deberá tener cuidado de estabilizar y proteger la columna vertebral del paciente cuando haya ocurrido una caída desde lo alto o un clavado (o si esto puede ser posible, cuando no cuente con la información).  Las lesiones asociadas en las cervicales son posibles, en especial en accidentes de clavados.  Si el paciente no tiene una posible lesión de columna, puede voltearlo con rapidez hacia el lado izquierdo y permitir el drenado de la vía aérea superior.  Observe que el agua no drenara de los pulmones, si hay evidencia de obstrucción de la vía aérea superior por material extraño, retire ese material de manera manual o si es posible, mediante la succión.  Si es necesario, utilice presiones abdominales bruscas, seguidas de ventilaciones asistidas.  Administre oxígeno si no lo hizo como parte de la evaluación inicial, ya sea con una mascarilla para los pacientes que respiran de manera espontánea o con un dispositivo BVM para los que requieren ventilación asistida.

Asegúrese de mantener caliente al paciente, en especial después de la inmersión en agua fría.  Asegúrese de proporcionarle cobijas y protegerlo del medio ambiente según se requiera.

Si no dispone de equipo de ventilación, pero sí de oxígeno, podemos respirar el oxígeno y proporcionarle ventilación boca-mascarilla hasta que llegue el equipo de rescate.  Con este método el aire que expiramos tendrá más contenido porcentual de oxígeno.

Historial SAMPLE – ahogamiento y buceo


Historial SAMPLE

Obtenga un historial SAMPLE, con atención especial al tiempo que la víctima de ahogamiento permaneció bajo el agua o el tiempo de inicio de los síntomas con relación a su última sumersión o inmersión.  Anote cualquier actividad física, el consumo de alcohol o drogas y otros padecimientos médicos.    Todo lo anterior, puede tener efecto sobre la emergencia de buceo o ahogamiento.  En las emergencias de buceo, es importante determinar los parámetros de buceo en su historial, incluidos: la profundidad, el tiempo y la actividad de buceo previos.

Signos vitales iniciales – ahogamiento y buceo


Signos vitales iniciales

Los signos vitales son buenos indicadores de la eficacia con la que el paciente está tolerando los efectos del ahogamiento o de las complicaciones del buceo.  Verifique la velocidad del pulso del paciente, su calidad y su ritmo, es posible que el pulso y la tensión arterial sean difíciles de palpar en el paciente hipotérmico;  Revise con cuidado en busca de ambos, pulso periférico y central y escuche el pecho en busca de latidos cardiacos, si el pulso es débil.  Revise la frecuencia, calidad y ritmo respiratorios.  Evalué y documente el tamaño de las pupilas y su reactividad.

Examen físico rápido – ahogamiento y buceo


Examen físico rápido

Haga un examen físico rápido de los pacientes médicos que no respondan.  Busque signos de traumatismo o complicaciones por el ahogamiento.  Deberá revisar de pies a cabeza a un buzo con problemas en busca del trancazo o de una embolia gaseosa.  Concéntrese en detectar dolor articular y abdominal.  Determine si su paciente recibe ventilación y oxigenación adecuada y verifique si hay signos de hipotermia.  Complete una escala de Glasgow del coma, para evaluar el estado neurológico y de conciencia del paciente.

Historial y examen físico enfocados – ahogamiento y buceo


Historial y examen físico enfocados

Si un paciente por ahogamiento responde, evalúe primero su historial.  En base a la queja principal y el historial obtenido, efectué un examen físico enfocado.  Esto deberá incluir un examen concienzudo de los pulmones del paciente, incluidos los sonidos respiratorios.  Por último obtenga los signos vitales.  Es típico que en situaciones graves de ahogamiento el paciente que no responda.   Es importante iniciar con un examen físico rápido en estas situaciones en busca de condiciones amenazantes de vida ocultas y posibles traumatismos, incluso si no sospecha que estos existen.  Una vez que realice un examen de cabeza a pies, obtenga los signos vitales iniciales del paciente y un historial SAMPLE.

Decisión de transporte – ahogamiento y buceo


Decisión de transporte

Incluso si la reanimación en campo, parece tener total éxito, deberá transportar al hospital a los pacientes de casi ahogamiento.  La inhalación de cualquier cantidad de líquido puede conducir a complicaciones tardías las que pueden durar días o semanas en aparecer.  El paciente con enfermedad por descompresión y embolia gaseosa, debe tratarse en una cámara de recompresión.  Si vive en una zona con actividad de buceo, contar con protocolos de transporte relacionados con esto.  Por lo general el paciente se estabiliza en el departamento de urgencias más cercano.  Realice todas las intervenciones en el camino.

A %d blogueros les gusta esto: