Control de la respiración


Control de la respiración

El área del tronco encefálico que controla la respiración, está situado profundamente en el interior del cráneo, en una de las partes mejor protegidas del sistema nervioso.  Los nervios en esta área actúan como sensores, reaccionando principalmente al nivel del dióxido de carbono en la sangre arterial.  Si los niveles de dióxido de carbono se vuelven demasiado altos o demasiado bajos, el encéfalo ajusta de manera automática la respiración, lo anterior sucede con mucha rapidez, después de cada respiración.

Esta es la razón por la cual no podemos retener indefinidamente la respiración o respirar rápida y profundamente por un tiempo prolongado.  En una persona sana este estímulo para respirar, se conoce como impulso respiratorio primario.

Cuando el nivel de dióxido de carbono se eleva demasiado, el tronco encefálico envía impulsos a la médula espinal que causa contracción del diafragma y los músculos intercostales.  Esto aumenta nuestra respiración o respiraciones.  Mientras mal alto sea el nivel de dióxido de carbono en la sangre, mayor es el impulso para respirar.  Una vez que el dióxido de carbono retorna a un nivel aceptable, disminuye la fuerza y frecuencia de la respiración.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: