Otros sistemas de órganos – abdomen agudo


Otros sistemas de órganos

La aorta se encuentra justo detrás del peritoneo, inmediatamente por delante de la columna vertebral.  En personas mayores, la pared de la aorta en ocasiones desarrolla áreas débiles, que producen un abultamiento, lo que forma un aneurisma.  Es posible sentir una masa pulsante en el abdomen.  El desarrollo de un aneurisma rara vez se asocia con síntomas porque ocurre despacio, pero si el aneurisma se rompe, puede ocurrir una hemorragia masiva y con ella los signos de irritación peritoneal aguda.  Asimismo, el paciente también puede presentar dolor grave en la región lumbar, dado que la acumulación masiva de sangre por a hemorragia, distiende el peritoneo y lo separa del retro peritoneo.  El dolor también puede estar asociado con la presión de la sangre sobre la columna vertebral misma.

En tales casos, el sangrado conduce con rapidez a un choque profundo.  De nuevo la asociación de signos y síntomas abdominales con el choque, requieren de transporte rápido.  Dado que ésta es una situación frágil, donde hay una arteria grande y con una fuga de sangre, evite la palpación innecesaria o vigorosa del abdomen y recuerde manejar al paciente con cuidado durante el transporte.

La neumonía, en especial en las partes inferiores del pulmón, pueden causar íleo, es decir parálisis intestinal, y dolor abdominal.  En este caso, el problema está en una cavidad corporal adyacente, pero la intensa respuesta inflamatoria, puede afectar el abdomen.  Trate y transporte a este paciente como lo haría con cualquier persona con dolor abdominal.

Una hernia, es la proyección de un órgano o tejido a través de un agujero en la pared del cuerpo que cubre su sitio normal.  Casi cualquier órgano o tejido del cuerpo se herniara bajo ciertas circunstancias, a través de las membranas que lo cubren.   Las hernias pueden formarse como resultado de:

  • Un defecto congénito, como alrededor del ombligo.
  • Una herida quirúrgica que no logró sanar de modo adecuado.
  • Alguna debilidad natural en un área, como en la ingle.

Las hernias no siempre producen una masa o protuberancia, que el paciente pueda notar, en ocasiones la masa desaparecerá hacia el interior de la cavidad corporal a la cual pertenece.  En este caso, se dice que la hernia es reducible o reductible.  Si la masa no puede empujarse de regreso dentro del cuerpo, se dice que está encarcelada.   Sin embargo nunca deberá intentar empujar la masa de regreso al cuerpo.

Las hernias reductibles, implican poco riesgo para el paciente; algunas personas viven con ellas por años.  Sin embargo, cuando se trata de una hernia encarcelada, puede suceder que el tejido circundante, oprima en exceso su contenido, comprometiendo con el tiempo la provisión de sangre.  Esta situación es denominada estrangulamiento, y es una emergencia médica grave. Se requiere de operación inmediata para eliminar cualquier tejido muerto y reparar la hernia.

Signos y síntomas que indican un problema serio con una hernia:

  • La declaración clara de que una masa que era reductible ya no se puede devolver al interior del cuerpo.
  • Dolor en el sitio de la hernia
  • Sensibilidad cuando se palpa la hernia
  • Coloración roja o azul en la parte de la piel sobre la hernia.

Cualquiera de estos signos y síntomas, son una indicación de transporte rápido al departamento de emergencias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: