Evaluación detallada de la Cabeza, el cuello y la columna vertebral


Examen detallado de la Cabeza, el cuello y la columna vertebral 

Un examen detallado de estas áreas debe hacerse con mucho cuidado en la cabeza, el cuero cabelludo, la nariz y la boca, buscando posibles abrasiones, laceraciones y contusiones; examine los ojos y párpados verificando enrojecimiento y lentes de contacto.  Use una linterna de bolsillo para determinar si las pupilas son iguales y reactivas y verificando cualquier drenaje de líquidos o sangre, especialmente en oídos y nariz.  Verifique también la posible presencia de cuerpos extraños o sangre en la cámara anterior del ojo.  Busque contusiones o alteraciones en el color alrededor de los ojos (ojos mapache) o detrás de las orejas (signo de Battle: decoloración en la línea de la arteria auricular posterior, cuya equimosis aparece primero cerca de la punta de la apófisis mastoides en las fracturas de la base del cráneo); estos signos pueden estar asociados traumatismos de la cabeza.

A continuación, palpe suave pero firmemente alrededor de la cara, cuero cabelludo, ojos, oídos nariz, buscando hipersensibilidad, deformidades, o inestabilidad.  La hipersensibilidad o el movimiento anormal de los huesos con frecuencia señalan una lesión grave y el paciente puede estar en riesgo de obstrucción de las vías respiratorias superiores.  Vigile cuidadosamente la vía aérea en estos pacientes.  Acto seguido, vea dentro de la boca, los dientes flojos o rotos o cualquier objeto extraño que pueda bloquear la vía aérea; es mucho más seguro si usa un bloqueador de mordidas, también es importante que observe si hay cualquier alteración del color de la boca y la lengua.  Perciba el aliento del paciente, cualquier olor no usual, por ejemplo fuerte olor a alcohol o afrutado debe ser informado y registrado.

Palpe la parte anterior y posterior del cuello por posibles hipersensibilidades y deformidad.  La sensación de crepitación o chasquidos, no distinta a la palpar las burbujas de un material de empaque con burbujas se llama enfisema subcutáneo e indica escape de aire al espacio de la piel.  Comúnmente esto indica que el paciente tiene un neumotórax o se ha lesionado la laringe o la tráquea.  Busque también las venas yugulares distendidas, lo que es normal en personas que están acostadas; sin embargo, su presencia en un paciente que está sentado sugiere algún tipo de insuficiencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: