El Alcohol


Alcohol

La droga de mayor abuso a nivel mundial es el alcohol, afecta y mata a miles de personas de todas las clases; más del 40% de todas las muertes y lesiones en accidentes de tráfico, del 67% de los asesinatos, y del 33% de los suicidios, están relacionados con el alcohol, el cual afecta la capacidad de pensar y de funcionar de modo racional.  El alcoholismo es uno de los problemas más grandes de salud, junto con las enfermedades cardíacas, el cáncer y el derrame cerebral.

El alcohol es un potente depresor del SNC.  Es un sedante, y es una sustancia que reduce la actividad y la excitación; es un hipnótico, lo cual significa que induce al sueño.  En general el alcohol reduce el sentido de alerta, hace más lentos los reflejos y reduce el tiempo de reacción.  También puede ocasionar conducta agresiva e inapropiada junto con falta de coordinación.  No obstante, una persona que parece intoxicada, también puede estar presentando otros problemas médicos.  Busque señales de trauma en la cabeza, reacciones tóxicas o diabetes sin controlar.  La ingestión aguda grave del alcohol, puede ocasionar hipoglucemia, la cual puede contribuir a los síntomas.  Al menos debe asumir que los pacientes intoxicados presentan una sobredosis de fármacos y requieren ser examinados a conciencia por un médico.  En algunos países, tales pacientes no pueden rechazar el transporte de manera legal.   Averigüe si este es su caso.

El alcohol, potencia muchos otros fármacos y es común que no se la única droga que se haya ingerido.  Los fármacos que no requieren receta, incluidos los antihistamínicos y medicamentos para la dieta, ocasiona serios problemas cuando se combinan con el alcohol.

Si un paciente muestra signos de depresión grave del SNC, deberá proporcionarle apoyo respiratorio, no obstante, esto puede ser difícil dado que la depresión del sistema respiratorio también puede ocasionar emesis o vómito.   Este último tiene mucha fuerza o incluso ser sanguinolento, hematemesis, dado que las grandes cantidades de alcohol irritan el estómago.  El sangrado interno también deberá considerarse si el paciente parece estar en choque o hipoperfusión, debido a que la sangre podría no coagular de manera eficiente en un paciente con historial prolongado de abuso del alcohol.

Un paciente que se encuentra en abstinencia del alcohol, puede presentar alucinaciones aterradoras o delirium tremens DT, que es un síndrome que se caracteriza por inquietud, fiebre, sudoración, desorientación, agitación e incluso convulsiones.  Estos padecimientos pueden desarrollarse si los pacientes ya no cuentan con su fuente cotidiana de alcohol.  Las alucinaciones alcohólicas, vienen y van.  Un paciente que en otros aspectos tienen un estado mental bastante claro, puede ver formas o figuras fantásticas o escuchar voces extrañas; tales alucinaciones auditivas y visuales   con frecuencia preceden a los DT, que son complicaciones mucho más graves.

Cerca de unos siete días después de que una persona deja de beber, o cuando los niveles de consumo se reducen de repente, es posible que se desarrollen los DT.  Los pacientes pueden presentar uno o más de los siguientes signos y síntomas:

  • Agitación
  • Fiebre
  • Sudoración
  • Confusión y/o desorientación
  • Ilusiones o alucinaciones
  • Convulsiones

Proporcione pronto transporte para estos pacientes una vez que haya completado su evaluación y administrado la atención necesaria.  Una persona que presenta alucinaciones o DT, está extremadamente enferma., si se desarrollan las convulsiones, trátelas como lo hará con cualquier otro estado convulsivo.  No deberá sujetar al paciente, aunque si puede protegerlo para que no se dañe a sí mismo.  Administre oxígeno al paciente y vigile con cuidado en caso de que vomite.  Es posible que se desarrolle hipovolemia debido a la sudoración, pérdida de líquidos, ingesta insuficiente de estos, o vómitos asociados con el DT.  Si observa signos de choque hipovolémico, eleve los pies del paciente, limpie la vía aérea y posicione la cabeza hacia un lado para minimizar la probabilidad de aspiración durante el transporte.  Es posible que estos pacientes no respondan de manera adecuada a las sugerencias o a la conversación, con frecuencia están confundidos y asustados.  Por lo tanto, su acercamiento debe ser tranquilo y relajado.  Tranquilice al paciente y proporcionele apoyo emocional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: