Hipotermia


Hipotermia

Literalmente, la hipotermia significa “temperatura baja”.  Esta se diagnostica cuando la temperatura central del cuerpo: del corazón, pulmones y órganos vitales, cae por debajo de 35°C.; el cuerpo por lo general puede tolerar una caída de algunos grados en la temperatura central, no obstante, por debajo de este punto crítico, el cuerpo pierde la capacidad de regular su temperatura y de generar calor corporal, entonces comienza la pérdida progresiva de calor corporal.

Para protegerse a sí mismo contra la pérdida de calor, es normal que el cuerpo constriñe los vasos sanguíneos de la piel, que da como resultado, la apariencia característica de labios y/o yemas de los dedos azulados.  Como precaución secundaria contra la pérdida de calor, el cuerpo, tiende a crear calor adicional al tiritar, lo cual consiste en el movimiento activo de muchos músculos para generar calor.  Al empeorar la exposición al frío y avasallar estos mecanismos, muchas funciones corporales comienzan a hacerse más lentas.  Con el tiempo el funcionamiento de órganos clave como el corazón, comienzan a disminuir.  si no se trata a tiempo, puede conducir a la muerte.

La hipertermia puede desarrollarse despacio cuando alguien se sumerge en agua fría, o de manera paulatina cuando la persona se expone a un medio frío durante varias horas.  La temperatura no tiene que estar por debajo del punto de congelamiento para que ocurra la hipotermia.  En invierno, las personas indigentes y aquellas cuyos hogares carecen de calefacción, pueden desarrollar hipotermia a temperaturas mayores, incluso en verano, los nadadores que permanecen en el agua durante largo periodo de tiempo, se encuentran en riesgo de hipotermia.

Como todas las lesiones relacionadas con el frío y el calor, la hipotermia es la más común entre los pacientes geriátricos, pediátricos y personas enfermas, quienes tienen menor capacidad de ajustarse a las temperaturas externas.  La hipotermia también es común entre las personas muy jóvenes, quienes son incapaces de ponerse ropa para protegerse del frío.  Los lactantes y niños pequeños, con un área de superficie relativamente grande, tienen menos grasa corporal que la mayoría de los adultos.  Así mismo, debido a su poca masa muscular es posible que los niños no sean capaces de tiritar con la misma eficacia que los adultos y los lactantes no tiritan en lo absoluto.  Los pacientes con lesiones o enfermedades, como es el caso de las quemaduras, choque, lesiones en la cabeza, eventos vasculares cerebrales, infecciones generalizadas lesiones de la médula espinal, diabetes e hipoglucemia son más susceptibles a la hipotermia, lo mismo que los pacientes que han tomado ciertos fármacos o venenos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: