Archivos del mes: 29 noviembre 2016

INTOXICACIONES Y ENVENENAMIENTOS


17. INTOXICACIONES Y ENVENENAMIENTOS

Día a día las personas entran en contacto con elementos potencialmente venenosos.  Esto no es sorprendente si se considera que casi cualquier sustancia puede ser un veneno en ciertas circunstancias.    Diferentes dosis, incluso de remedios pueden convertirse en un tóxico.  Considere que el ácido acetilsalicílico o aspirina asa, cuando se toma en las dosis recomendadas, es un analgésico seguro y eficaz; no obstante, demasiado ácido acetilsalicílico puede ocasionar la muerte.

El envenenamiento agudo afecta a cerca de cinco millones de niños y adultos cada año.  El envenenamiento crónico, con frecuencia producto del abuso de medicamentos y otras sustancias, incluidas el tabaco y el alcohol, es mucho más común de lo que se cree.  Por fortuna, las muertes debidas a envenenamientos son bastante raras.  Las tasas de fatalidad por envenenamiento en niños se han reducido de manera continua desde la década de 1960, cuando se introdujeron las tapas de seguridad para los frascos y recipientes con medicamentos.  Las muertes debidas a envenenamiento en adultos, sin embargo, han aumentado por el abuso de drogas.

Veremos que el término “envenenamiento” incluye envenenamientos agudos y crónicos.  Como TEM-TUM-TES-B, debe reconocer que los pacientes con cualquiera de estos tipos de problemas, pueden presentar diversas manifestaciones.  Aunque no podemos detener un problema de abuso crónico de sustancias, podemos ser capaces de evitar la muerte debido a los efectos agudos del tóxico.

Analizaremos cómo identificar a un paciente envenenado y cómo reducir indicios sobre el veneno, las diferentes maneras en que se introduce el veneno en el cuerpo, y los signos y síntomas junto con el tratamiento de venenos específicos, incluidos sedantes y opiáceos (medicamentos con acciones semejantes a los de la morfina), así como también los envenenamientos con alimentos y plantas.

VOCABULARIO VITAL – reacciones alergicas


16. VOCABULARIO VITAL

Alérgenos: sustancias que causan una reacción alérgica.

Anafilaxia: reacción alérgica sistémica extrema, y quizá mortal, que puede incluir choque y paro respiratorio.

Epinefrina: sustancia producida por el cuerpo, comúnmente llamada adrenalina, y medicamento producido por compañías farmacéuticas; incrementa la velocidad del pulso y la presión sanguínea, es el fármaco de elección para una reacción anafiláctica.

Estridor: sonido respiratorio estridente y agudo, que por lo general se escucha durante la inspiración, producto del bloqueo parcial o estrechamiento de la vía aérea superior.

Histaminas: sustancias liberadas por el sistema inmune en las reacciones alérgicas, que causan muchos de los síntomas de la anafilaxia.

Inoculación: acto de inyectar veneno.

Leucotrienos: sustancias químicas que contribuyen a la anafilaxis; liberadas por el sistema inmune en las reacciones alérgicas.

Reacción alérgica: respuesta inmune exagerada del cuerpo hacia un agente interno o de superficie.

Sibilancia: sonido agudo, como un silbido que se produce al respirar, por lo general producto de la constricción de los conductos menores de los pulmones y típico al exhalar.

Toxina: veneno o sustancia dañina.

Urticaria: pequeñas manchas o ronchas con comezón generalizada y/o ardor, que aparecen como múltiples áreas elevadas en la piel; sarpullido.

Verdugón o roncha: área elevada, hinchada y bien definida de la piel que resulta de una picadura de insecto o una reacción alérgica.

ATENCIÓN MÉDICA DE EMERGENCIA – reacciones alergicas


16.3 ATENCIÓN MÉDICA DE EMERGENCIA

Si el paciente parece presentar una reacción alérgica o anafiláctica grave, deberá administrar SVB, de inmediato y proporcionar un pronto transporte al hospital.  Quizá desee solicitar respaldo del SVA, si trabaja en un sistema de respuesta por niveles.  Además de proporcionar oxígeno, deberá estar preparado para mantener la vía aérea o proporcionar RCP.  Se ha pensado que colocar hielo sobre la lesión retrasa la absorción de la toxina y disminuye la hinchazón, pero si los paquetes de hielo se colocan directamente sobre la piel pueden congelarse y causar más daño, lo mismo que cualquier intento por reducir la inflamación con hielo, deberá tener cuidado de no exagerar con este y al colocarlo sobre el área el hielo deberá estar envuelto en una gaza para evitar quemar la piel.  En algunos lugares es posible que esté autorizado para administrar epinefrina o para ayudar al paciente con la administración de esta, no olvide conocer sus protocolos de actuación.

El cuerpo produce epinefrina, de manera normal, y esta sustancia actúa con rapidez para acelerar el pulso y elevar la tensión arterial mediante la constricción de los vasos sanguíneos.  En ocasiones, el cuerpo no produce suficiente epinefrina, en cuyo caso, esta se administra para compensar la respuesta lenta del cuerpo en una reacción grave.  La epinefrina también inhibe la reacción alérgica y dilata los bronquios.  Todos los equipos para tratar piquetes de abejas, deben contener una jeringa ya preparada de epinefrina, lista para la inyección intramuscular, junto con instrucciones para su uso.  Su sistema de SMU, puede o no autorizarlo para ayudar a los pacientes a auto administrarse la epinefrina, para combatir las reacciones alérgicas o anafilaxia.  En algunos lugares, el director médico puede autorizarlo a llevar consigo un autoinyector de epinefrina también llamado EpiPen, o para asistir a los pacientes que tienen su propio EpiPen.  El sistema adulto administra 0.3 mg de epinefrina a través de un sistema automático de aguja-jeringa; el sistema para lactantes y niños, administra 0.15 mg.

Si el paciente es capaz de usar el autoinyector por sí solo, su papel se limita a ayudarlo.  Para usar o para ayudar al paciente a que utilice el autoinyector, primero deberá recibir una orden directa de la dirección médica, seguir los protocolos locales o las órdenes vigentes, siga las precauciones ASC, y asegúrese de que el medicamento se le haya prescrito de manera específica para ese paciente.  Si no es así, no administre el medicamento, informe a la dirección médica y proporcione transporte inmediato.  Por último, asegúrese de que el medicamento no este decolorado y que la fecha de caducidad no haya vencido.

Una vez que haya hecho todo lo anterior, siga los pasos para usar el autoinyector:

  1. Retire la tapa de seguridad, del autoinyector y si es posible, limpie el muslo del paciente con alcohol o algún antiséptico. No obstante, no retrase la administración del fármaco.
  2. Coloque la punta del inyector contra la parte lateral del muslo del paciente, a la altura del tercio medio del muslo.
  3. Empuje el inyector con firmeza contra el muslo, hasta que se active, mantenga una presión uniforme para evitar el rebote del resorte en la jeringa y que la aguja sea expulsada del sitio de la inyección demasiado pronto. Sostenga el inyector en su sitio unos 10 segundos hasta que se inyecte el fármaco por.
  4. Retire el inyector del muslo del paciente y deséchelo en el recipiente adecuado de materiales peligrosos.
  5. Anote el tiempo y la dosis de la inyección en su hoja de registro.
  6. Reevalúe y registre los signos vitales del paciente después de usar el autoinyector.

Si el paciente sabe que padece de una alergia, es posible que traiga consigo un equipo comercial para picadura de abejas, también llamado AnaKit, este equipo contiene una jeringa estándar de epinefrina para inyección intramuscular.  Si va a administrar esta epinefrina, realice las mismas precauciones que efectuaría para el autoinyector: obtenga la orden, tome las precauciones ASC, y asegúrese de que el medicamento es del paciente, que no esté decolorado y que la fecha de caducidad no haya vencido.  Siga los pasos para administrar epinefrina de un AnaKit así:

  1. Prepare el sitio de la inyección, con una toalla con alcohol u otro antiséptico, si es que hay tiempo. Retire la cubierta de la aguja.
  2. Sostenga la jeringa en posición recta de manera que cualquier aire en su interior suba a la base de la aguja, reiré el aire y presione el émbolo hasta que se detenga.
  3. Gire el émbolo un cuarto de vuelta.
  4. Inserte la aguja recta con rapidez, en el sitio de la inyección, profundidad suficiente como para colocar la punta de la aguja en el musculo; por debajo de la piel y la grasa subcutánea.
  5. Mantenga la jeringa firme y empuje el émbolo hasta que se detenga, para asegurarse de que se inyecto todo el medicamento.
  6. Haga que el paciente mastique y degluta las tabletas de antihistamínicos del equipo.
  7. Si cuenta con o puede preparar una compresa fría, aplíquela en el sitio de la picadura para reducir la hinchazón y minimizar la cantidad de veneno que entra a la circulación.

La jeringa del AnaKit, contiene una segunda inyección si se requiere.

Otros equipos contra picaduras de abejas, contienen algunos antihistamínicos orales o intramusculares, agentes que bloquean el efecto de la histamina.  Estos trabajan con relativa lentitud, en unos minutos o hasta una hora.  Dado que la epinefrina puede tener efecto en 1 minuto, esta es la forma principal de salvar la vida de alguien que tiene una reacción anafiláctica grave.

En algunos lugares, las tripulaciones TEM-TUM-TES-B, pueden administrar epinefrina.  Siga sus protocolos locales o las instrucciones de la dirección médica, que por lo general serán inyectar 0.3 a 0.5 mL de solución de epinefrina 1:1000 a un adulto que pese más de 50 kilos, por vía intramuscular o subcutánea, con intervalos de 5 a 15 minutos, según se requiera.  Por lo general no se administran más de dos inyecciones.

Las dosis para niños varía dentro de un rango entre 0.1 a 0.3 mL, de acuerdo con el peso del paciente.  Tenga en mente que el medicamento puede ocasionar taquicardia significativa, lo mismo que aumento de la ansiedad o el nerviosismo, y además palpitaciones.

Dado que la epinefrina constriñe los vasos sanguíneos, puede causar una elevación significativa de la tensión arterial del paciente.  Otros efectos secundarios incluyen: taquicardia, palidez, mareo, dolor de pecho, dolor de cabeza, náuseas y vómito.  Es posible que todos estos efectos provocan que el paciente se sienta ansioso o excitado.   Observe que el paciente que no presentan sibilancia o hipotensión no debe recibir epinefrina.

Complete la atención de emergencia señalada antes para este paciente, y proporcione transporte rápido, vigilando de cerca y con frecuencia los signos vitales.  Recuerde que todos los pacientes con posible anafilaxia, deben recibir oxígeno de flujo y concentración elevada.

Comunicación y documentación – reacciones alergicas


Comunicación y documentación

Cuándo comunicarse con la dirección médica depende de los resultados de su evaluación y la urgencia de la atención requerida?, en algunas reacciones alérgicas puede emplear las órdenes vigentes para administrar epinefrina incluso antes de llamar a la dirección médica.  En otros momentos la reacción puede ser menos grave y puede preguntarse si el paciente requiere de la epinefrina, la dirección médica será de gran ayuda en esta última situación.  Siga sus protocolos locales, los cuales pueden guiarlo en la provisión de la atención que salve la vida del paciente, sin necesidad de comunicarse con la dirección médica.

Su documentación no sólo deberá incluir los signos y síntomas que encuentre durante su evaluación, sino también debe indicar con claridad, porque eligió proporcionar la atención administrada.  Si alguien cuestionara sus procedimientos, la documentación mostrará el razonamiento para sus acciones; no olvide incluir en ella no solo los resultados de la evaluación sino también la respuesta del paciente hacia su tratamiento.

Evaluación continua – reacciones alergicas


Evaluación continua

El paciente que sufre una posible reacción alérgica debe vigilarse de cerca debido a que el deterioro de la condición del paciente puede ser rápida y fatal.  Debe darse atención especial a cualquier signo de compromiso de la vía aérea, incluido el aumento del trabajo respiratorio, el estridor o la sibilancia.  El nivel de ansiedad del paciente deberá vigilarse, ya que un aumento en éste, es un buen indicador de que es posible que la reacción este avanzando.  Así mismo, observe la piel en busca de signos del estado de choque, incluida la palidez y la diaforesis, lo mismo que el rubor, debido al colapso vascular.  Los signos vitales en serie son importantes para evaluar y el estado de su paciente. Cualquier aumento en la frecuencia respiratoria o cardiaca, o reducción de la tensión arterial, deberá anotarse.

Si administra epinefrina, cual es el efecto?, ha mejorado el estado del paciente?, necesita considerar una segunda dosis?  Quizás deberá aplicar más de una inyección de epinefrina, si observa que el estado mental del paciente empeora, aumenta su dificultad respiratoria o se reduce la tensión arterial.   Asegúrese primero, de consultar con la dirección médica.  Los auto inyectores solo proporcionan una dosis, y un paciente que requiera más de una dosis, deberá contar con más de un inyector.  Deberá tomar los signos vitales de cualquier paciente en condición crítica por lo menos cada cinco minutos.

Examen físico detallado – reacciones alergicas


Examen físico detallado

Considere efectuar un examen físico detallado, si el paciente se presenta con antecedentes o quejas confusas, si el tiempo de transporte es largo o si hay necesidad de aclarar resultados de partes iniciales de la evaluación.

Un examen físico detallado, también podrá proporcionar información importante de los paciente que no responden.  En reacciones alérgicas graves, el examen físico detallado puede omitirse cuando debe invertirse mejor el tiempo en el manejo del ABC o cuando las distancias de transporte son cortas.

Intervenciones – reacciones alergicas


Intervenciones

Con el fin de tratarlas reacciones alérgicas, deberá identificar primero qué tan grave es el estado del paciente, algunas reacciones alérgicas producirán signos y síntomas más graves en cuestión de minutos y pueden amenazar la vida del paciente.  Otras tendrán un inicio más lento y causara trastornos menos graves, se requiere de la epinefrina y de apoyo ventilatorio para las reaccionantes graves.  Es posible que las reacciones más leves, aquellas sin dificultades respiratorias o cardiovasculares, sólo requieran de atención o apoyo, con el oxígeno.  En cualquiera de estas situaciones, deberá administrar oxígeno de alto flujo, elevar los pies del paciente y preservar la temperatura corporal.  Deberá transportar al paciente a una institución médica para su evaluación adicional.

Signos vitales – reacciones alergicas


Signos vitales iniciales

Los signos vitales ayudan a determinar si el cuerpo está compensando el estrés; evalúe los signos vitales iniciales, incluido el pulso, la respiración, la tensión arterial, la piel y las pupilas.  La respiración rápida y trabajosa, indica obstrucción de la vía aérea.  Las frecuencias respiratoria y cardiaca rápidas, pueden indicar dificultad respiratoria o choque sistemático.  El pulso rápido y la hipotensión son signos ominosos que indican colapso vascular sistémico y estado de choque.  Los signos en piel pueden ser un indicador poco confiable de hipoperfusión, debido a las erupciones y a la hinchazón.

Examen físico enfocado – reacciones alergicas


Examen físico enfocado

El examen físico enfocado puede ayudar a dirigir el tratamiento.  Como en todas las emergencias, su evaluación del paciente que sufre de una reacción alérgica debe incluir las evaluaciones del sistema respiratorio y circulatorio, su estado mental y de la piel.  Evalúe en busca de alteraciones del estado mental, el cual puede ser el resultado de hipoxia o del choque sistémico.  Examine con cuidado la respiración, incluido un aumento del trabajo respiratorio, el uso de los músculos accesorios, oscilación de la cabeza, posición de tripiè, dilatación de narinas (fosas nasales) y gruñidos.  Ausculte con cuidado tanto la tráquea como el tórax.

La sibilancia se presenta debido al estrechamiento de los conductos aéreos, lo cual se debe sobre todo a la contracción e los músculos en torno a los bronquios, debido a la reacción contra el alérgeno.  La exhalación normalmente es la parte pasiva y relajada de la respiración, y se vuelve más difícil a medida que el paciente intenta toser para expulsar las secreciones o mover el aire a través de la vía aérea constreñida.  El líquido de los conductos aéreos, junto con los bronquios constreñidos, producen el sonido sibilante.  Rápidamente el respirar se va volviendo más difícil e incluso es posible que el paciente deje de hacerlo.  La dificultad respiratoria prolongada, puede causar una frecuencia cardiaca acelerada (taquicardia), un estado de choque e incluso la muerte.  El estridor, que es un sonido inspiratorio agudo, que ocurre cuando se edematiza la vía aérea superior, cerca de las cuerdas vocales, la garganta, y cierra la vía aérea alta, y con el tiempo puede conducir a la obstrucción total de la vía aérea.

Recuerde que la presencia de la hipoperfusión (estado de choque) o dificultad respiratoria, indica que el paciente presenta una reacción alérgica lo bastante grave como para morir.

SIGNOS Y SÍNTOMAS COMUNES DE LA REACCIÓN ALÉRGICA
Sistema Respiratorio ·         Estornudos, comezón y flujo nasal  inicialmente

·         Tensión en el pecho o la garganta

·         Tos seca irritante y persistente

·         Ronquera

·         Respiraciones que se vuelven rápidas , trabajosas y ruidosas

·         Sibilancia y/o estridor

Sistema Circulatorio ·         Reducción de la tensión arterial por dilatación de los vasos sanguíneos

·         Aceleración del pulso inicialmente

·         Piel pálida ,y mareo al fallar el sistema vascular

·         Pérdida de conciencia y coma

Piel ·         Rubor, comezón o ardor especialmente en la cara y la parte superior del pecho

·         Urticaria sobre un área extensa del cuerpo, tanto interna como externa

·         Edematización en especial en la cara, el cuello, las manos los pies y la lengua

·         Edematización y cianosis con hormigueo en la cara, boca, pecho, pies y manos.

Otros signos ·         Ansiedad, sentimiento de desgracia inminente

·         Dolor abdominal

·         Dolor de cabeza

·         Ojos irritados y lagrimosos

·         Reducción del estado mental

 

Evalúe con cuidado la piel, en busca de inflamaciones, erupciones, ronchas o signos de la fuente de la reacción: mordeduras, picaduras o marcas de contacto.  Una erupción que se extiende con rapidez, puede ser preocupante, porque suele indicar una reacción sistemática.  La piel roja y caliente, también puede indicar una reacción sistemática pues los vasos sanguíneos pierden su actividad para constreñirse y la sangre se mueve hacia las extremidades.  Si esta reacción continua, el cuerpo tendrá dificultades.  Si esta reacción continua, el cuerpo tendrá dificultad para proveer de sangre y oxígeno a los órganos vitales, y uno de los primeros signos será el estado mental alterado, puesto que los órganos están privados de oxígeno y glucosa.

Historial SAMPLE – reacciones alergicas


Historial SAMPLE

Obtenga un historial SAMPLE.  Las averiguaciones que debe hacer con relación a las reacciones alérgicas del paciente incluyen:

  • Síntomas: los síntomas respiratorios son los que causan los mayores problemas, porque la condición del paciente puede deteriorarse rápidamente y pasar de disneas a paro respiratorio. Otros síntomas pueden incluir comezón, erupciones, ronchas, palidez, marcas de mordeduras o piquetes, incremento en el tiempo de llenado capilar y/o alteración del estado mental.
  • Alergias: los pacientes susceptibles pueden presentar antecedentes de una alergia especificada en este caso o de otras alergias.
  • Medicamentos: los pacientes que han tenido reacciones alérgicas graves en el pasado pueden traer consigo un autoinyector de epinefrina o antihistamínicos, como la clorfeniramina que se encuentra en un AnaKit o difenhidramina (Benadryl). Los pacientes susceptibles también pueden traer consigo inhaladores con broncodilatadores, como el albuterol o medicamentos para las alergias.
  • Historial médico pasado: pregunte sobre reacciones alérgicas previas, asma, hospitalizaciones.
  • Última ingesta oral: averiguar qué y a qué hora comió por última vez su paciente, puede ayudarle a determinar la causa de la reacción, por ejemplo: los cacahuetes, maní, chocolate, mariscos entre otros pueden ser alérgenos potentes.
  • Eventos: averigüe todo lo posible acerca de lo que estaba haciendo el paciente, y a que se expuso antes del inicio de los síntomas. Esta información puede ser esencial para un tratamiento eficaz.
A %d blogueros les gusta esto: