Archivos diarios: 25/06/16

Las prioridades del paciente y el transporte.


Identifique las prioridades del paciente y tome decisiones sobre el transporte.

8-11 hora de oro024

Al completar su evaluación inicial tiene que tomar algunas decisiones sobre los cuidados del paciente. Debe haber identificado e iniciado el tratamiento de las lesiones y enfermedades que ponen el peligro la vida.  Ahora debe identificar el estado de prioridad de su paciente.

Considera a su paciente es alta prioridad, media prioridad o baja prioridad para ser transportado?  La designación para la prioridad, se usa para determinar si su paciente necesita transporte inmediato o tolerará unos cuantos minutos más en la escena.

Los individuos con cualquiera de los siguientes trastornos, son ejemplo de pacientes con prioridad alta, y deben ser transportados inmediatamente:

  • Dificultad para respirar.
  • Impresión general deteriorada.
  • Inconsciente sin reflejos nauseoso o tusígeno.
  • Presión arterial alta, sobre todo cuando la presión arterial sistólica es menor de 100 mm Hg.
  • Piel pálida, u otros signos de perfusión deficiente.
  • Parto complicado.
  • Hemorragia incontrolable.
  • Consciente, pero incapaz de seguir órdenes.
  • Dolor intenso en cualquier parte del cuerpo.
  • Incapacidad de mover cualquier parte del cuerpo.

Un paciente de alta prioridad debe ser transportado tan rápidamente como sea posible.  La decisión de transportarlo se debe tomar en este punto de la evaluación e iniciarse los preparativos para su acondicionamiento y transporte.   Sin embargo la carga física del paciente a la camilla y dejar la escena, puede ocurrir poco después de esta decisión; por ejemplo, en un paciente con un traumatismo significativo, el reconocimiento de la necesidad de una consulta quirúrgica en el hospital, para corregir el problema del paciente será importante.   Sin embargo puede necesitar tomar 60 a 90 segundos para identificar las lesiones que deben ser protegidas durante el acondicionamiento y carga para el transporte.  Proteger la columna vertebral del paciente e identificar las extremidades fracturadas son parte integral de su acondicionamiento para el transporte.  Estas lesiones pueden hacerse peores si descuidamos evaluarlas y tratarlas antes de mover el paciente.

Es fundamental la necesidad de reconocer el momento oportuno de trasporte de los pacientes graves de trauma.

Se le denominado hora dorada, al tiempo que transcurre desde la lesión hasta el tratamiento definitivo durante el cual, debe iniciarse el tratamiento del choque y las lesiones traumáticas.

Después de los primeros 60 minutos, el cuerpo tiene dificultades crecientes para compensar el choque y las lesiones traumáticas.

Por esta razón, en la escena deben tardarse tan poco tiempo como sea posible con pacientes que han sufrido un traumatismo significativo o grave.  La meta, es evaluar, estabilizar, empaquetar e iniciar el trasporte al sitio adecuado dentro de un lapso de 10 minutos después de arribar a la escena, siempre y cuando sea posible pues una extracción difícil o compleja limitara obviamente estas posibilidades de pronto traslado.

Algunos pacientes se beneficiaran permaneciendo en la escena y recibiendo cuidados continuos.  Por ejemplo es posible que un paciente de edad avanzada con dolor del pecho sea mejor atendido en la escena, administrado con nitroglicerina y esperando un vehículo SVA, siempre que este disponible para apoyarnos, en vez de transportarlo de inmediato.  El SVA debe ser llamado a la escena, si no es que ya viene en camino, y dependiendo de la distancia del viaje, puede encontrarse mientras se transporta el paciente grave.  Si el SVA se retrasa, o está alejado, coordinar un punto de reunión puede ser una buena decisión para su paciente de alta prioridad.  En caso de no contar con unidades de SVA en su comunidad, deberá iniciar su transporte tan pronto como le sea posible, posterior a su evaluación e intervención de emergencia.  Su decisión de permanecer en la escena o trasportarse inmediatamente se basara en: el estado de su paciente, la disponibilidad de ayuda avanzada, la distancia que debe trasportar y sus protocolos locales.

La correcta identificación de los pacientes de alta prioridad es el principal aspecto de la evaluación inicial y contribuye a mejorar el pronóstico del paciente.

Aunque el tratamiento inicial es importante, es esencial recordar que el transporte inmediato, es una de las claves para la supervivencia del paciente de alta prioridad.  El transporte se debe iniciar tan pronto como sea posible.

Posteriormente se obtendrá la historia y/o examen físico, enfocado y basado en la evaluación y se determinará si el padecimiento de urgencia del paciente es de índole médico, traumático o ambas.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: