Archivos diarios: 2/06/15

NECESIDADES FUNCIONALES Y DE ACCESO


NECESIDADES FUNCIONALES Y DE ACCESO

Cada persona tiene sus propias necesidades y capacidades, pero todos pueden tomar medidas importantes a fin de prepararse para todo tipo de emergencias e implementar planes. Al evaluar sus propias necesidades personales y preparar un plan de emergencia, podrá estar mejor preparado para cualquier situación.

Hacer un plan lo ayudará a prepararse para cualquier situación de emergencia.

  • Piense en cómo una situación de desastre podría afectar a sus necesidades individuales.
  • Planifique valerse por usted mismo al menos durante un período de tiempo. Es posible que no tenga acceso a un centro médico o, incluso, a una farmacia.
  • Identifique qué tipo de recursos usa a diario y qué haría si fuesen limitados o no estuviesen disponibles.
  • Prepare su kit de emergencia teniendo en cuenta su situación específica. ¿Qué necesita para mantener su salud, seguridad e independencia?

Si usted o alguien cercano a usted tiene una discapacidad u otra necesidad funcional o de acceso, es posible que deba tomar otras medidas para protegerse y para proteger a su familia.

Busque información sobre la asistencia individual que pueda estar disponible en su comunidad. Regístrese con anticipación en los servicios de la oficina de manejo de emergencias, el departamento local de bomberos u otras agencias gubernamentales o grupos sin fines de lucro. Infórmeles sobre sus necesidades individuales o las de un familiar, y obtenga información sobre qué asistencia, ayuda o servicios pueden brindarse.

¿Quiénes son las personas con necesidades funcionales y de acceso?

  • Es posible que las personas sordas o con dificultades auditivas necesiten hacer preparativos especiales para recibir advertencias sobre emergencias.
  • Es posible que los padres solteros que trabajan y las personas que tienen un dominio limitado del idioma inglés necesiten ayuda para establecer planes para casos de desastre o emergencia. Los grupos comunitarios, religiosos y culturales quizás puedan ofrecer información.
  • Es posible que las personas que no tienen vehículos deban hacer preparativos de transporte.
  • Las personas con necesidades alimentarias especiales deben tomar precauciones para contar con un suministro suficiente de alimentos de emergencia
Anuncios

PREPARA TU KIT DE EMERGENCIA


CÓMO PREPARAR UN KIT

Un kit de suministros para casos de desastre es simplemente una selección de artículos básicos que su familia puede necesitar en caso de emergencia.

Trate de preparar el kit mucho antes de que se presente la emergencia. Es posible que deba evacuar muy rápidamente y que deba llevarse elementos esenciales. Probablemente no tenga tiempo de buscar los suministros que necesita ni de comprarlos.

Es posible que, después de una emergencia, deba sobrevivir por sus propios medios. Esto significa que deberá disponer de sus propios alimentos, agua y demás suministros en cantidades suficientes como para que duren, al menos, 72 horas. Los funcionarios locales y los socorristas se harán presentes después de un desastre, pero no pueden asistir a todos de inmediato. La asistencia podría llegar en pocas horas o demorar días.

Además, es posible que los servicios básicos como la electricidad, el gas, el agua, el tratamiento de aguas residuales y los teléfonos no estén disponibles durante días, o incluso una semana o un período más prolongado. El kit de suministros debe incluir artículos que lo ayuden a desenvolverse durante estos cortes de servicios.

PREPARESE PARA UNA EMERGENCIA DE ACUERDO A SUS NECESIDADES


NECESIDADES FUNCIONALES Y DE ACCESO

Cada persona tiene sus propias necesidades y capacidades, pero todos pueden tomar medidas importantes a fin de prepararse para todo tipo de emergencias e implementar planes. Al evaluar sus propias necesidades personales y preparar un plan de emergencia, podrá estar mejor preparado para cualquier situación.

Hacer un plan lo ayudará a prepararse para cualquier situación de emergencia.

  • Piense en cómo una situación de desastre podría afectar a sus necesidades individuales.
  • Planifique valerse por usted mismo al menos durante un período de tiempo. Es posible que no tenga acceso a un centro médico o, incluso, a una farmacia.
  • Identifique qué tipo de recursos usa a diario y qué haría si fuesen limitados o no estuviesen disponibles.
  • Prepare su kit de emergencia teniendo en cuenta su situación específica. ¿Qué necesita para mantener su salud, seguridad e independencia?

Si usted o alguien cercano a usted tiene una discapacidad u otra necesidad funcional o de acceso, es posible que deba tomar otras medidas para protegerse y para proteger a su familia.

Busque información sobre la asistencia individual que pueda estar disponible en su comunidad. Regístrese con anticipación en los servicios de la oficina de manejo de emergencias, el departamento local de bomberos u otras agencias gubernamentales o grupos sin fines de lucro. Infórmeles sobre sus necesidades individuales o las de un familiar, y obtenga información sobre qué asistencia, ayuda o servicios pueden brindarse.

¿Quiénes son las personas con necesidades funcionales y de acceso?

  • Es posible que las personas sordas o con dificultades auditivas necesiten hacer preparativos especiales para recibir advertencias sobre emergencias.
  • Es posible que los padres solteros que trabajan y las personas que tienen un dominio limitado del idioma inglés necesiten ayuda para establecer planes para casos de desastre o emergencia. Los grupos comunitarios, religiosos y culturales quizás puedan ofrecer información.
  • Es posible que las personas que no tienen vehículos deban hacer preparativos de transporte.
  • Las personas con necesidades alimentarias especiales deben tomar precauciones para contar con un suministro suficiente de alimentos de emergencia

FORMULE UN PLAN DE EMERGENCIAS


FORMULE UN PLAN DE EMERGENCIAS

Las catástrofes cambian las cosas. Cuando ocurre una situación de emergencia tiene que decidir qué hacer rápidamente, mientras está preocupado por lo que podría ocurrir. Si planifica con anticipación, será más fácil tomar las decisiones adecuadas cuando ocurra lo peor.

Escoja una de las siguientes opciones para hacer este mes y estar mejor preparado:

Saber qué catástrofes pueden ocurrir en su zona y decidir qué hará en caso de una catástrofe.

Es importante saber qué tipos de catástrofes pueden ocurrir donde usted está.

¿Su casa se encuentra en una zona propensa a inundaciones?

¿Usted se encuentra en una zona donde se producen terremotos?

¿Cuándo es más probable que se produzcan tornados?

Saber qué catástrofes podrían ocurrir puede ayudarlo a saber cómo estar preparado y qué hacer.

Comuníquese con la oficina de manejo de emergencias para obtener más información sobre las catástrofes de su zona.

Reúnase con su familia o los miembros de su hogar. Analicen cómo prepararse y responder a las emergencias que son propensas a ocurrir en el lugar donde viven, estudian, trabajan y juegan.

Asigne responsabilidades a cada miembro de su casa o planifiquen trabajan juntos como un equipo. Si un miembro de la familia se encuentra en el ejército, planifique cómo actuaría si este tuviera que desplegarse.

Hablar sobre las catástrofes

Hablar sobre las catástrofes puede ser alarmante, especialmente con los niños o con alguien que tiene dificultades para desempeñarse en la vida cotidiana. Sea abierto y positivo. Lo desconocido generalmente provoca más ansiedad que conocer los hechos. Escuche lo que las personas tienen para decir, descubra cómo se sienten y a qué pueden tenerle miedo. Es probable que a las personas mayores y a las personas con discapacidades les preocupe perder su independencia si tienen que pedir ayuda en caso de una catástrofe. Infórmeles acerca de las diferentes opciones para obtener ayuda y formule un plan con ellos.

Tomar medidas ahora para evitar daños en su casa en caso de una catástrofe.

Una vez que sabe qué catástrofes podrían ocurrir en su comunidad, hay muchas cosas que puede hacer para disminuir el riesgo de lesiones o daños en su propiedad. Aquí le presentamos algunas sugerencias.

Tornado: agregue una habitación a salvo de los tornados en su casa o agregue protección adicional a una habitación existente para mantener a su familia a salvo en caso de un tornado.

Huracán: coloque postigos contra huracanes.  Mantenga podados los árboles cercanos a su casa para evitar daños provocados por la caída de ramas.  Asegure los sofitos para garantizar que no faciliten la entrada de viento y agua en su casa. Asegúrese de que las puertas de entrada tengan tres bisagras y un cerrojo deslizante.

Incendio forestal: use materiales de construcción resistentes al fuego como tejas y revestimiento para exterior. Recorte las ramas y malezas que se encuentren en un radio de 30 pies (9 metros) de su casa.   Mantenga la leña al menos a 30 pies de distancia.  Consulte el programa contra incendios de la Asociación Nacional de Protección contra Incendios para obtener más ideas.

Inundación: eleve su casa por encima del nivel básico de inundación o realice modificaciones a prueba de inundaciones. Eleve sus utilidades por encima del nivel básico de inundaciones. Asegúrese de contar con una ventilación adecuada en caso de inundaciones. Utilice materiales de construcción resistentes a las inundaciones cuando construya o remodele. Realizar este tipo de cosas puede disminuir las tarifas de su seguro contra inundaciones.

Terremoto: asegure sus muebles, electrodomésticos y calefón a las paredes y pisos. Coloque pestillos de seguridad en gabinetes y puertas de armarios. Asegúrese de que sus electrodomésticos estén conectados con conexiones flexibles. Considere el uso de una cubierta de seguridad en sus ventanas o la colocación de vidrios laminados para evitar heridas provocadas por vidrios rotos.

Planificar qué hacer en caso de tener que evacuar un lugar.

Escoja dos lugares para reunir a su familia. Uno debe estar inmediatamente afuera de su casa en caso de una emergencia repentina, como un incendio. El otro debe encontrarse fuera de su vecindario, en caso de que no pueda regresar a su casa o les pidan que evacuen.

Decida adónde iría y qué ruta tomaría para llegar allí. Puede optar por ir a un hotel, quedarse con amigos o familiares en un lugar seguro o dirigirse a un refugio. Realice simulacros de evacuación en su casa. Practique cómo salir de su casa rápidamente y conducir hasta la ruta de evacuación planificada. Cuanto más practique, más seguro se sentirá si tiene que evacuar de verdad.

Planifique algo para sus mascotas.

Debido a asuntos relacionados con la salud, las mascotas no se permiten en los refugios. Arme una lista de teléfonos de hoteles y refugios donde se permite el ingreso de animales que se encuentren en su ruta de evacuación en caso de que el refugio para animales designado no se encuentre disponible. Comuníquese con la sociedad protectora o refugio de animales local para preguntar si se abrirán refugios de emergencia para animales en caso de una catástrofe.

HAGA UN PLAN- CONSIDERACIONES


A medida que se prepara, personalice sus planes y suministros en función de sus necesidades y responsabilidades específicas de la vida cotidiana. La mayoría de las personas, o todas, tienen tanto necesidades personales específicas como recursos para ayudar a otros. Usted y su familia, y otras personas a las que usted ayude o de cuya ayuda dependa deben trabajar juntos.

Al personalizar sus planes, considere trabajar con otras personas para crear redes de vecinos, parientes, amigos y compañeros de trabajo que se brindarán ayuda mutua en caso de una emergencia. Analice sus necesidades y responsabilidades, y la forma en que las personas de la red pueden colaborar entre sí, ya sea comunicando información, cuidando niños y mascotas, o ayudando con necesidades específicas, como operar equipos médicos duraderos. Cree su propia red personal para las áreas específicas en las que necesite ayuda.

FACTORES ARA TENER EN CUENTA

  • Las familias y las personas deben prepararse y personalizar sus planes en relación con sus responsabilidades y necesidades individuales. Para ello deben tener en cuenta los métodos de comunicación, los tipos de refugio y los medios de transporte que tengan disponibles. Otros factores que deben tenerse presentes son:
    • Las diferentes edades de los miembros
    • Las responsabilidades de ayudar a otras personas
    • Los lugares frecuentados
    • Las necesidades alimentarias
    • Las necesidades médicas, incluidos los medicamentos recetados y los equipos médicos
    • Las discapacidades o las necesidades funcionales y de acceso, incluidos los dispositivos y equipos
    • Los idiomas
    • Las consideraciones religiosas y culturales
    • Las mascotas o los animales de servicio

      EJERCICIO

    • Al momento de planificar para casos de emergencia, todas estas diferencias individuales hacen que sea importante que todas las familias y las personas piensen qué necesitan incluir en sus planes y en sus suministros. A continuación se incluyen algunos ejemplos de las consideraciones que deben tenerse para personalizar los planes y los suministros:
      • Las familias que tengan niños deben conocer los planes de la escuela y saber dónde permanecerá seguro el niño si los adultos de la familia necesitan refugiarse en otros lugares hasta que haya pasado el peligro inmediato.
      • Las personas sordas o con dificultades auditivas deben asegurarse de poder recibir advertencias y alertas de emergencia de un modo accesible para ellos.
      • Las personas que necesitan un transporte con acceso especial deben trabajar con sus proveedores de servicios para personas con discapacidades y con los proveedores de transporte alternativo para personas con movilidad reducida (paratránsito) a fin de preparar un plan de emergencia.
      • Es posible que las personas que no hablan inglés necesiten recibir advertencias, alertas e información sobre los planes de la comunidad en otros idiomas.
      • Las personas que no tengan un vehículo deben conocer los planes locales para el transporte público, y es posible que deban hacer preparativos para recurrir al transporte provisto por el gobierno local, organizaciones u otras entidades.
      • Las familias que tengan bebés deben planificar los alimentos y los suministros para los bebés y las madres en período de lactancia.
      • Las personas que tengan necesidades alimentarias especiales deben contar con un suministro de alimentos de emergencia suficiente para satisfacer sus necesidades.
      • Las personas que toman medicamentos deben conservar un suministro suficiente y tener copias de sus recetas.
      • Las personas que tengan animales de servicio deben trabajar con las oficinas locales para el manejo de emergencias a fin de asegurarse de que se permita el ingreso de su perro de servicio en los refugios a los que irán durante emergencias (según lo exija la ley), y deben asegurarse de que los suministros del kit del plan incluyan alimentos y demás artículos para el animal de servicio.
      • Las personas que necesiten electricidad para dispositivos médicos u otros dispositivos de asistencia deben pensar en cómo usarán dichos dispositivos en caso de un corte de electricidad. Guarde baterías o pilas de repuesto para los dispositivos pequeños (por ejemplo, audífonos, teléfonos celulares) y considere la posibilidad de obtener un generador doméstico y aprender a usarlo, y de llevar un cargador cuando salga de su hogar, especialmente cuando el corte de electricidad pueda poner en peligro la salud o la seguridad.

LESIONES RELACIONADAS CON DROGAS


LESIONES RELACIONADAS CON DROGAS

De acuerdo con el código penal, se consideran narcóticos a los estupefacientes, psicotrópicos y demás sustancias o vegetales que determine la ley de Salud, los convenios y tratados internacionales de observancia obligatoria en cada uno de los países y los que señalen las demás disposiciones legales aplicables en la materia.

En algunos casos, las lesiones relacionadas con drogas deben informarse.  Estos requisitos pueden afectar al TEM-.

Una vez más debemos estar familiarizados con los requisitos legales de cada país.

A %d blogueros les gusta esto: