Archivos diarios: 22/09/16

Decisión de transporte


Decisión de transporte

El último paso en la evaluación inicial, es tomar la decisión del transporte.  Si la condición del paciente es estable y no hay condiciones amenazantes de vida, puede decidir realizar un historial centrado y un examen físico en la escena.

Si la condición del paciente es inestable y hay una posible amenaza para la vida, proceda a un transporte rápido.  Esto significa que se mantendrá corto tiempo en la escena y proporcione sólo intervenciones de salvamento de vida en el punto.  Lleve a cabo un historial concentrado y un examen físico camino al hospital.

Anuncios

Circulación


Circulación

Si su paciente respira, tendrá pulso; no obstante, evaluar que el pulso sea adecuado puede indicar el estado respiratorio del paciente.  Si la frecuencia es normal, es muy probable que el paciente este recibiendo suficiente oxígeno para sostener la visa.  Si la velocidad del pulso es demasiado rápida o muy lenta, es posible que no esté recibiendo suficiente oxígeno.   Evaluar la circulación del paciente incluye una evaluación del choque y el sangrado.  La dificultad respiratoria en un paciente, podría deberse a una falta de eritrocitos para transportar el oxígeno; esta pérdida de perfusión puede prevenir de una anemia crónica, una herida, una hemorragia o sangrado interno o simplemente de un choque que supere la capacidad del cuerpo para contrarrestar la enfermedad.  Revise se nuevo todo: ¿está conectado el recipiente de oxígeno a la masara? ¿está abierto el oxígeno? ¿Es adecuada la velocidad del flujo (10 a 15 L/min)? ¿hay un buen sellado de la máscara? ¿Se eleva y baja el pecho en cada respiración? ¿Está bloqueada la vía aérea con vómito o con la lengua?  Controle cualquier sangrado o hemorragia, sin importar cuán leve sea y trate a su paciente para choque.

SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA RESPIRACIÓN INADECUADA


SIGNOS Y SÍNTOMAS DE LA RESPIRACIÓN INADECUADA
El paciente se queja de dificultad al para respirar
El paciente presenta un estado mental alterado asociado con una respira superficial o lenta.
El paciente parece ansioso o inquieto.  Esto puede suceder si el cerebro no está obteniendo suficiente oxígeno para sus necesidades.
La frecuencia respiratoria del paciente, es demasiado rápida o mayor de 20 respiraciones/min.
La frecuencia respiratoria del paciente, es muy lenta o menor de 12 respiraciones /min, quizá deba ayudar a las ventilaciones con un dispositivo BMV.
La frecuencia cardiaca del paciente es demasiado rápida o mayor de 100 latidos/min.
El ritmo respiratorio del paciente es irregular, dado que el cerebro controla la respiración, un ritmo respiratorio irregular puede indicar lesiones en la cabeza.  En este caso, es probable que el paciente no responda.
La piel del paciente se ve pálida y azul o cianótica, la lengua, la base de las uñas y el interior de los labios, son buenos lugares para buscar cianosis.  Todos estos sitios cuentan con una buena cantidad de vasos sanguíneos y piel delgada, lo cual hace que la cianosis sea más evidente.
Las conjuntivas se ven pálidas.  Quizás el paciente presenta falta de aire debido a que no hay suficientes eritrocitos para llevar oxígeno a los tejidos.
El paciente presenta sibilancia, gorgoteo, ronquidos, estridor o graznidos.  Los sonidos adventicios pueden asociarse con muchos tipos de problemas respiratorios.
El paciente no puede articular sino unas cuantas palabras entre una y otra respiración.  Pregunte al paciente: “¿Cómo se siente?”, o “¿Cómo va?”.  Si el paciente no puede hablar en absoluto, es probable que presente una emergencia respiratoria que requerirá de atención inmediata.
El paciente está empleando los músculos accesorios para ayudar a la respiración.  Si el paciente solo emplea el diafragma para respirar, sospeche de daño en los nervios que llevan las órdenes de respirar a los músculos del pecho; es posible que el diafragma reciba el mandato de respirar, pero, debido al daño en la médula espinal, los músculos del pecho no la reciban.
El paciente tose de manera excesiva, lo cual podría significar que tiene cualquier cosa, desde una infección leve del tracto respiratorio superior, hasta fiebre de heno, neumonía, asma o insuficiencia cardiaca.
El paciente está sentado, inclinado hacia adelante con las palmas de las manos apoyadas en la cama o en los brazos de la silla.  Esto se denomina posición de trípode, porque la espalda del paciente y ambos brazos, colaboran para sostener la parte superior del cuerpo; esta posición proporciona al diafragma un mayor espacio para funcionar y ayuda al paciente a usar los músculos accesorios para asistir a la respiración.  Por lo general es buena idea dejar que el paciente permanezca en la posición que le sea más cómoda.
El paciente tiene forma de barril en ciertas enfermedades pulmonares crónicas, dado que el aire se ha quedado atrapado de manera paulatina y continua dentro del pulmón, en cantidades cada vez mayores, la distancia desde el frente hasta la espalda, aumenta casi hasta igualar la distancia de un lado a otro del pecho.  El tórax de tonel puede indicar un largo historial de problemas respiratorios.

 

Vía aérea y respiración – Evaluacion inicial


Vía aérea y respiración

Evalúe la vía aérea, ¿es evidente? ¿Es adecuada?  El aire debe fluir hacia dentro y hacia afuera del pecho con facilidad para ser considerado evidente y adecuado.  Si se escuchan sonidos tipo ronquido en un paciente que no responde, reposicione la vía aérea y si es necesario inserte un conducto aéreo oral o nasal para mantener la vía respiratoria.  Si escucha sonidos tipo estridor, coloque al paciente de manera que pueda respirar con facilidad.  Si se escucha sonidos de borboteo, es necesaria la succión.

Si la vía aérea es adecuada o evidente, evalúe a continuación la respiración de su paciente.  ¿Está respirando? ¿Lo hace de modo adecuado?  Si el paciente no respira, proporcione dos ventilaciones de inmediato.  Al ventilar, necesitará evaluar si sus ventilaciones son lo bastante correctas para cubrir las necesidades de oxígeno de su paciente.

  1. ¿entra el aire?
  2. ¿se expande el pecho con cada respiración?
  3. ¿baja el pecho después de cada respiración?
  4. ¿es adecuada la frecuencia para la edad de su paciente?

Si la respuesta a cualquiera de estas preguntas es “no”, algo está mal, intente reposicionar al paciente e inserte un conducto aéreo oral para evitar que la lengua bloquee la vía respiratoria.  Reposicione la cabeza del paciente, reevalúe la posición de su mano y del sellado de la mascarilla facial.  Reduzca o acelere su frecuencia respiratoria.  Consulte el Módulo II. Capítulo 7, para repasar las técnicas de ventilación de presión positiva.  Recuerde que deberá continuar vigilando la vía respiratoria para determinar si hay líquido, secreciones o cualquier otro problema, para evaluar si el paciente está respirando adecuadamente.

Si el paciente respira, asegúrese de que su respiración sea la adecuada.  ¿Se eleva y desciende el pecho de modo apropiado? ¿Cuál es el color, la temperatura y la condición de la piel del paciente?  ¿Son trabajosas la respiraciones del paciente?  Si el paciente puede decir una o dos palabras antes de tener que tratar de tomar aire, se considera que las ventilaciones son trabajosas.  ¿Utiliza el paciente los músculos accesorios para ayudar al esfuerzo respiratorio? Si el esfuerzo respiratorio es inadecuado, deberá proporcionar la intervención necesaria.  Si el paciente presenta dificultad respiratoria, colóquelo en una posición que facilite una mejor respiración y comience a administrar oxígeno a 15 L/min a través de una mascarilla no recirculante.  Si el paciente presenta una profundidad inadecuada en la respiración o si la frecuencia es muy baja, es posible que las ventilaciones deben ser asistidas por un dispositivo BVM.

Evaluación inicial


Evaluación inicial

Impresión general

Al acercarse y comenzar a interactuar con el paciente, necesitará obtener una impresión general o inicial de este.  ¿Parece tranquilo? ¿Está ansioso o inquieto? ¿Parece apático o cansado?; esta impresión inicial, le ayudará a decidir, si la condición del paciente es estable o inestable.  Una condición estable no se deteriora durante el tratamiento y el transporte, pero si es inestable, si un paciente que ha tenido neumonía durante tres días y se transporta al hospital para recibir anti soviéticos intravenosos.  Una condición inestable se deteriora durante el tratamiento y el transporte, por ejemplo un paciente que ha sido picado por abejas y presenta dificultad creciente para respirar.

Al mismo tiempo, determinará el nivel de conciencia de un paciente, por medio del AVDI, y decidirá si el paciente está alerta, responde al estímulo verbal,  al estímulo doloroso o si no responde.  Si el paciente está alerta o responde al estímulo verbal, el cerebro aún recibe oxígeno; si el paciente responde a estímulos dolorosos o no responde a ellos, es posible que el cerebro no se esté bien oxigenado y también es probable que tenga un problema en la vía aérea o en los pulmones.  ¿Cuál es su queja principal?

A %d blogueros les gusta esto: