Archivos diarios: 24/05/15

10 DATOS SOBRE LAS LESIONES Y VIOLENCIA SEGÚN LA OMS 2008


10 DATOS SOBRE LAS LESIONES Y VIOLENCIA SEGÚN LA OMS 2008

1.- Las lesiones debidas a la violencia, los accidentes de tráfico, las quemaduras, las caídas y los ahogamientos son la causa del 10% de las muertes y el 16% de las discapacidades que se producen cada año. Las lesiones originan decenas de millones de consultas a los servicios de urgencias y de pernoctaciones en los hospitales. En la mayoría de las sociedades, las personas de menor nivel socioeconómico corren mayor riesgo de sufrir lesiones y de que sus consecuencias sean más graves, y se benefician menos de los programas de prevención.

2.- Las muertes por homicidio, y aún más por suicidio, son mucho más numerosas que las muertes en acciones de guerra. Así, por cada muerte debida a la guerra hay tres por homicidio y cinco por suicidio. Sin embargo, la mayor parte de las acciones violentas se producen de puertas adentro y su consecuencia no es la muerte, sino años de sufrimiento físico y emocional.

3.- El 20% de las mujeres y el 10% de los hombres afirman haber sufrido abusos sexuales en la infancia, cuyos numerosos efectos en la salud pueden durar toda la vida. Entre ellos se encuentran las enfermedades de transmisión sexual, los embarazos no deseados y los problemas de salud mental, tales como el insomnio, la ansiedad o la depresión. Asimismo, las víctimas de abusos sexuales tienen mayor probabilidad de ser fumadores, alcohólicos o drogadictos, comportamientos que constituyen factores de riesgo bien conocidos de enfermedades crónicas.

4.- Los accidentes de tráfico son la primera causa de muerte en los niños y jóvenes de 10 a 24 años. Otros grupos vulnerables son los ancianos, los peatones, los ciclistas y los motociclistas. Cada año, 1,2 millones de personas mueren en accidentes de tráfico, y otros 50 millones quedan lesionados o incapacitados.

5.- Cada año mueren más de 300 000 personas de quemaduras relacionadas con el fuego. Varios millones más sufren discapacidades y desfiguraciones persistentes, que a menudo son estigmatizantes. Las quemaduras son el único tipo de lesión que mata a más mujeres que hombres. Las cocinas elevadas, los detectores de humo, los reguladores de temperatura de los calentadores de agua y la ropa infantil resistente a las llamas son medidas preventivas de eficacia demostrada.

6.- Los programas de prevención de la violencia dirigidos a los hogares con alto riesgo de maltrato infantil dan formación a los padres en materia de desarrollo infantil, métodos disciplinarios no violentos y técnicas de resolución de problemas. Sobre todo en las familias monoparentales o de bajos ingresos, la educación de los padres tiene una serie de beneficios, entre los que se encuentra la disminución del riesgo de maltrato físico de los niños.

7.- Cada US$ 1 invertido en un casco de motocicleta puede ahorrar US$ 32 en costos médicos. Se pueden salvar miles de vidas con otras intervenciones tales como el uso del cinturón de seguridad y de sistemas de retención para niños en los automóviles, el uso del casco por los niños ciclistas o el cumplimiento de las normas relativas a la limitación de la velocidad y al consumo de alcohol por los conductores. Las mejoras de la red viaria y de los servicios de emergencias in situ también pueden evitar las muertes por accidentes de tráfico y reducir la carga asistencial en centros de atención sanitaria ya sobrecargados.

8.- Los cinturones de seguridad y los sistemas de retención para niños se encuentran entre las medidas de salud pública más eficaces. El hecho de llevar puesto el cinturón cuando se produce un accidente reduce en un 40 a 65% el riesgo de salir despedido del vehículo y de sufrir lesiones graves o mortales. En caso de accidente, los niños que viajan con sistemas de retención apropiados para su edad también corren un riesgo de muerte mucho menor. Tanto los cinturones de seguridad como los dispositivos de retención para niños tienen una elevada costoeficacia.

9.- Cada año mueren de intoxicación aproximadamente 23 000 niños; varios cientos de millares más ingieren accidentalmente sustancias tóxicas o medicamentos. Los envases de sustancias tóxicas con cierres de seguridad para niños pueden salvar miles de vidas. El queroseno, los pesticidas y otros productos domésticos deben guardarse en envases especiales que los niños no puedan abrir. Los comprimidos y otros medicamentos deben guardarse fuera del alcance de los niños, en envases que no puedan abrir.

10.- Los familiares y allegados de las personas muertas por lesiones suelen padecer trastornos emocionales durante años, además de tener que hacer frente a complicados procedimientos legales y administrativos. A veces se sienten abandonados por la sociedad. El tercer domingo de noviembre de cada año se celebra un día mundial en recuerdo de las víctimas de los accidentes de tráfico, como muestra de apoyo a quienes han tenido que enfrentarse a la pérdida de un familiar o amigo.

DERECHO A REHUSAR EL TRATAMIENTO


3.10 DERECHO A REHUSAR EL TRATAMIENTO

Los adultos mentalmente competentes tienen derecho de rehusar o retirarse del tratamiento en cualquier momento.  Sin embargo, estos pacientes le presentan un dilema.  ¿Debe proporcionar cuidados contra su voluntad y arriesgarse a ser acusado de agresión? ¿Los debe dejar solos? Si lo hace, corre el riesgo de ser acusado de negligencia o abandono si el padecimiento empeora.

Si un paciente rehúsa el tratamiento o el transporte, debe asegurarse de que el paciente comprende o es informado acerca de los riesgos potenciales, beneficios, tratamientos y alternativas al tratamiento.  También debe informarle por completo las consecuencias de rechazar el tratamiento y estimularlo a hacer preguntas.  Recuerde que los adultos competentes que rehúsan a tratamientos específicos  por razones religiosas, por lo general tienen un derecho legal para hacerlo.  Documente el rechazo y obtenga la firma de un testigo, de preferencia un miembro de la familia del paciente para protegerse mas adelante.

Cuando un paciente rehúsa el tratamiento usted debe valorar si la condición mental del mismo está deteriorada.  Si el paciente que rehúsa el tratamiento esta delirante o confundido, no puede asumir que el rechazo es un rechazo informado.  En caso de duda, siempre es mejor proceder al tratamiento y auxiliarse de la presencia de testigos.  Proporcionar un tratamiento es una posición mucho más justificable que dejar de hacerlo.  No tratar a un paciente, se puede considerar negligencia no se ponga en peligro por prestar cuidados.  Utilice la asistencia de autoridades para garantizar su propia seguridad en estos casos y que además dichas autoridades policiales sean también testigos de las acciones que llevo a cabo.

También puede enfrentarse a una situación en la cual un progenitor rehúsa permitir el tratamiento de un menor enfermo o lesionado.  En esta situación, debe considerar la consecuencia emocional de la emergencia en el criterio del progenitor.  En la mayor parte de los casos, se suele resolver la situación con paciencia y persuasión calmada.  También puede necesitar la ayuda de otros como su supervisor, dirección médica o autoridades policiales.  En algunos países los proveedores de servicios de salud pueden ser requeridos legalmente a informar esas situaciones al organismo apropiado de menores.  Los TEM deben llamar a oficiales de los organismos encargados de hace cumplir la ley para documentar en forma adicional la necesidad de tratamiento y transporte.  Esto puede ser también el caso con adultos de edad avanzada, pacientes en servicios de atención, u otras instituciones de custodios de cuidados.  Los TEM-B deben estar familiarizados y adherirse a las leyes locales referentes al informe obligatorio de sospecha de abuso y/o negligencia.

Habrá ocasiones en las que no sea capaz de persuadir al paciente, guardián, custodio o progenitor de un menor un paciente mentalmente incompetente a proceder con el tratamiento.  En este caso  obtenga contacto por radio con el médico de la sala de urgencias para persuadir aún mas al paciente a buscar atención médica y documentar meno el rechazo.  Si el paciente se niega, debe obtener la firma del individuo que rechaza el tratamiento en un formulario oficial de liberación que acredita el rechazo.  La documentación adicional puede incluir una declaración del paciente, escrita por el mismo si es posible, sobre la razón por la cual no se desea cuidados prehospitalarios ni transporte.  Debe asegurarse de documentar cualquier hallazgo en la evaluación de los cuidados de urgencia que proporcionó.  También debe obtener la firma de un testigo, procure que se un oficial de los cuerpos de policía a quien se les recomienda solicitar su presencia en a escena para que tomen conocimiento de las acciones  de persuasión que se están tratando de llevar a cabo.  Mantenga el rechazo con el informe corriente y el de la atención del paciente.  Además del propio formulario de liberación, escriba una nota sobre el rechazo en el informe de atención al paciente.  Si el paciente rehúsa a firmar el formato de liberación, informe a la dirección médica y documente minuciosamente la situación de rechazo.  Informe a control médico, y siga sus protocolos locales con referencia a la situación.

A %d blogueros les gusta esto: