Archivos del mes: 30 septiembre 2016

Edema pulmonar agudo


Edema pulmonar agudo

La disnea causada por edema pulmonar agudo, puede asociarse con una enfermedad cardiaca o daño pulmonar directo.  En ambos casos, administre oxígeno de 100% y si es necesario, succione con cuidado cualquier secreción de la vía aérea; transporte rápidamente al departamento de urgencias.  La mejor posición para un paciente consciente, que presenta infarto al miocardio o lesión pulmonar directa, es aquella en la cual le sea más fácil respirar y por lo general es la de permanecer sentado.

En raras ocasiones requerirá usar una vía aérea artificial, porque no existe problema alguno de obstrucción de la vía aérea superior.  No obstante, un paciente inconsciente con edema pulmonar agudo requerirá apoyo respiratorio total, incluida la ventilación de la vía aérea con presión positiva oxígeno y succión.

Anuncios

11.6 TRATAMIENTO DE PADECIMIENTOS ESPECÍFICOS


11.6 TRATAMIENTO DE PADECIMIENTOS ESPECÍFICOS

Infección de la vía aérea superior

La disnea, asociada con infecciones agudas es bastante común.  Con excepción de los pacientes con neumonía, bronquitis aguda o epiglotitis, rara vez es grave.  La congestión aguda y la mala ventilación de un resfriado común, rara vez requiere de atención de emergencia.  Sin duda la mayoría de las personas con resfriados se tratan, con medicamentos sin receta.  No obstante, los individuos con un resfriado común que presentan problemas subyacentes, como el asma o una insuficiencia cardiaca, suelen presentar un empeoramiento de su estado como resultado del estrés adicional de la infección.  Además los medicamentos para el resfriado, suelo pueden producir efectos secundarios estresantes, como agitación, incremento en la frecuencia cardiaca y aumento de la presión sanguínea.

Para pacientes con infecciones en la vía aérea superior y con disnea, administre oxígeno humidificado si lo tiene disponible.  No intente succionar la vía respiratoria, ni colocar una cánula orofaríngea, en un paciente del cual se sospeche, de epiglotitis.  Estas maniobras pueden causar un espasmo y obstrucción completa de la vía aérea.  Transporte al paciente tan rápido como pueda, al hospital; permita viaje en la posición más cómoda.  Para alguien con epiglotitis, la mejor posición consiste por lo general, en sentarse erguido y agachado hacia adelante en la “posición de olfateo”.  Obligar a un paciente con epiglotitis a permanecer en posición supina, puede ocasionar obstrucción de la vía aérea superior, que le podría provocar la muerte.

La disnea en la pulmonía, no es producto de la obstrucción de la vía aérea superior, sino de la pérdida de volumen pulmonar efectivo y de la necesidad de un intercambio más rápido de aire.  Aquí, de nuevo el problema no se resolverá mediante el uso de una vía aérea artificial, pero mejorará con la producción de oxígeno.

Administración de un inhalador de dosis medida IDM – emergencias respiratorias


Administración de un inhalador de dosis medida IDM

Para ayudar a un paciente a que se auto administre el medicamento de un inhalador siga los siguientes pasos:

  1. Obtenga una orden de la dirección médica o del protocolo local.
  2. Verifique que cuenta con: el medicamento adecuado, el paciente correcto y la vía apropiada.
  3. Asegúrese de que el paciente está lo bastante alerta como para usar el inhalador
  4. Verifique la fecha de caducidad del inhalador.
  5. Verifique si el paciente ya ha tomado otras dosis.
  6. Asegúrese de que el inhalador este a temperatura ambiente o más cálido.
  7. Agite vigorosamente el inhalador varias veces.
  8. Deje de administrar oxígeno suplementario y retire cualquier mascarilla de la cara del paciente.
  9. Pida al paciente que exhale profundamente y que antes de inhalar, coloque sus labios en torno de la boquilla del inhalador.
  10. Haga que el paciente oprima el inhalador manualmente al comenzar a inhalar profundamente.
  11. Indique al paciente que sostenga la respiración tanto tiempo como le sea posible, para ayudar al cuerpo a absorber el medicamento.
  12. Continúe la administración de oxígeno suplementario.
  13. Permita que el paciente respire unas cuantas veces, luego repita la segunda dosis de acuerdo con las indicaciones de la dirección médica o del protocolo local.

Inhaladores de prescripción – emergencias respiratorias


Inhaladores de prescripción

Es muy probable que los pacientes que piden ayuda, es debido a las dificultades respiratorias y además porque han tenido el mismo problema antes.   Es posible que cuenten con medicamentos de prescripción que se administren por medio de inhaladores.  Si es así, quizá pueda ayudarles a que lo usen; consulte con la dirección médica o siga las recomendaciones vigentes.  Recuerde informar: el tipo de fármaco de que se trata, cuando realizó la última inhalación, la anterior a esta, cuantas bocanadas tomó cada vez y que señala a etiqueta respecto a la dosis.  Si la dirección médica o las recomendaciones vigentes lo permiten,  puede ayudar al paciente a auto administrarse el medicamento.

Asegúrese de que el inhalador pertenezca al paciente, que contenga el medicamento correcto, la fecha de caducidad y que se administre la dosis correcta.   Administre dosis repetidas del medicamento siempre y cuando no se haya excedido la dosis máxima y si el paciente aún presenta falta de aire.

Algunos de los fármacos de uso común para la falta de aire, se denominan agonistas beta inhalados, y dilatan los conductos respiratorios.  Proventil, Ventolin, Alupent, Metaprel y Brethine, son nombres típicos comerciales.  El nombre genérico de Proventil y Ventolin es salbutamol; el de Alupent y Metaprel es metaproterenol, y para Brethine es terbutalina.  La mayoría de estos fármacos relajan los músculos que rodean a los bronquios en los pulmones, lo cual conduce a la expansión o dilatación de los conductos y a un paso más fácil del aire.

Los medicamentos que se utilizan para los síntomas agudos están diseñados para dar al paciente un alivio rápido de los síntomas, si la afección es reversible.  Los medicamentos para síntomas más crónicos se administran como medida preventiva o como dosis de mantenimiento.  Los fármacos para uso crónico proporcionarán poco alivio de los síntomas agudos.  Los efectos secundarios comunes de los inhaladores empleados para la falta aguda de aire son: aumento en la aceleración del pulso, nerviosismo y temblor muscular.

Si el paciente tiene un IDM, lea la etiqueta con cuidado para asegurarse de que el medicamento es para la falta de aire y que de hecho, fue recetado por un médico; si tiene dudas consulte con la dirección médica.

Antes de ayudar a un paciente a auto medicarse cualquier medicamento con un IDM, asegúrese de que el fármaco este indicado, es decir, que el paciente tiene signos y síntomas de falta de aire.  Por último verifique que no haya contraindicaciones para su uso:

  • El paciente es incapaz de ayudar a coordinar la inhalación oprimiendo el gatillo, quizá debido a que se encuentra demasiado confundido.
  • El inhalador no fue prescrito para este paciente.
  • No obtuvo permiso de la dirección médica o del protocolo local.
  • El paciente ya había llegado a la dosis máxima antes de su llegada.

MEDICAMENTOS RESPIRATORIOS INHALADOS

Medicamento Indicaciones Uso agudo vs. crónico
Nombre genérico Nombre comercial Asma Bronquitis EPOC Agudo Crónico
Albuterol Proventil, Ventolin, Volmax Si Si Si Si No
Propionato de beclometasona Beclovent Si No No No Si
Cromolín sódico Intal Si No No No Si
Propionato de fluticasona Flovent Si No No  No Si
Propionato de fluticasona, xinafoato de salmeterol Advair Discos Si No No No Si
Bromuro de ipratropo Atrovent Si Si Si Si No
Sulfato de metaproterenol Alupent Si Si Si Si  No
Montelukast sódico Singulair Si No No No Si
Xinafoato de salmeterol Serevent Si Si Si  No Si

 

Oxígeno suplementario – emergencias respiratorias


Oxígeno suplementario

Si un paciente se queja de dificultad para respirar, deberá administrarle oxígeno suplementario durante el historial y el análisis físico enfocado, si no se hizo durante la evaluación inicial.  En general no es necesario preocuparse acerca de administrar demasiado oxígeno.  Coloque una mascarilla no recirculante en el paciente y proporcione oxígeno con una tasa de 10 a 15 L/mm (suficiente para mantener la bolsa de reservorio), si la persona presenta dificultad grave para respirar.

Como se señaló antes, hay cierta preocupación acerca de la supresión del “impulso” hipòxico, para respirar en algunos pacientes con EPOC; a menos que estos pacientes no respondan, se sugiere un método más conservador,  en paciente que hayan padecido EPOC, durante un tiempo prolongado y tengan probable retención de dióxido de carbono, la administración de oxígeno en flujo lento (2 L/mm, ) es un buen punto inicial, con ajustes a 3 L/mm, luego a 4 L/mm etc. etc., hasta que los síntomas mejores, por ejemplo, el paciente presenta menos disnea o un mejor estado mental.  Cuando tenga dudas, es preferible errar por el lado de más oxígeno y vigilar al paciente de cerca.

11.5 ATENCIÓN DE URGENCIA DE LAS EMERGENCIAS RESPIRATORIAS


11.5 ATENCIÓN DE URGENCIA DE LAS EMERGENCIAS RESPIRATORIAS

Cuando tome los signos vitales iniciales de una persona con disnea, deberá poner especial atención en su respiración, siempre hable en tono tranquilizador y asuma una actitud de interés y profesionalidad, para calmar al paciente, quien probablemente estará muy asustado y a quien por lo general, administrará oxígeno, cuidando de vigilar la respiración.  Reevalúe las respiraciones y la respuesta del paciente al oxígeno de modo repetido, por lo menos cada cinco minutos, hasta llegar al departamento de urgencias.  En una persona con nivel crónicamente alto de dióxido de carbono por ejemplo,  en ciertos pacientes con EPOC, esto es crítico, porque el oxígeno suplementario puede causar una elevación rápida en el nivel de oxígeno arterial.  Esto a su vez, puede abolir el estímulo respiratorio secundario con oxígeno y causar un paro respiratorio.

No retenga el oxígeno, por temor de deprimir o detener la respiración en un paciente con EPOC que necesite oxígeno.  La frecuencia respiratoria reducida, después de la administración de oxigeno no necesariamente significa que el paciente ya no lo requiera; es posible que incluso necesite más.  Si las respiraciones se hacen más lentas y el paciente pierde la conciencia, deberá asistir la respiración con un BVM.

10. Vocabulario vital


Vocabulario vital

Absorción: proceso por el cual los medicamentos viajan por medio de los tejidos del cuerpo al torrente sanguíneo.

Acción: efecto terapéutico de un medicamento

Ácido acetilsalicílico (aspirina o ASA): medicamento antipirético (reduce la fiebre), analgésico (disminuye el dolor), antiinflamatorio (reduce la inflamación) e inhibidor potente de la agregación de plaquetas (antiagregante plaquetario).

Adsorción: proceso de unirse o adherirse a una superficie.

Carbón activado: medicamento oral que atrapa y absorber las toxinas ingeridas en el tracto gastrointestinal, como tratamiento en algunos envenenamientos y sobre dosis de medicamentos.  El carbón se muele hasta formar un polvo muy fino que proporciona la mayor área de superficie posible, para unir los medicamentos que se tomanron por vía oral, se lleva en la unidad SMU.

Contraindicaciones: condiciones que hacen que un medicamento o tratamiento en particular sean inadecuados, por ejemplo: un padecimiento en el cual un medicamento no debe administrarse porque no ayudará e incluso podría dañar al paciente.

Dosis: cantidad de medicamento que se administra con relación a la talla y edad del paciente.

Efectos secundarios: cualquier efecto de un medicamento ajeno al deseado.

Epinefrina: medicamento que incrementa la frecuencia cardiaca y la tensión arterial, pero también mejora problemas respiratorios al reducir el tono muscular del árbol bronquial.

Farmacología: rama de la medicina que se encarga del estudio de las propiedades y los efectos delos medicamentos.

Gel: sustancia semilíquida que se administra por vía oral en forma de capsula o por medio de tubos plásticos.

Glucosa oral: azúcar simple que se absorbe con facilidad en el torrente sanguíneo; se lleva en la unidad SMU.

Hipoglucemia: nivel anormalmente bajo de glucosa en la sangre.

Indicaciones: usos terapéuticos para un medicamento explícito.

Inhalación: respirar un gas hacia el interior de los pulmones; una vía de administración de medicamentos.

Inhalador de dosis medida IDM: recipiente miniatura de spray con el cual pueden inhalarse gotitas o partículas de medicamento.

Intraóseo IO: en el interior del hueso; una vía de administración de fármacos.

Inyección intramuscular IM: inyección aplicada en un musculo; una vía de administración de medicamentos.

Inyección intravenosa IV: inyección que se aplica directamente en una vena; una vía de administración de medicamentos.

Inyección subcutánea SC: inyección que se aplica en el tejido entre la piel y el musculo; vía de administración de medicamentos.

Medicamentos de prescripción: los fármacos que solo los farmacéuticos distribuyen a los pacientes de acuerdo con la orden de un médico (receta)

Medicamentos que no requiere receta MQNR: son fármacos que pueden adquirirse de manera directa sin prescripción para el paciente.

Medicamentos tópicos: lociones, cremas y ungüentos, que se aplican en la superficie de la piel y afectan solo esa área; vía de aplicación de medicamentos.

Medicamentos transdérmicos: fármacos diseñados para absorberse por medio de la piel (transcutaneamente).

Nitroglicerina: medicamento que incrementa la perfusión cardiaca, al causar que las arteria se dilaten: debe tener la autorización de la dirección médica para ayudar al paciente a auto administrársela.

Nombre comercial: nombre de marca que le da el fabricante a un fármaco; se escribe con mayúscula.

Nombre genérico: nombre químico original de un medicamento (en contraste con uno de sus “nombres comerciales”); este nombre se escribe con minúscula.

Oral: por la boca; vía de administración de medicamentos.

Oxígeno: gas que necesitan todas las células, para el metabolismo; el corazón y el cerebro en especial, no pueden funcionar sin él.

Polifarmacia: el uso de múltiples medicamentos tomados de manera regular.

Solución: mezcla líquida que no puede separarse por filtración ni al dejar la mezcla en reposo.

Sublingual SL: debajo de la lengua; vía de administración de medicamentos.

Suspensión: mezcla de partículas molidas que se distribuyen de manera homogénea en un líquido que no se disuelven.

Transcutánea: por medio de la piel; vía de administración de medicamentos con efecto sistémico.

Vía oral VO: por medio de la boca; vía de administración de medicamentos, lo mismo que la oral.

Vía rectal VR: por medio del recto; vía de administración de fármacos.

Comunicaciones y documentación – emergencias respiratorias


Comunicaciones y documentación

Comuníquese con la dirección médica cada vez que haya un cambio en el nivel de conciencia o en la dificultad respiratoria de su paciente.

De acuerdo con el protocolo local, comuníquese con la dirección médica antes de dar asistencia con cualquier medicamento de prescripción.

Asegúrese de documentar cualquier cambio, el momento en que ocurrió, y cualquier orden dada por la dirección médica.

Evaluación continua – emergencias respiratorias


Evaluación continua

Es necesario vigilar de cerca a los pacientes con falta de aire.  Repita su evaluación inicial. ¿Ha habido algún cambio en la condición del paciente?  Tome los signos vitales por, lo menos cada cinco minutos, a un paciente inestable o después de utilizar un inhalador, o si lo prefiere en ambos casos.  Si la condición del paciente es estable y no existen amenazas para la vida, deberán obtener los signos vitales, por lo menos cada 15 minutos.  Realice una reevaluación enfocada del sistema respiratorio, pregunte al paciente si el tratamiento hizo alguna diferencia.  Observe el pecho del paciente para reconocer si aún está utilizando los músculos accesorios al respirar.  Escuche el patrón de habla del paciente.  Tengan en mente que este puede empeorar en lugar de mejorar, y prepárese para dar ventilación asistida con un dispositivo BVM.

Después de ayudar al paciente con el tratamiento del inhalador, transpórtelo al departamento de urgencias; mientras va en camino, continúe con la evaluación de la respiración del paciente, intente hablarle para tranquilizarlo y continúe aplicando oxígeno suplementario.

Examen físico detallado – emergencias respiratorias


Examen físico detallado

En las emergencias respiratorias, como en cualquier otra emergencia, solo debe preceder al examen físico detallado una vez que se han identificado y tratado todas condiciones amenazantes de vida.  Si está ocupado con el tratamiento de la vía aérea o el tratamiento de problemas respiratorios, es posible que no tenga la oportunidad de proceder a un examen físico detallado previo a la llegada al departamento de urgencias.  Esto es de esperarse,   nunca comprometa la evaluación y el tratamiento de la vía aérea y de los problemas respiratorios con el fin de realizar el examen físico detallado.

No obstante, tenga en cuenta que puede haber muchas piezas adicionales para el rompecabezas de la evaluación y el tratamiento, que quizá sean reveladas en el examen físico detallado; por ejemplo: es posible que al tratar a un paciente con dificultad respiratoria aguda, que respira 40 veces por minuto, con sibilancia audible, no este seguro de que el paciente presenta ICC o un ataque de asma.  El examen físico detallado puede proporcionarle ciertos indicios, como una tensión arterial considerablemente elevada y edema pedio, lo cual le indicaría que tiene ICC.

A %d blogueros les gusta esto: