Archivos del mes: 31 agosto 2015

SISTEMA NERVIOSO CENTRAL


SISTEMA NERVIOSO CENTRAL

El sistema nervioso central (SNC) está constituido por el encéfalo y la médula espinal.

Desde un punto de vista practico, el sistema nervioso central se puede considerar como la parte del sistema nervioso que esta cubierta y protegida por huesos.

El encéfalo este cubierto por el cráneo, y la médula espinal por la columna vertebral.

Las partes principales de la mayoría de las células nerviosas (el núcleo y el cuerpo celular) están dentro del sistema nervioso central.

El encéfalo y la médula espinal están bañados en líquido cefalorraquídeo, que sirve de amortiguación y para filtrar impurezas y toxinas.

Anuncios

SISTEMA NERVIOSO


SISTEMA NERVIOSO

El sistema nervioso controla prácticamente todas las actividades del cuerpo, tanto voluntarias como  involuntarias.

El sistema nervioso somático es la parte del sistema nervioso que regula las actividades sobre las cuales hay control voluntario.  Estas actividades incluyen caminar, hablar y escribir.

El sistema nervioso autónomo controla las múltiples funciones que ocurren sin control voluntario.  Estas actividades incluyen funciones corporales como la digestión, dilatación y constricción de los vasos sanguíneos, sudoración y todas las otras acciones involuntarias que son necesarias para las funciones básicas del cuerpo.

Atómicamente,  el sistema nervioso se divide en dos partes: el sistema nervioso central y el sistema nervioso periférico.  Por tanto, el sistema nervioso, como un todo, se puede dividir anatómicamente en los sistemas nerviosos: central y periférico, y funcionalmente en componentes somático (voluntario) y autónomo (involuntario).

CIRCULACION NORMAL EN LOS ADULTOS


CIRCULACION NORMAL EN LOS ADULTOS

4-45 circulacion adecuada708

En todas las personas sanas, el aparato circulatorio se ajusta y reajusta automáticamente, en forma constante de manera que el 100% de la capacidad de las arterias, venas y capilares mantengan el 100% de la sangre.

Nunca todos están completamente dilatados o completamente constreñidos.

El tamaño de las arterias y las venas es controlado por el sistema nervioso de acuerdo a la cantidad de sangre disponible, y muchos otros factores, para mantener la tensión arterial normal en todo momento.

Bajo la condición de tensión arterial normal con un sistema que pueda contener justamente el 100% de la sangre disponible, todas las partes del sistema tendrán un abasto adecuado de sangre todo el tiempo.

La perfusión es la circulación de la sangre dentro de un órgano o tejido, en cantidades adecuadas para cubrir las necesidades de las células.  La sangre entra a un órgano o tejido a través de las arterias y sale de ellos por las venas.

La pérdida de tensión arterial normal indica que la sangre ya no está circulando eficientemente a cada órgano de cuerpo.  (No obstante, una tensión arterial adecuada no indica que esa alcanzando todas las partes del cuerpo)  existen muchas razones para la pérdida de tensión arterial y el resaludado en cada caso es el mismo: órganos, tejidos y células que ya no están perfundiendo adecuadamente, o abastecidos con  oxígeno y alimento y los productos de desecho se pueden acumular.

Bajo estas condiciones, las células tejidos y órganos pueden morir.  El estado de una circulación inadecuada cuando afecta a la totalidad dl cuerpo, se llama choque o hipoperfusión.

FISIOLOGIA DEL APARATO CIRCULATORIO


FISIOLOGIA DEL APARATO CIRCULATORIO

4-44 pulso central y periferico

El pulso, que es palpado muy fácilmente en el cuello, la muñeca, o la ingle, este es generado por el potente bombeo de sangre del ventrículo  izquierdo y al de las principales arterias.

El pulso está presente en la totalidad del sistema arterial.  Puede sentirse con más facilidad donde las grandes arterias están cercanas a la piel.

Los pulsos centrales son: el de la arteria carótida que puede sentirse en la porción superior del cuello, y el pulso femoral que se percibe en la ingle.

Los pulsos periféricos son el de la arteria radial, que se puede sentir en la muñeca, en la base del pulgar y el pulso de la arteria braquial, que se siente en la cara medial del brazo, en un punto intermedio entre el codo y el hombro.

El pulso de la arteria tibial posterior en la parte posterior del maléolo medial y el pulso de la arteria dorsal del pie, en la parte superior del pie.

La tensión arterial  (TA), es la presión que ejerce la sangre sobre las paredes arteriales al pasar a través de ellas,  cuando se contrae el musculo cardiaco el ventrículo izquierdo bombea sangre del ventrículo a la aorta.  Esta fase de contracción muscular se llama sístole.

Cuando el musculo del ventrículo se relaja, este se llena de sangre y se llama diástole.

La potente expulsión pulsátil de sangre del ventrículo izquierdo a la aorta es transmitida a l largo de las arterias, como una onda de presión pulsátil.  La onda de tensión mantiene a la sangre moviéndose por todo el cuerpo.

Los puntos altos y bajos de la onda se pueden medir con un esfigmomanómetro, (tensiómetro), y se expresan numéricamente en milímetros de mercurio (mm Hg).

El punto alto se llama tensión arterial sistólica (medida de contracción del musculo cardiaco),  el punto bajo se llama tensión arterial diastólica (medida de relajación del musculo cardiaco)-

El adulto promedio tiene aproximadamente 6 L de sangre en el sistema vascular.

Los niños tienen menos de 2 a 3 L, dependiendo de su edad y su tamaño.

Los lactantes tienen solo cerca de 300 mL.

La pérdida de una misma cantidad de sangre puede ser insignificante para un adulto,  pero puede ser mortal para un lactante.

COMPONENTES DE LA SANGRE


COMPONENTES DE LA SANGRE

La sangre es un líquido rojo espeso, complejo, formado por plasma, glóbulos rojos llamados eritrocitos, glóbulos blancos llamados leucocitos y plaquetas.

El Plasma es un líquido amarillo pegajoso, que transporta las células sanguíneas y nutrimentos.  También transporta material de desecho a os órganos de excreción.  Contiene la mayor parte de los compuestos necesarios para formar un coagulo.

Las moléculas de hemoglobina que contienen hierro en los glóbulos rojos (eritrocitos) dan color a la sangre y transportan oxígeno.  Constituyen cerca del 45% de la sangre.

Los glóbulos blancos  (leucocitos) desempeñan su papel en los mecanismos inmunitarios y de defensa contra la infección.

Las plaquetas son diminutos elementos, con forma de discos, que son mucho menores que las células anteriores.  Son esenciales en la formación inicial del coagulo, mecanismo que detiene la hemorragia.

La sangre saldrá de manera intermitente de una arteria y es de color rojo brillante.

De una vena fluirá como una corriente regular y es de color rojo oscuro.

De los capilares, fluirá de muchos puntos diminutos individuales.  La coagulación toma entre seis y diez minutos

EL BAZO


EL BAZO

 

El bazo es un órgano situado debajo de la caja torácica, en el cuadrante superior izquierdo del abdomen.

El bazo es particularmente susceptible a lesión por traumatismo, porque está formado por tejidos delicados y está situado directamente por dejaba de las costillas inferiores, más flexibles, con muy poco tejido para protegerlo; por lo tanto es  uno de los órganos que se lesiona con más frecuencia en traumatismos contusos.

Como el bazo es muy vascularizado,  la lesión puede causar una grave hemorragia interna.  En algunos casos el bazo comienza a sangrar uno o dos días después del traumatismo, esto se conoce como “ruptura tardía” ,  “fractura con hemorragia tardía”.  Debe sospecharse de ruptura tardía del bazo cuando se desarrolla dolor abdominal y signos de hemorragia interna,  dentro de un plazo de unos cuantos días después de un traumatismo contuso.

Prácticamente toda la sangre del cuerpo pasa por el bazo, donde se filtra y son retiradas las células sanguíneas desgastadas, sustancias extrañas y bacterias.

LAS VENAS


LAS VENAS

 

Una vez que la sangre pobre en oxigeno pasa a través de los capilares, se desplaza a las vénulas, que son las ramas más pequeñas de las venas.

La sangre retorna al corazón a través de una red de venas cada vez más grande.

Las venas tienen paredes mucho más delgadas que las arterias y en general diámetros mayores,  estas se van volviendo cada vez más grandes y finalmente forman dos vasos principales los cuales son parte de los grandes vasos.   Estos están situados en línea media inmediatamente frente a la columna vertebral; conducen sangre de todo el cuerpo y la colectan justo antes de que entre al corazón.

Como no hay “flujo” de sangre después de los capilares, la sangre venosa es movida por gravedad y contracción de grandes músculos,  y el flujo es gobernado por válvulas dentro de las venas.

La vena cava superior conduce sangre que regresa de la cabeza, el cuello, los hombros y las extremidades superiores.

La sangre del abdomen, la pelvis y extremidades inferiores pasa a través de la vena cava inferior.

Las venas cavas superior e inferior se unen en la aurícula derecha del corazón.  El ventrículo derecho recibe sangre de la aurícula derecha y la bombea a los pulmones, a través de la arteria pulmonar

LOS CAPILARES


LOS CAPILARES

En el cuerpo hay millones de células y de capilares.

Los capilares son finas divisiones terminales del sistema arterial, que permiten establecer contacto entre la sangre y las células de los tejidos.

El oxígeno y otros nutrientes pasan de las células sanguíneas y el plasma en los capilares a las células de los diferentes tejidos a través de la muy delgada pared del capilar.

El dióxido de carbono y otros productos de desecho metabólico,  pasan en dirección inversa de las células, a la sangre para ser eliminados.

La sangre en las arterias tiene un color característico rojo brillante, debido a su hemoglobina que es rica en oxígeno.

La sangre en las venas es de color rojo azulado oscuro porque ha pasado a través de la red capilar y ha entregado su oxígeno a las células.

Los capilares se conectan directamente en un extremo con las arteriolas que regulan el flujo y el otro con las vénulas.

LAS ARTERIAS


LAS ARTERIAS

4-42 sistema circulatorio706

Las arterias conducen sangre a todos los tejidos.  Se ramifican en arterias más pequeñas y luego en arteriolas.  Estas a su vez, se ramifican en una vasta red de capilares.

La pared de una arteria está formada por un tejido circular muscular fino.  Algunas arterias están hechas por musculo circular fino y por tejido elástico.

Las arterias se contraen para compensar la pérdida de volumen sanguíneo y también para aumentar la tensión arterial.  La sangre se suministra a los tejidos según las necesidades.

Por ejemplo:

El aparato digestivo es abastecido con más sangre después de que se ingiere una comida.

Los músculos de las piernas necesitan de más oxigeno cuando se trota.

Algunos tejidos necesitan un abastecimiento constante de sangre, en especial el corazón, los riñones y el encéfalo.

Otros tejidos, como los músculos en las extremidades, la piel y el intestino, pueden funcionar con menos sangre cuando están en repodo.

Las arterias tienen la capacidad de utilizar circulación colateral, y aun pueden originar nuevos vasos sanguíneos.

Por ejemplo durante la oclusión total o parcial de una arteria coronaria, la perfusión del miocardio isquémico –miocardio que no ha recibido suficiente oxígeno para funcionar apropiadamente – ocurre por medio de la circulación colateral: conductos que interconectan a las arterias coronarias.

Las colaterales preexistentes son estructuras de paredes delgadas que varían el diámetro de 20 a 200 micrómetros.  La oclusión coronaria aguda no produce un infarto en absoluto en individuos con una red bien desarrollada, mientras que a los individuos que carecen de tal red de colaterales,  desarrollan de forma rápida y completa infartos con una oclusión coronaria aguda.

La aorta es la arteria principal que sale del ventrículo izquierdo del corazón; conduce sangre oxigenada al cuerpo.

Este vaso sanguíneo se encuentra justamente frente a la columna vertebral en las cavidades torácica y abdominal.  La aorta tiene muchas ramas que suministran sangre a órganos vitales del cuerpo.

Las arterias coronarias abastecen al corazón, las carótidas a la cabeza, la hepática al hígado, la renal a los riñones y la mesentérica al aparato digestivo.  La aorta se divide a nivel del ombligo en las dos arterias ilíacas primitivas, que se dirigen a las extremidades inferiores.  Todas las ramas de la aorta se vuelven finalmente arteriolas conduciendo a la formación de la red de capilares del cuerpo.

La arteria pulmonar comienza en el lado derecho del corazón y lleva sangre pobre en oxígeno a los pulmones.  Se divide en ramas cada vez más delgadas, hasta que se une al sistema capilar pulmonar localizado en las paredes delgadas de los alvéolos.

La arteria carótida es la mayor arteria que suministra sangre a la cabeza y al encéfalo.  Las arterias carótidas están situadas a ambos lados del cuello.  Se puede sentir fácilmente el pulso carotideo colocando los dedos en la parte antero lateral del cuello.  Como la arteria carótida esta cercana al corazón, puede sentir el pulso, aun cuando el pulso de las extremidades distales sea demasiado débil para percibirse.

La arteria femoral es la arteria más grande que suministra sangre a las extremidades inferiores.  Es palpable en la ingle.  Se divide a nivel de la rodilla y abastece sangre a la pierna.

En los tobillos, dos de estas ramas son palpables.  Puede sentir el pulso en la arteria tibial posterior,  que está detrás de la eminencia medial del tobillo (maléolo medial).  También puede sentir el pulso en la arteria dorsal del pie, sobre la superficie anterior del pie (dorso del pie).

La arteria braquial es el mayor vaso en la extremidad superior que provee sangre al bazo.  Se divide en dos ramas principales inmediatamente debajo del codo.  Esta es la arteria que se usa para cuantificar la tensión arterial, empleando un manguito para tensión arterial  (tensiómetro) y un estetoscopio.

La arteria radial es la principal arteria del antebrazo y es palpable en la muñeca, del lado del pulgar (lado radial).

La arteria cubital también es palpable en la muñeca en el lado opuesto (lado cubital, en la base del dedo meñique), aunque su pulso no es tan fuerte.  Estas dos arterias suministran sangre a la mano.

Las arterias se ramifican en arterias menores y luego en arteriolas.  Las arteriolas son las ramas más pequeñas de una arteria que conducen a la vasta red de capilares.

INTOXICACIONES


Intoxicación alimentaria

 Ocurre cuando uno ingiere alimento o agua que contiene bacterias, parásitos, virus o las toxinas producidos por estos microorganismos. La mayoría de los casos de intoxicación alimentaria se dan a raíz de bacterias comunes como el estafilococo o la Escherichia coli (E. coli.)

Causas

La intoxicación alimentaria puede afectar a una persona o a un grupo de personas que hayan ingerido todas el mismo alimento. Es más común después de consumir alimentos en comidas al aire libre, cafeterías de escuelas, grandes reuniones sociales o restaurantes.

Cuando los microorganismos ingresan al alimento, se denomina contaminación. Esto puede suceder de diferentes maneras:

  • La carne de res o de aves puede entrar en contacto con las bacterias normales de los intestinos de un animal que se está procesando.
  • El agua que se utiliza durante el cultivo o embarque puede contener estiércol o desechos humanos.
  • El alimento se puede manipular de manera insegura durante la preparación en tiendas de abarrotes, restaurantes o casas.

La intoxicación alimentaria puede ocurrir después de comer o beber:

  • Cualquier alimento preparado por alguien que no se lave las manos adecuadamente.
  • Cualquier alimento preparado usando utensilios de cocina, tablas de cortar y otras herramientas que no estén totalmente limpias.
  • Productos lácteos o alimentos que contengan mayonesa (como ensalada de col o de papa) que hayan permanecido fuera del refrigerador por mucho tiempo.
  • Alimentos congelados o refrigerados que no se guarden a la temperatura apropiada o que no se recalienten a la temperatura correcta.
  • Pescados u ostras crudas.
  • Frutas o verduras crudas que no se hayan lavado bien.
  • Jugos de verduras o frutas crudas y productos lácteos (busque la palabra “pasteurizado”, lo cual significa que el alimento ha sido tratado para prevenir la contaminación).
  • Carnes o huevos mal cocidos.
  • Agua proveniente de un pozo o arroyo, o agua de una ciudad o pueblo que no haya sido tratada.

Muchos tipos de microorganismos y toxinas pueden causar intoxicación alimentaria, como:

  • Enteritis por Campylobacter 
  • Cólera
  • Enteritis por E. coli 
  • Toxinas en pescados o mariscos dañados o en mal estado
  • Staphylococcus aureus
  • Salmonela
  • Shigella

Los niños y los ancianos tienen el mayor riesgo de intoxicación por alimentos. Asimismo, usted puede estar en mayor riesgo si:

  • Padece una afección seria, como enfermedad renal, diabetes, cáncer o VIH y/o SIDA.
  • Tiene un sistema inmunitario debilitado.
  • Viaja fuera de los Estados Unidos a áreas en donde hay más exposición a los organismos que causan dicha intoxicación alimentaria.

Las mujeres embarazadas y lactantes tienen que ser especialmente cuidadosas para evitar la intoxicación alimentaria.

Síntomas

Los síntomas de los tipos de intoxicación alimentaria más comunes con frecuencia comienzan al cabo de 2 a 6 horas después de ingerir el alimento. Ese tiempo puede ser más largo o más corto, según la causa de la intoxicación alimentaria.

Intoxicación alimentariaLos posibles síntomas abarcan:

  • Cólicos abdominales
  • Diarrea (puede tener sangre)
  • Fiebre y escalofríos
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas y vómitos
  • Debilidad (puede ser grave)

Pruebas y exámenes

Su médico buscará signos de intoxicación con alimentos, como dolor en el estómago y signos de que su cuerpo en realidad tiene poco líquido (deshidratación).

Se pueden hacer exámenes coprológicos o del alimento que haya consumido para averiguar qué tipo de microorganismo está causando los síntomas. Sin embargo, los exámenes no siempre pueden encontrar la causa de la diarrea.

En los casos más serios, el médico puede solicitar una sigmoidoscopia, un procedimiento en el cual se usa una sonda delgada y hueca con una luz en el extremo que se pone en el ano para buscar la fuente de un sangrado o infección.

Tratamiento

La mayoría de las veces, usted mejorará en un par de días. La meta es aliviar los síntomas y verificar que su cuerpo tenga la cantidad apropiada de líquidos.

Recibir suficiente líquido y saber qué comer le ayudará a usted a mantenerse cómodo. Usted tal vez necesite:

  • Manejar la diarrea
  • Controlar las náuseas y los vómitos
  • Descansar lo suficiente

Usted puede tomar mezclas de rehidratación oral para reponer los líquidos y minerales perdidos por vómitos y diarrea.

El polvo de rehidratación oral puede comprarse en una farmacia. Asegúrese de mezclar el polvo en agua potable.

Usted puede hacer su propia mezcla disolviendo ½ cucharadita de sal y bicarbonato sódico y 4 cucharadas de azúcar en 4 ¼ tazas (1 litro) de agua.

Si presenta diarrea o vómitos y no puede tomar o conservar los líquidos, puede necesitar que se los administren por vía intravenosa (IV). Esto puede ser más común en los niños pequeños.

Si toma diuréticos, pregúntele al médico si necesita dejar de tomarlos mientras tenga diarrea. Sin embargo, nunca deje de tomar ni cambie los medicamentos sin hablar primero con el médico.

Para las causas más comunes de intoxicación por alimentos, el médico NO recetará antibióticos.

Usted puede comprar medicamentos en la farmacia que le ayuden a disminuir la diarrea.

  • No utilice estos medicamentos sin hablar con el médico si tiene diarrea con sangre o fiebre, o si la diarrea es intensa.
  • No le dé estos medicamentos a los niños.

Posibles complicaciones

La deshidratación es la complicación más común y se puede presentar a partir de cualquiera de las causas de intoxicación alimentaria.

Las complicaciones menos comunes, pero mucho más graves, dependen de la bacteria que esté causando la intoxicación alimentaria. Éstas pueden abarcar:

  • Artritis
  • Problemas hemorrágicos
  • Daño al sistema nervioso
  • Problemas renales
  • Hinchazón o irritación del tejido alrededor del corazón

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si:

  • Presenta sangre o pus en las heces.
  • Tiene diarrea y es incapaz de tomar líquidos debido a las náuseas o al vómito.
  • Tiene fiebre por encima de 101° F (38º C) o su hijo tiene fiebre por encima de 100.4° F (38º C) junto con la diarrea.
  • Tiene signos de deshidratación (sed, vértigo o mareo).
  • Ha viajado recientemente a un país extranjero y presentó diarrea.
  • La diarrea no ha mejorado en 5 días (2 días para un bebé o un niño) o ha empeorado.
  • Su hijo ha estado vomitando durante más de 12 horas (en un recién nacido de menos de 3 meses, llame tan pronto como comience el vómito o la diarrea).
  • Presenta intoxicación por hongos, pescado, o botulismo.

Referencias

Schiller LR, Sellin JH. Diarrhea. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds.Sleisenger & Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease

Sodha SV, Griffin PM, Hughes JM. Foodborne disease. In: Mandell GL, Bennett JE, Dolin R, eds.Principles and Practice of Infectious Diseases

Craig SA. Gastroenteritis. In Marx JA, Hockberger RS, Walls RM, et al, eds. Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice

A %d blogueros les gusta esto: