Archivos diarios: 5/06/16

Técnica dispositivo BVM


Técnica BVM

Siempre que sea posible, usted y su compañero deben trabajar juntos para proporcionar la ventilación con dispositivo BVM.  Un TEM puede mantener un buen sellado de la máscara facial, afianzándola a la cara del paciente con ambas manos, mientras el otro TEM comprimir la bolsa.  La ventilación con el uso de un dispositivo BVM, es una destreza desafiante y, puede ser muy difícil para un TEM mantener un sellado apropiado (entre la mascarilla y la cara con una sola mano) y además estar comprimiendo la bolsa de forma correcta para entregar un volumen adecuado al paciente.  Puede ser difícil, mantener esta destreza si no se tiene mucha práctica.  La ventilación eficaz con un dispositivo BVM practicada por una persona, requiere de una muy buena experiencia.  Además la práctica de esta destreza depende de tener suficiente personal para realizar otras acciones, que debe hacerse al mismo tiempo, como por ejemplo compresiones del tórax, colocar la camilla en su lugar o ayudar a movilizar al paciente, entre otras.

Técnica del dispositivo BVM con dos personas:

7-31 BVM020 7-31 BVM021

  1. Arrodíllese a la cabecera del paciente; de ser posible, su compañero, debe estar al lado de la cabeza para comprimir la bolsa mientras usted sujeta la mascarilla sellándola en la cara del paciente con ambas manos.
  2. Mantenga el cuello del paciente en posición extendida a menos que sospeche de lesión de columna cervical. En este caso debe inmovilizar la cabeza y el cuello del paciente y usar la maniobra de tracción mandibular.  Haga que su compañero sujete la cabeza o, si está solo, use las rodillas para inmovilizarlo.
  3. Abra la boca del paciente y aspire cuando sea necesario. Inserte la vía aérea orofaringea o nasofaríngea para mantener la vía aérea abierta.
  4. Seleccione el tamaño apropiado de masacrilla.
  5. Coloque la mascarilla en la cara del paciente. Asegúrese de que la parte superior esta sobre puente de la nariz y la parte interior en el surco entre el labio inferior y el mentón.  Si la mascarilla tiene un manguito redondo y grande alrededor de la abertura de ventilación, centre la abertura sobre la boca de paciente.  Si es necesario, infle el collar para obtener un mejor ajuste y sellado de la cara.
  6. Sujete la mascarilla en posición, colocando los pulgares sobre la parte superior de la mascarilla y los dedos índice sobre la mitad inferior.
  7. Eleve la mandíbula hacia la mascarilla con los tres dedos restantes de su mano. Esto ayudará a mantener una vía aérea abierta.   Asegúrese de no sujetar el tejido blando del cuello, pues puede comprimir estructuras y crear una obstrucción de la vía aérea.  Si piensa que el paciente puede tener una lesión vertebral, asegúrese de que su compañero este inmovilizando la columna cervical al usted mover la mandíbula.
  8. Conecte la bolsa de la mascarilla, si aún no lo ha hecho.
  9. Sujete la mascarilla en su lugar, mientras su compañero comprime la bolsa con las dos manos hasta que el pecho se eleve visiblemente. Si hay sospecha de lesión vertebral, estabilice la cabeza y el cuello del paciente con sus antebrazos mientras mantiene adecuadamente sellada con sus manos la mascarilla a la cara. Continúe comprimiendo la bolsa cada 5 o 6 segundos en adultos y una vez cada 3 a 5 segundos en lactantes y niños.  De cada respiración durante un segundo, justo lo suficiente para producir una elevación visible del pecho.
  1. Si está solo, afirme su dedo índice sobre la parte inferior de la mascarilla, y su pulgar sobre la parte superior, y use los dedos restantes para tirar de la mandíbula hacia la mascarilla. Esto se conoce como pinzamiento C y mantendrá un sellado eficaz de la cara a la mascarilla.  use la maniobra de inclinación de cabeza-levantamiento de mentón, para asegurar que el cuello está extendido.  Si hay sospecha de lesión raquídea, estabilice la cabeza del paciente con sus rodillas en una posición en línea neutra, mientras tira la mandíbula del paciente hacia el interior de la mascarilla.  Comprima la bolsa rítmicamente una vez cada 5 o 6 segundos en el adulto y cada 3 a 5 segundos en lactantes y niños.  De cada ventilación durante un periodo de un segundo, justo lo suficiente para producir una elevación visible del pecho.

Cuando se usa este dispositivo para asistir al paciente que está respirando con demasiada lentitud (hiperventilando), y con un volumen de ventilación pulmonar reducido, debe comprimir la bolsa mientras el paciente intenta respirar.  Entonces, durante los siguientes 5 a 10 respiraciones, ajuste lentamente la velocidad y el volumen de ventilación pulmonar, hasta que se alcance el volumen minuto adecuado.

Para asistir las ventilaciones de un paciente que está respirando con demasiada rapidez (hiperventilando) y con un volumen de ventilación pulmonar reducido, debe primero explicar el procedimiento al paciente, si esta coherente.  Inicialmente asista las respiraciones a la velocidad que el paciente haya estado respirando, comprimiendo la bolsa cada vez que el paciente inspire.  A continuación por las siguientes 5 a 10 respiraciones, ajuste lentamente la velocidad y volumen de ventilación pulmonar hasta que se alcance el volumen minuto adecuado.

Si está asistiendo a las ventilaciones con un dispositivo BVM, debe valorar la eficacia de sus ventilaciones dadas.  Sabrá que la ventilación artificial no es adecuada si el pecho del paciente no se eleva y desciende con cada ventilación, tenga en cuenta si la velocidad con la que está ventilando es demasiado lenta o demasiado rápida, o la frecuencia cardiaca no retorna a lo normal.  Si el pecho del paciente no se eleva y desciende, puede ser necesario que reposicione la cabeza del paciente; use una vía aérea adjunta o use la maniobra de Sellik llamada también presión cricoidea.  Sin embargo, nótese que la maniobra de Sellik, está contraindicada en un paciente que está vomitando activamente, pues puede causar rotura esofágica.

7-31 BVM019

Cuando se usa un dispositivo BVM, o cualquier otro dispositivo de ventilación, esté alerta por una posible distensión gástrica, o llenar el estómago con aire.  Par prevenir o aliviar la distensión gástrica haga lo siguiente:

  1. Asegúrese de que la vía aérea este posicionada apropiadamente.
  2. Ventilar al paciente a la velocidad apropiada. Y
  3. Ventilar al paciente con el volumen apropiado.

Si además dispone de un rescatista adicional, use la maniobra de Sellik.    Para realizar la maniobra de Sellik, haga que un rescatista adicional aplique presión cricoidea al paciente con el pulgar y el índice a los lados del cartílago cricoides (en el borde inferior de la laringe) y presione hacia abajo.

Al ocluirse el esófago:

  1. Inhibirá el flujo de aire al interior del estómago, disminuyendo así la distensión gástrica y
  2. Reducirá la probabilidad de aspiración al ayudar al bloqueo de regurgitaciones del contenido gástrico del esófago. La presión cricoidea debe practicarse solo en pacientes inconscientes.

Si el estómago del paciente parece estar distendiéndose, debe reposicionar la cabeza del paciente y usar presión cricoidea.  En un paciente con posible lesión raquídea, debe reposicionar la mandíbula, más que la cabeza (es decir, usar la tracción mandibular).   Si se está escapando demasiado aire por debajo de la mascarilla, reposicione la mascarilla, para lograr un mejor sellado.  Si el pecho del paciente aún no se eleva y desciende después de haber hecho estas correcciones, verifique la posibilidad de una obstrucción de la vía aérea.  Si hay obstrucción, debe intentar realizar ventilación con el uso de un método alterno, como la técnica boca mascarilla.

Las técnicas avanzadas de vía aérea son beneficiosas cuando es difícil mantener un buen sellado, el paciente tiene una lesión de columna cervical o el estado del paciente lo justifica.  El dispositivo BVM también se puede usar junto con el tubo endotraqueal, o con otros dispositivos de vía aérea avanzados, como el combi tubo esofágico-traqueal, la vía aérea luminal faringo-traqueal y la vía aérea de mascarilla laríngea.

A %d blogueros les gusta esto: