Archivos diarios: 23/06/15

EL CUELLO


EL CUELLO

img047

El cuello contiene muchas estructuras importantes,  es soportado por la columna cervical, o las 7 primeras vertebras de la columna vertebral (C1-C7).  La medula espinal sale del agujero occipital y se ubica en el conducto formado por las vértebras.

La parte superior del esófago y la tráquea están situadas en la línea media del cuello.  Las arterias carótidas se pueden encontrar a cada lado de la tráquea, junto con las venas yugulares y varios nervios.

Pueden palparse y verse varios puntos de referencia en el cuello.   El más obvio es la firme prominencia en el centro de la superficie anterior, conocida como la manzana de Adán.  Específicamente,  esta prominencia es la parte superior del cartílago tiroides.  Es más prominente en hombres que en mujeres.  La otra, la porción más baja, es el cartílago cricoides, un reborde de cartílago inferior al tiroides, que es un tanto más difícil de palpar.  Entre el cartílago tiroides y el cricoides, en la línea media del cuello, hay una depresión blanda, la membrana cricotiroidea.  Esta es una delgada lámina de tejido conjuntivo (fascia) que une los dos cartílagos.  La membrana cricotiroidea está cubierta en éste punto, solo por piel.

En la porción inferior de la laringe, son palpables, en la línea media anterior, varios rebordes firmes adicionales.  Estos rebordes son los anillos de cartílago de la tráquea, la cual conecta la laringe con la principal vía aérea hacia los pulmones (los bronquios).  A cada lado de la parte inferior de la laringe en la parte superior de la tráquea, está situada la glándula tiroides.  A menos de que este crecida, ordinariamente esta glándula no es palpable.

Las pulsaciones de las arterias carotideas son palpables en el surco, cerca de 1.5 cm lateral a la laringe.

Situadas inmediatamente adyacentes a estas arterias, pero no palpables, están las venas yugulares internas y varios nervios importantes.  Lateralmente a estos vasos y nervios están los músculos esternocleidomastoideos, que permiten los movimientos de la cabeza.  Estos músculos se originan en las apófisis mastoides del cráneo y se insertan en el borde medial de cada clavícula y el esternón, en la base del cuello

Durante eventos con dificultad respiratoria puede ser exagerado el uso de estos músculos.

Una serie de prominencias óseas se aprecian posteriormente, en la línea media del cuello,  estas son las apófisis espinosas de las vértebras del cuello.

Las apófisis espinosas cervicales de las vértebras más bajas son más prominentes y más fácilmente palpables, cuando el cuello esta flexionado o inclinado hacia adelante.

En la base del cuello, posteriormente, la apófisis espinosa más prominente es la de la séptima vértebra cervical.

A %d blogueros les gusta esto: