Atención médica de urgencia y lesión local por frío – hipotermina


Atención médica de urgencia y lesión local por frío

El tratamiento de emergencia de las lesiones locales por frío en campo, debe incluir los siguientes pasos:

  1. Aleje al paciente de una mayor exposición al frío.
  2. Trate con cuidado la parte lesionada y protéjala de lesiones adicionales.
  3. Administre oxígeno como parte de la evaluación inicial.
  4. Retire cualquier ropa mojada o apretada que haya sobre la parte lesionada.

Con una lesión temprana o superficial, como los sabañones o el pie de inmersión, coloque una férula en la extremidad y cúbrala con un vendaje seco y estéril, sin apretar.  Nunca frote los tejidos lesionados con nada, ya que esto provoca mayor daño.  No re exponga la lesión al frío.

Con una lesión tardía o profunda por frío, como el congelamiento, asegúrese de retirar cualquier pieza de joyería de la parte lesionada y cubra la lesión sin apretar con una venda seca y estéril.  No rompa las ampollas, ni frote o de masajes en el área.  No aplique calor, no recaliente la zona afectada.  A diferencia de los sabañones y del pie de trinchera, el recalentamiento de la extremidad congelada, se logra mejor bajo circunstancias controladas en la sala de urgencias; se puede causar una gran cantidad de daño adicional a los tejidos frágiles, al intentar recalentar una parte congelada.  Nunca aplique algo tibio o caliente, como el escape de un motor de la ambulancia y mucho pero una flama abierta.  No permita que el paciente se ponga de pie, ni camine sobre un pie congelado.

Si no está disponible la pronta atención en el hospital y la dirección médica le indica que comience a recalentar en campo, emplee un baño de agua caliente.  Sumerja la parte congelada en agua, a una temperatura entre 38 y 43 °C.  Verifique la temperatura del agua con un termómetro, antes de sumergir la extremidad, y vuelva a revisar con frecuencia durante el proceso de recalentamiento.  La temperatura del agua nunca debe exceder los 43°C.  Mueva el agua de modo continuo.  Mantenga la parte congelada en el agua, hasta que esta se sienta caliente y la sensación o sensibilidad haya regresado a la piel.  Envuelva el área con vendas secas y estériles, colocándolas también entre los dedos lesionados de manos y pies.  Espere que el paciente se queje de dolor muy fuerte.

Nunca intente recalentar, si hay cualquier probabilidad de que la parte pueda congelarse de nuevo antes de que el paciente llegue al hospital.    Algunas de las consecuencias más graves del congelamiento incluidas la gangrena y la amputación, han ocurrido cuando las partes se descongelaron y luego se congelan nuevamente.

Cubra la parte congelada con vendas de algodón suave, acolchadas y estériles.  Si se formaron ampollas, no las rompa, recuerde que no puede predecir con exactitud el resultado de un caso de congelamiento al inicio de su curso.  Incluso partes del cuerpo que parecen gangrenosas pueden recuperarse después del tratamiento adecuado de emergencia y en el hospital.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: